Estados Unidos detiene los planes para sacar 12.000 soldados de Alemania.

Estados Unidos ha dejado en suspenso el traslado de casi 12.000 tropas fuera de Alemania, parando la iniciativa propuesta por la administración Trump, mientras el Pentágono la revisa en todas sus consecuencias, ha dicho esta tarde el máximo general estadounidense en Europa.

El plan, que preveía la reubicación del Mando Europeo de Estados Unidos de Stuttgart a Bélgica, el regreso del 2º Regimiento de Caballería con sede en Vilseck (Alemania) a Estados Unidos y una serie de otros movimientos, habría sido uno de los mayores reposicionamientos de fuerzas en Europa en décadas.

“En este mismo momento, cada una de esas opciones, están todas en suspenso. Todas ellas serán reexaminadas desde el principio hasta el final”, ha dicho a los periodistas el general Tod Wolters, del Mando Europeo de Estados Unidos.

El Secretario de Defensa, Lloyd Austin, ha iniciado “una revisión muy exhaustiva” de la propuesta de reducción, que fue anunciada en el mes de julio por su predecesor, Mark Esper, ha explicado Wolters.

El entonces presidente Donald Trump había ordenado al Pentágono que presentara un plan para reducir la presencia militar estadounidense en Alemania, diciendo que había demasiadas tropas americanas en el país, del que dijo repetidamente que no estaba invirtiendo lo suficiente en su propia defensa.

En un momento dado, Trump dijo que Alemania era “morosa” en sus contribuciones financieras a la OTAN.  También dijo que el país se beneficiaba económicamente de tener las fuerzas estadounidenses en el país.

Alrededor de 34.000 soldados se encuentran estacionados en Alemania, con muchos de ellos centrados en misiones en otras partes de Europa, como la mejora de la seguridad a lo largo del flanco oriental de la OTAN, o la ampliación del alcance de los militares estadounidenses en Oriente Medio y África.

Cuando se anunció por primera vez la propuesta de reducción, Esper y Wolters dijeron que sacar las tropas de Alemania y trasladarlas a otros lugares mejoraría la seguridad en el continente.

Pero los críticos del plan, incluido un amplio grupo bipartidista de legisladores estadounidenses, cuestionaron cómo la reducción de las fuerzas mejoraría los esfuerzos para disuadir la agresión rusa en el continente, uno de los temas principales de la alianza de la OTAN desde la anexión de la península de Crimea en 2014 y la invasión del este de Ucrania.

La posibilidad de retirar miles de tropas estadounidenses sacudió a los numerosos pueblos y ciudades de Alemania que las albergan.

Hans-Martin Schertl, el alcalde de Vilseck, en Baviera, calificó de “amarga pérdida” la propuesta de retirada, que habría sacado a 4.500 soldados de la ciudad de apenas 6.400 habitantes.” Vilseck necesitaría el apoyo del gobierno estatal y federal para sobrevivir, aseguró el alcalde.

El alcalde de Stuttgart, Fritz Kuhn, calificó en julio los recortes de tropas propuestos de “acción punitiva contra un aliado” que “ponía patas arriba décadas de estrecha cooperación” entre Alemania y Estados Unidos.

Wolters no ha dicho cuándo se espera que Austin concluya su revisión. Pero cuando esté terminada, dijo, “volveremos a la mesa de dibujo”.

Marcus Kloeckner

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com