Francia, Alemania y España forman un nuevo grupo de trabajo para el sistema europeo de defensa aérea FCAS.

Los primeros vuelos de prueba del prototipo están programados para 2026, un paso esencial para el establecimiento de un sistema de cooperación de defensa europea. El proyecto FCAS es una asociación entre Francia, España y Alemania.

El pasado jueves 7 de mayo, el general Philippe Lavigne, el general Javier Salto y el general Ingo Gerhartz, jefes de estado mayor de las fuerzas aéreas francesas, españolas y alemanas, se reunieron por videoconferencia para analizar el progreso de la asociación del Système de combat aérien du future FCAS  (Futuro Sistema de Combate Aéreo).

Desde septiembre de 2019, los tres jefes de estado mayor han de celebrar reuniones periódicas para el futuro sistema; fuentes de las fuerzas aéreas francesas indican que la semana pasada las partes acordaron el procedimiento de selección del prototipo. Según la Fuerza Aérea Francesa, el estudio conceptual debe ser presentado a mediados de 2021. Los tres jefes de estado mayor desean respetar el objetivo de un primer vuelo del prototipo del avión de combate de “nueva generación” para 2026.

En la reunión de la semana pasada, los tres jefes de estado mayor también acordaron un entendimiento común de las necesidades de conectividad del combate aéreo conjunto. Los tres socios deberán trabajar en el proyecto durante las dos próximas décadas, antes de la entrada en servicio del sistema aéreo de nueva generación para el 2040.

Para ello, los estados formaron un grupo de trabajo trilateral dedicado al objetivo. Su tarea principal será decidir el momento de ajuste del programa nacional, para integrar las necesidades de conectividad antes de la finalización del FCAS sin problemas.

El 20 de febrero de 2020, Florence Parly, Ministra de las Fuerzas Armadas de Francia, Annegret Kramp-Karrenbauer, Ministra de Defensa de la República Federal de Alemania y Ángel Olivares Ramírez, Secretario de Estado del Ministerio de Defensa del Reino de España, firmaron el contrato del prototipo de avión de combate, la primera etapa del FCAS (Future Air Combat System).

Francia y Alemania estudiaron el proyecto en 2019, y más tarde España se unió a él. El objetivo de los tres estados es equipar a sus respectivos ejércitos con un sistema de combate aéreo de nueva generación. El nuevo sistema de combate incluirá además del caza, drones de apoyo y “el sistema de sistemas” que conectará todos los medios de vuelo y permitirá su interacción.

El proyecto FCAS tiene como objetivo resolver una necesidad militar compartida. Sin embargo, en opinión de los tres socios, el nuevo caza europeo también será un detonante para la integración de las fuerzas aéreas europeas.

Valerie Tricarico

15 comentarios en “Francia, Alemania y España forman un nuevo grupo de trabajo para el sistema europeo de defensa aérea FCAS.

  • el 14 mayo, 2020 a las 20:06
    Permalink

    Es muy importante la autosuficiencia armamentística. Sería un gravísimo error comprar cazas americanos o cualquier arma sensible para la defensa. No solo por el obvio motivo económico y laboral, también por la propia guerra que es, en definitiva, su razón de ser.

    Respuesta
    • el 14 mayo, 2020 a las 22:03
      Permalink

      Excelente comentario, las alianzas se están licuando, la dependencia evidentemente es contraproducente

      Respuesta
  • el 15 mayo, 2020 a las 00:32
    Permalink

    Espero que sigamos por este camino. España no tiene capacidad industrial para ser autosuficiente, pero la colaboración internacional, especialmente con otros países europeos, nos permitirá acercarnos a esa meta. Depender de ciertos países puede implicar que, llegado el momento, no tengamos permiso para usar algún material (como ya ha pasado).

    Respuesta
    • el 15 mayo, 2020 a las 18:24
      Permalink

      No tiene capacidad?. Capacidad hay de sobra, lo que no hay es dinero. Los miles de millones en subvenciones inviértelos en Defensa y luego me hablas de si hay o no hay capacidad.

      Respuesta
      • el 16 mayo, 2020 a las 00:53
        Permalink

        Pues no. Me reitero en que España no tiene capacidad industrial ni experiencia para diseñar y fabricar, por ejemplo, un avión como el Eurofighter. La mejor opción es participar en algún programa internacional como el FCAS. Igual no tendremos mucho peso, pero menos tendremos si no participamos. Por cierto, cuando se lanzó el programa EF-2000, precursor del Eurofighter, muchos agoreros tampoco daban un duro por él. Y, sin embargo, para España ha supuesto un salto tecnológico, militar y económico como nunca hemos tenido.

        Respuesta
      • el 16 mayo, 2020 a las 01:06
        Permalink

        Buena idea. Podemos invertir los miles de millones de subvenciones y lo miles de millones de educación y los miles de millones de sanidad y los miles de millones de …. Y aún así hasta dentro de varias décadas no seríamos capaces de diseñar y fabricar un sistema de armas en su totalidad …. Suponiendo que quedara alguien vivo y no se hubiera muerto de hambre o enfermedad y supiera hacer algo más que una o con un canuto.

