Estados Unidos incauta misiles y sanciona a 11 empresas por acuerdos petroleros con Irán.

Funcionarios de Estados Unidos revelaron ayer jueves que habían incautado misiles iraníes con destino a Yemen y vendido 1,1 millones de barriles de petróleo iraní previamente incautado con destino a Venezuela.

La apertura de las denuncias de decomiso por parte del Departamento de Justicia de EE.UU. se produjo el mismo día en que los departamentos de Estado y del Tesoro de EE.UU. anunciaron sanciones a un total de 11 empresas y personas por su presunta participación en la venta y compra de productos petroquímicos iraníes.

Cuando sólo faltan cinco días para las elecciones presidenciales de EE.UU. del 3 de noviembre, la administración del presidente Donald Trump está reforzando su letanía de sanciones destinadas a aislar a Irán de la economía mundial, lo que hace más difícil que una posible administración Biden se relaje. El anuncio también se produce en medio de las acusaciones de la comunidad de inteligencia de EE.UU. de que los hackers iraníes trataron de amenazar a los votantes de EE.UU. con correos electrónicos falsos.

El 9 de febrero las autoridades estadounidenses incautaron misiles tierra-aire tipo,”358″ y misiles antitanque “Dhelaveih”.

Las sanciones generalmente congelan cualquier activo estadounidense que las empresas puedan tener y prohíben a las empresas e individuos estadounidenses hacer negocios con ellos.

“El régimen iraní se beneficia de una red global de entidades que facilitan el sector petroquímico iraní”, dijo el secretario del Tesoro de EE.UU. Steven Mnuchin en un comunicado de prensa el jueves. “Estados Unidos siguen comprometido en apuntar a cualquier fuente de ingresos que el régimen iraní utilice para financiar grupos terroristas y oprimir al pueblo iraní”.

Las entidades sancionadas por el Departamento del Tesoro de EE.UU. incluyen las empresas iraníes Morvarid Petrochemical Company y Arya Sasol Polymer Company, la empresa de Singapur Jiaxiang Energy Holding Pte Ltd y las empresas chinas Binrin Limited, Elfo Energy Holding Limited, Glory Advanced Limited, Jane Shang Co Limited y Sibshur Limited.

Estas compañías son las últimas firmas sancionadas por sus tratos con Triliance, contra las cuales los EE.UU. anunciaron por primera vez sanciones en enero.

Los casos civiles de confiscación del Departamento de Justicia se refieren a supuestos planes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para enviar secretamente armas a Yemen y combustible a Venezuela.

El Fiscal General Adjunto de la División de Seguridad Nacional, John Demers, dijo que el gobierno de EE.UU. había vendido 1,1 millones de barriles de combustible iraní destinado a Venezuela, los cuales habían sido confiscados a principios de este año.

Según la denuncia, el combustible se originó en empresas vinculadas al IRGC, y los transportistas tomaron medidas para enmascarar la propiedad. Los dos buques que transportaban el combustible, el Euroforce, con pabellón de Liberia, y el Maersk Progress, con pabellón de Singapur, se habían esforzado por descargar y cambiaron de rumbo varias veces en las últimas semanas.

Reuters

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com