España prorroga un año el convenio militar con Estados Unidos ante la llegada de Biden a la Casa Blanca.

El próximo 21 de mayo, después de ocho años de vigencia, vence el convenio de defensa con Washington que regula la presencia de las tropas estadounidenses en las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla). Sin embargo, el Gobierno español ya tiene decidido prorrogarlo por un año, para dar tiempo a que la nueva Administración demócrata, presidida por Joe Biden, se forme y defina sus líneas políticas. La revisión del convenio militar será a lo largo de 2021 una importante baza en la renegociación de unas relaciones bilaterales en las que España aspira a mejorar su situación comercial.

Washington exigió y logró en 2011 que la nueva prórroga del convenio militar con España tuviera una vigencia de ocho años. Se trataba de garantizar la estabilidad jurídica ante el acordado despliegue en la base naval de Rota de cuatro destructores de la clase Arleigh Burke, con 1.200 militares y 100 civiles. Aunque el pacto se negoció con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, la reforma del tratado que le sirvió de paraguas entró en vigor el 21 de mayo de 2013, ya con Mariano Rajoy en La Moncloa, por lo que expirará el 21 de mayo del año que viene. 

No obstante, el artículo 69 del convenio prevé que, si ninguna de las dos partes comunicara por escrito con seis meses de antelación (es decir, antes del próximo día 21) su intención de denunciarlo, este se prorrogará automáticamente por el plazo de un año.

Con la prórroga por un año del actual convenio se ha querido dar tiempo a la Administración Biden para que defina sus políticas. El nuevo inquilino de la Casa Blanca tomará posesión el 20 de enero y, a partir de ahí, tendrá que formar sus equipos teniendo en cuenta que una de las últimas decisiones de Trump ha sido descabezar el Pentágono, cesando al secretario de Defensa Mark Esper. En esas condiciones no hay tiempo material para que Madrid y Washington negocien un nuevo convenio militar antes del 21 de mayo.

Pese a que las relaciones políticas entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el de Donald Trump han sido casi inexistentes (el actual presidente español no ha sido invitado a la Casa Blanca en los más de dos años que lleva en el cargo), las militares no se han deteriorado.

La llegada de los cuatro destructores a Rota se justificó como una aportación al escudo antimisiles de la OTAN, pero lo cierto es que estos buques han tenido libertad para realizar otras misiones, incluida su participación en el ataque con misiles contra una base del régimen sirio en 2017 en represalia por el empleo de armas químicas.

El Gobierno español dio su visto bueno a la petición del Pentágono de sustituir sus cuatro destructores de Rota por otros más modernos, acompañados de un escuadrón de helicópteros de ataque. El primero de los nuevos buques, que refuerzan las capacidades de la Sexta Flota, el USS Roosevelt, llegó a la base gaditana en mayo pasado y se espera que los otros tres lo hagan escalonadamente hasta 2022.

El Departamento de Defensa también trasladó al Gobierno español su deseo de aumentar con otros dos buques (y 600 marinos) el escuadrón de Rota, para ahorrarse la travesía del Atlántico en sus despliegues por el Mediterráneo oriental, el mar Negro o, como sucedió durante la pasada primavera, el mar de Barents, en el Círculo Polar Ártico.

A diferencia del relevo de los destructores, esta petición sí obligaba a modificar el convenio, que para España tiene categoría de tratado internacional y requiere la aprobación del Parlamento. Por ello el Gobierno dio largas a la espera de que se despejara el panorama político.

Además, en septiembre pasado, The Washington Post citaba la base gaditana como una de las posibles alternativas para reubicar el cuartel general del Mando para África (Africom) de EE UU si se optaba finalmente por sacarlo de Stuttgart (Alemania). Fuentes de Defensa aseguran que el Pentágono nunca lo planteó en conversaciones formales o informales. En todo caso, esa posibilidad se encuadraba en la decisión de Trump de retirar casi 12.000 soldados de Alemania por sus discrepancias con Merkel, por lo que está por ver si Biden la mantendrá.

El año de prórroga del convenio servirá para conocer cuáles son las intenciones sobre Rota de la nueva Administración. Tampoco el Gobierno tenía otra alternativa pues, de haber llegado al 22 de mayo sin un convenio en vigor, se habría iniciado el plazo de un año para que EE UU retirase sus tropas de España, lo que habría tenido consecuencias económicas muy graves en el entorno de las dos bases.

El Gobierno es consciente de que la vertiente militar y de seguridad es la que más interesa a Washington de España, aunque no sea así a la inversa. La renegociación del convenio puede ser una buena baza en un momento en el que habrá que redefinir la relación bilateral. No se espera que la nueva Administración elimine de la noche a la mañana los aranceles impuestos por Trump a productos españoles como la aceituna, el aceite o el vino, una negociación que corresponde en todo caso a la Comisión Europea.