        Respuesta
  • el 15 mayo, 2020 a las 05:40
    Permalink

    No tanta independencia, estamos con franceses y alemanes que serán los que decidan el meollo del desarrollo, la principal ventaja es que podremos meter mano algo, un poquito en el proyecto, tampoco demasiado, creo que es una muy buena decisión.

    Respuesta
    • el 15 mayo, 2020 a las 18:22
      Permalink

      Indra en el radar, ITP en el motor…lo principal de un avión lo metemos mano en el eurofighter. Una cosa muy distinta es la capacidad real que tenemos.

      Respuesta
  • el 15 mayo, 2020 a las 18:23
    Permalink

    Cooperacion destinada al fracaso, pero de todas formas una buena iniciativa, una idea que va a gustar sin duda a los estadounidenses, cansados de costear la defensa europea.

    Respuesta
    • el 16 mayo, 2020 a las 01:15
      Permalink

      Solo será un fracaso (y parcial) si no se unen los distintos programas que actualmente hay en marcha en Europa. Y espero que no sea así, aunque a ti te guste. No te equivoques, a Estados Unidos le revientan estos programas europeos. Lo que les gustaría es que todos compraran (o compráramos) F-35. Por cierto, los USA no son monjitas de la caridad y saben que defender a Europa es defenderse a si mismos.

      Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 04:10
    Permalink

    De ninguna manera EEUU puede estar “cansado de costear la defensa europea”, cuando su industria de defensa ha estado ganando miles de millones de dólares anuales equipando las FFAA europeas y luego reemplazando los sistemas a medida que se volvían obsoletos con el paso del tiempo o realizando actualizaciones dé los mismos, o también participando de programas tecnológicos europeos. El F-35 no hubiera visto luz de no ser por sus socios europeos, que en gran medida debían reemplazar sus fenecidos F-16, que en su momento reemplazaron a los F-104, que habían reemplazado a los F-86 y F-84… Los SAM Patriot reemplazaron a los I HAWK y Nike-Hércules, y un largo etcétera.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 04:44
    Permalink

    EEUU preferiría que un programa tan avanzado como el FCAS jamás viera la luz y menos aún que se convirtiera en alternativa a las ofertas norteamericanas para muchos países europeos y foráneos. Hay que tener en cuenta que FCAS no es un avión de combate sino un componente, aunque esencial, de un sistema de combate aéreo mucho más amplio, que incluye interconectividad total, posibilitada por una red de satélites que va a implicar indefectiblemente involucrar, definitivamente al espacio en un escenario de guerra. Es un sistema realmente avanzado y colocaría a Europa en un nivel de capacidades e independencia tecnológica de EEUU como nunca lo tuvo. Esto no significa autarquía tecnológica, sino capacidad de cooperación en un mismo nivel. EEUU y Europa están en algunos aspectos absolutamente fusionados y son replicantes, de tal manera que nunca serán verdaderos adversarios, aunque la superioridad que detenta EEUU podría verse reducido en el futuro a niveles más estrechos.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 05:27
    Permalink

    Si Europa (liderada por Francia y España) logra este cometido, colocaría a España en lugar privilegiado de gran jugador tecnológico y abriría las puertas para futuras evoluciones, con un mayor porcentaje participativo. Este programa, de evolucionar positivamente, a pesar del bajo nivel participativo será la bisagra entre la España tecnológica aeroespacial actual y la del futuro.

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 05:38
    Permalink

    A pesar de algunos elementos contaminantes, como el chauvinismo político alemán y los aires de superioridad manifiesta francesa, tan molestos para el conjunto y en especial para España, es evidente el entusiasmo y el optimismo de sus actores para llevar adelante este proyecto. Hay algunas dudas acerca de su financiación y a largo plazo podría resultar contraproducente que simultáneamente coexistan dos sistemas avanzados europeos, como el FCAS y el Tempest liderado por BAE Systems. En algún punto podrían colisionar y retrasar ambos sistemas y obligar a la anulación de uno de ellos o en el peor de los escenarios, que se anulen mutuamente. Lo ideal sería que ambos sistemas a partir de cierto nivel pudieran cooperar o fusionarse, por ejemplo quedando el FCAS como sistema europeo y el Tempest para el mercado externo. Esto implicaría que los países del FCAS encuentren la manera de mantener los intereses británicos y éstos negociar el liderazgo que seguramente sostener; algo que hoy pareciera utópico, con Gran Bretaña inmersa en el Brexit y altamente asociada con la industria estadounidense.

    Respuesta
  • el 6 junio, 2020 a las 02:19
    Permalink

    La independencia tecnológica a través de la industria de defensa es algo innegociable y ” natural ” en la evolución y supervivencia de cualquiér país que se precie , ya sea en solitario ( su capacidad y/o poder se lo permíta ) o en colaboración con otros ( cuándo su capacidad/poder se lo impida ) y además , desgraciadamente , esta característica suele ser determinante y vital a la hora de afrontar crisis de naturaleza bélica , de ahí su importancia suprema .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com