El próximo gobierno de Alemania: ¿se deshará de las bombas nucleares estadounidenses?

Los aliados de la OTAN analizarán las políticas del próximo gobierno federal de Alemania en busca de un detalle crucial: ¿Seguirá Berlín formando parte del acuerdo de reparto nuclear de la OTAN?

¿O abandonará el acuerdo y pedirá a Estados Unidos que retire sus bombas nucleares de suelo alemán?

Aunque esa medida podría ser popular entre algunos alemanes, revelaría una fisura dentro de la OTAN en un momento en que las relaciones de la alianza con Rusia están en su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría.

¿QUÉ ES EL REPARTO NUCLEAR DE LA OTAN?

Como parte de la disuasión de la OTAN, Estados Unidos ha desplegado armas nucleares en Bélgica, Alemania, Italia, los Países Bajos y Turquía, todos ellos aliados de la OTAN que no tienen sus propias armas nucleares. En caso de conflicto, las fuerzas aéreas de estos países están destinadas a transportar las bombas nucleares estadounidenses.

¿CUÁL ES EXACTAMENTE EL PAPEL DE ALEMANIA?

Se calcula que unas 20 bombas nucleares estadounidenses están almacenadas en la base aérea alemana de Buechel, en una zona remota del estado de Renania-Palatinado. La base también alberga un escuadrón de aviones de combate Tornado de las fuerzas aéreas alemanas, los únicos aviones alemanes equipados para transportar las bombas nucleares.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA DE LOS CAZAS TORNADO?

Las fuerzas aéreas alemanas llevan volando los aviones Tornado desde la década de 1980, y cada vez es más caro mantenerlos y difícil encontrar piezas de repuesto para mantener el avión en el aire. El Ministerio de Defensa alemán tiene previsto retirar el avión entre 2025 y 2030. Si Berlín no adquiere nuevos aviones equipados para transportar armas nucleares estadounidenses, Alemania simplemente dejará de compartir las armas nucleares cuando el último Tornado se jubile alrededor de 2030.

¿QUÉ CAMBIOS PUEDE TRAER EL NUEVO GOBIERNO ALEMÁN?

En la primavera de 2020, la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, miembro de los conservadores de la canciller Angela Merkel, propuso sustituir los aviones Tornado de Buechel por F-18 fabricados por Boeing, pero la decisión se retrasó posteriormente hasta 2022.

Ahora, el probable nuevo gobierno alemán estará dirigido por los socialdemócratas, un partido que cuenta con algunos legisladores a los que les gustaría deshacerse de las armas nucleares estadounidenses en suelo alemán. Los Verdes, que se espera que formen parte de la coalición, también tienen algunos legisladores que adoptan esa opinión.

¿QUÉ PASA SI ALEMANIA ABANDONA EL REPARTO NUCLEAR?

“Cuento con que Alemania seguirá comprometida con el reparto nuclear de la OTAN. Es nuestra máxima garantía de seguridad”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una visita a Berlín la semana pasada.

El reparto nuclear también da a un país como Alemania un asiento en la mesa superior, en forma de Grupo de Planificación Nuclear de la OTAN, donde se discuten las cuestiones relevantes en la alianza.

“Alemania puede, por supuesto, decidir si habrá armas nucleares en (su) país, pero la alternativa es que fácilmente acabemos con armas nucleares en otros países de Europa, también al este de Alemania”, dijo Stoltenberg.

Si la OTAN decidiera trasladar las armas nucleares de Estados Unidos a Polonia, por ejemplo, eso se vería probablemente como un paso para enfadar a Moscú al acercarlas a la frontera rusa.

Reuters

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.