El portaaviones británico sale de Singapur en medio de las tensiones en el Pacífico.

El nuevo portaaviones británico partió el martes de Singapur, poniendo fin a un despliegue de casi tres meses en el Pacífico occidental.

El despliegue del mayor buque de guerra de la Royal Navy subraya la creciente complejidad geopolítica de la región, provocada en parte por el creciente asertividad china en la zona.

El HMS Queen Elizabeth, de 65.000 toneladas, había llegado a Singapur apenas 24 horas antes, tras realizar ejercicios con el ejército del país insular del sudeste asiático, en los que los cazas Lockheed-Martin F-35B Lighting II Joint Strike Fighters del portaaviones se entrenaron con los cazas F-16 de Singapur.

El portaaviones transportaba 18 F-35B en este despliegue, de los cuales ocho eran del Escuadrón 617 de la Real Fuerza Aérea y el resto eran aviones del Cuerpo de Marines de EE.UU. del Escuadrón de Ataque de Cazas de Marines o VMFA 211.

Acompañando al portaaviones en este viaje, que comenzó a finales de mayo, había un grupo de trabajo multinacional llamado Carrier Strike Group 21, o CSG21, que incluía las fragatas antisubmarinas Tipo 23 HMS Richmond (F239) y HMS Kent (F78); el destructor de misiles guiados Tipo 45 HMS Defender (D36); el RFA Fort Victoria (A387) y el RFA Tidespring (A136) de la Royal Fleet Auxiliary. También incluía el destructor estadounidense The Sullivans (DDG-68); la fragata holandesa HNLMS Evertsen (F805); y el submarino nuclear de ataque HMS Artful (S121).

El grupo llegó a la región a finales de julio, y los primeros buques del grupo de tareas entraron en el estratégico Estrecho de Malaca desde el Océano Índico el 22 de julio y se trasladaron al Mar de China Meridional al día siguiente. El portaaviones y el grueso de los buques le siguieron cuatro días después.

El grupo realizó entrenamientos con las marinas regionales durante su estancia en la región y culminó con unas maniobras navales a gran escala con seis marinas regionales en aguas al sureste de la isla japonesa de Okinawa.

En estas maniobras participaron 17 buques de las seis armadas, y también los grupos de ataque de los portaaviones George Washington y Carl Vinson de la Marina estadounidense y el portahelicópteros japonés JS Ise. Los otros países que participaron en el ejercicio fueron las armadas de Canadá, Holanda y Nueva Zelanda.

El jefe del grupo, el comodoro Steve Moorhouse, declaró a los medios de comunicación en Singapur que el despliegue “anuncia lo importante que es la región”. Añadió que el hecho de que varias naciones quisieran entrenar con el grupo demuestra que esos países “ven el mundo de la misma manera y quieren defender los mismos valores”.

Gran Bretaña seguirá teniendo presencia naval en la región tras la salida del grupo. Otro destructor Tipo 45 de la Royal Navy, el HMS Diamond, ha llegado a la región y está participando en el ejercicio Bersama Gold del Acuerdo de Defensa de las Cinco Potencias o FPDA con las fuerzas de Australia, Malasia, Nueva Zelanda y Singapur.

El acuerdo prevé que los cinco países miembros se consulten mutuamente sobre las medidas adoptadas por separado o conjuntamente en respuesta a cualquier ataque o amenaza de ataque a Malasia o Singapur, con ejercicios militares regulares.

Otros dos buques de la Royal Navy, los patrulleros de altura de clase River HMS Tamar y HMS Spey, se encuentran en San Diego tras haber cruzado el Canal de Panamá de camino al Indo-Pacífico, donde se espera que pasen gran parte de los próximos cinco años.

Mike Yeo

3 thoughts on “El portaaviones británico sale de Singapur en medio de las tensiones en el Pacífico.

  • el 14 octubre, 2021 a las 16:49
    Permalink

    Los british han dicho: “Bueno, ya que nos hemos gastado lo que no tenemos en construir estos barcos, vamos a sacarlos de paseo para que parezca que somos algo en el mundo como antaño”. Pero sólo son eso, barcos para posar. Un poco caro el caprichito.

    Respuesta
    • el 15 octubre, 2021 a las 05:55
      Permalink

      No se si conoces realmente bien a los ‘perfidoAlbiones’; su voluntad, arrogancia, maneras, intereses, etc.
      Convivir con ellos, y mas aun con sus elites -la gente que decide-, y no solo con los lugareños en un pub, es bastante instructivo.
      Esta gente ya ha dicho que no quiere permitir que los chinos hagan lo que les de la gana en el sureste asiático, sobre todo en las rutas marítimas y aéreas comerciales… ellos ya saben que no pueden oponerse a China por si solos, pero también saben lo que quieren (yo creo que los españoles no saben ni esto ultimo).

      Respuesta
  • el 15 octubre, 2021 a las 01:22
    Permalink

    Los portaaviones en si son potentes, a lo que no le encuentro sentido es a finiquitar los Harriers y optar en su momento por no priorizar la capacidad de embarcar el entonces futuro Eurofighter Typhoon, para terminar construyendo dos pedazo plataformas con vistas a operar el F35.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.