Fuentes diplomáticas estiman que sí hay margen de maniobra en algunos temas, como la imposición a empresarios españoles de sanciones derivadas de la aplicación de la ley Helms-Burton sobre el embargo comercial a Cuba. La política hacia América Latina (en particular, Cuba y Venezuela) es uno de los capítulos donde España espera abrir un diálogo que ha sido imposible con la Administración Trump.

Miguel González

14 thoughts on “España prorroga un año el convenio militar con Estados Unidos ante la llegada de Biden a la Casa Blanca.

  • el 11 noviembre, 2020 a las 18:49
    Permalink

    No me gusta que haya tropas extranjeras en nuestro país. Los useños deben irse de España y Europa y si quieren estar en Rota sólo cabe una negociación, que presionen convincentemente a los bastardos ingleses para descolonizar el Peñón de Gibraltar y devolver su legítima soberanía a España.

    Respuesta
  • el 11 noviembre, 2020 a las 20:03
    Permalink

    Mas bases americanas no solo en España sino en Polonia Rumania..y toda la Europa del este, a mantener a raya el expansionismo hambreador y criminal ruso.

    Respuesta
  • el 11 noviembre, 2020 a las 20:05
    Permalink

    Mas puestos de trabajo en un tiempo que ni el turismo nos va a salvar por la mala politica de Sanchez.

    Respuesta
  • el 11 noviembre, 2020 a las 20:14
    Permalink

    Antes de que se vayan a Marruecos que se queden que nos conviene y mucho!

    Respuesta
    • el 12 noviembre, 2020 a las 17:58
      Permalink

      Tienen una paranoia con Marruecos terrible!!

      Respuesta
  • el 11 noviembre, 2020 a las 20:36
    Permalink

    Se veia venir, ademas Biden es socialista al igual que los del gobierno.

    Respuesta
    • el 11 noviembre, 2020 a las 22:34
      Permalink

      Biden no es socialista en USA existe la centro-derecha y la derecha. Los convenios de las bases se hicieron hace mucho esto es un solo formalismo.Los aranceles se estan arreglando de forma bilateral como han hecho los franceses, asi que nos conviene.

      Respuesta
    • el 14 noviembre, 2020 a las 00:06
      Permalink

      Biden socialista?, me temo que eso es lo que quieren algunos que creamos, no, Biden es mas de derechas que el PP; en USA solo existe la derecha, nada de centro-derecha como te dicen arriba, y los republicanos que estan todavia mas a la derecha.

      Respuesta
  • el 11 noviembre, 2020 a las 21:19
    Permalink

    Tener unas bases americanas solo
    ,para tener a raya a los moros con perejil ,me parece erróneo,si USA quiere tener unas bases estratégicas que las paguen , si es cuestión económica que las bases sirvan para qué los chinos y los Rusos reposten y paguen por los servicios.

    Respuesta
    • el 12 noviembre, 2020 a las 21:54
      Permalink

      Puestos de trabajo asegurados, ni siquiera los alemanes quieren que se muevan las bases de Alemania hacia Polonia, Con Biden quiza se arregle el entuerto que dejo Trump.

      Respuesta
  • el 12 noviembre, 2020 a las 17:00
    Permalink

    Eso de la economía de la zona son las consignas propagandísticas pagadas por los useños a los medios de desinformación de la zona para crear ambiente propicio y atraer voluntades. Es lo mismo que hacen los bastardos ingleses en la Línea de la Concepción y el Campo de Gibraltar con el Peñón. Abducen a incautos e ignorantes con las bondades y beneficios de tenerles a ellos por allí. Es todo propaganda, porque ni son un revulsivo económico, ni son buenos para España, al contrario, ellos solo están a lo de ellos, a sus propios intereses, aprovechándose de la débil y atolondrada España, que le deja hacer y deshacer su antojo. Somos patéticos.

    Respuesta
    • el 12 noviembre, 2020 a las 19:08
      Permalink

      Bueno David , tampoco te pongas así . Ten en cuenta que alguien tiene que seguir echándole de comer a los monos y cómo después de 2 siglos sólo entiénden inglés ….

      Respuesta
  • el 12 noviembre, 2020 a las 22:41
    Permalink

    Pues en Gibraltar nadie quiere volver al redil, por lo que me temo que así será por los siglos de los siglos.
    Como debe ser: hay que respetar la voluntad de los ciudadanos honrados.

    Respuesta
  • el 13 noviembre, 2020 a las 21:31
    Permalink

    De verdad te crees esas estupideces que rebuznas Alfonso, los colonos son especie invasora, por Dios, los descendientes de los verdaderos llanitos están en San Roque y dispersados por todo el territorio. El Peñón sólo ha traído a vagos y maleantes a la zona, es un paraíso fiscal de delincuentes y fuente de criminalidad en el culo de Europa. El Peñón es tierra ocupada y que tiene que ser liberada. Punto pelota. Vete a otro con ese hueso, demagogo bolivariano antiespañol, se siempre llamados traidores.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.