Israel continúa el desarrollo de nuevos tanques de combustible externos para sus aviones F-35I Adir.

Un periódico local israelí ha informado que el desarrollo de los tanques de combustible externos para el F-35 sigue en marcha y que posiblemente se completará en dos años.

No es ningún secreto que la Fuerza Aérea israelí considera que la autonomía de combate es uno de los factores más importantes a la hora de adoptar un nuevo avión de caza y que, por ello, fue el primer operador que solicitó depósitos de combustible externos para el F-35 Lightning II o, más concretamente, para el F-35I Adir personalizado. Los primeros estudios para nuevos tanques de combustible comenzaron al menos durante la fase de diseño y desarrollo del sistema (SDD) del avión de 5ª generación, pero después de 2019 no surgió nada nuevo, al menos en línea. Hasta que, hace unos días, el sitio web de noticias israelí Walla informó que el desarrollo seguía en marcha.

Según Walla, el Centro de Pruebas de Vuelo (FTC) de la Fuerza Aérea israelí en la base aérea de Tel-Nof está desarrollando los tanques de caída externos que ayudarán al Adir a completar misiones de largo alcance sobre objetivos del “tercer círculo”, como un hipotético ataque contra objetivos iraníes, sin necesidad de reabastecimiento aéreo, al tiempo que permite un mayor tiempo en estación (TOS) sobre los objetivos. El informe menciona también un progreso significativo en la integración de misiles de fabricación israelí en el F-35I.

Pero qué es el tercer círculo: “El “tercer círculo” se refiere a los tres niveles de amenazas directas a las que se enfrenta Israel, el primero son los pequeños grupos terroristas en las fronteras de Israel, como Hamás; el segundo son las amenazas más grandes, como el ejército sirio y Hezbolá; y el tercero son los países que no comparten frontera con Israel, como Irán e Irak.”

El desarrollo del nuevo tanque de combustible es el resultado de la colaboración del Ministerio de Defensa de Israel, la Fuerza Aérea y las industrias de defensa, que tiene como objetivo mejorar las capacidades estratégicas de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) contra los países del “tercer círculo”. Este proceso es bastante delicado, ya que los nuevos tanques de combustible externos deben no degradar demasiado la baja observabilidad del F-35 y esto se consigue principalmente a través de la forma y los materiales elegidos.

Además, un tanque desmontable debería incluir algunas medidas para mitigar los efectos que los puntos de fijación de su pilón tendrían sobre la baja observabilidad, después de que los tanques se desprendan una vez vaciados antes de alcanzar el objetivo. De hecho, aunque los tanques y sus pilones sean arrojados, los puntos de sujeción y los conductos de combustible no estarían cubiertos por ningún material absorbente de radares (RAM) y posiblemente expondrían al Adir a reflejos de radar no deseados.

Las fuentes de las FDI mencionadas por Walla en su informe dijeron que el proceso de desarrollo y producción de los nuevos depósitos de combustible externos para el F-35I Adir no superará los dos años. Los primeros informes sobre la planificación en curso y el proceso de desarrollo inicial fueron publicados por Aviation Week en 2019, cuando Israel Aerospace Industries (IAI) y Cyclone, una subsidiaria de Elbit Systems, completaron los estudios de diseño inicial tanto en un diseño de tanque de combustible conformado (CFT) como en un tanque de caída de 600 galones, respectivamente.

El F-35A, a partir del cual se desarrolló el F-35I, tiene una capacidad interna del tanque de combustible de algo menos de 18.500 libras (8.391 litros, la cantidad exacta varía según la fuente) y un alcance no clasificado y un radio de combate superior a 1.187 millas náuticas (2.200 km) y 594 millas náuticas (1.100 km), respectivamente. El combustible está contenido en varios tanques dentro de las alas y el fuselaje para preservar el perfil de sigilo. Con los dos depósitos de 600 galones bajo las alas, el F-35I aumentaría su capacidad total de combustible en aproximadamente un 40%, ya que cada depósito añadiría unas 4.000 libras de combustible para un total de más de 26.500 libras.

Se desconoce la forma que tendrán los nuevos depósitos de combustible externos. Durante la fase de SDD, se esperaba que el F-35 utilizara los tanques estándar de 480 galones de la Marina de Estados Unidos, ya operativos en el F/A-18. Sin embargo, las pruebas en el túnel de viento demostraron que los tanques estándar crearían condiciones peligrosas de liberación del depósito, con la posibilidad de que las armas liberadas golpearan el avión. Gracias al uso intensivo de modelos de Dinámica de Fluidos Computacional (CFD), se probaron diferentes diseños y finalmente se aprobó un tanque de 426 galones con forma de avión más seguro para el F-35, pero no llegó a la fase de producción.

Un F-35I Adir rodando antes de una misión de entrenamiento nocturna.

Según algunas fuentes, la Fuerza Aérea israelí preguntó si era posible adaptar los tanques de combustible externos de 600 galones del F-22 Raptor para que los utilizara también el F-35. Y aquí viene de nuevo el problema de la forma: el F-22 utiliza los tanques de caída sólo para vuelos de transbordo o vuelos sin armamento externo aire-tierra (que se lleva sólo internamente); si el F-35 Adir fuera a utilizar sólo los tanques de caída, sin armas externas, los tanques de caída del Raptor podrían ser viables, pero si los israelíes quieren utilizar también los tanques de combustible con el Adir para misiones de combate o en “modo bestia” y con armas externas pesadas, podría ser necesario un rediseño de los tanques, como ocurrió durante el SDD.

Si los tanques de combustible de 600 galones llegan a ser operativos con el Adir, las FDI tendrían la capacidad de utilizar el F-35 en ataques de largo alcance contra Irán de forma similar a la famosa Operación Ópera, con aviones cargados de peso que parten de Israel completamente llenos de combustible y sueltan los tanques externos una vez vacíos, llegando al objetivo con un avión limpio y una degradación mínima de la baja observabilidad. Además, esto permitiría a las FDI utilizar con seguridad su limitado número de aviones cisterna, sin tener que ponerlos en riesgo cerca del espacio aéreo hostil.

Según The Warzone, Lockheed Martin también está considerando ahora trabajar para certificar un diseño de tanque de caída de 600 galones para todos los F-35A, posiblemente para ser utilizado también junto con el “modo bestia”. Incluso para un país como Estados Unidos, que no carece de aviones cisterna, la adición de nuevos tanques de caída a los almacenes del F-35 sería una opción muy bienvenida para reducir la dependencia de los aviones cisterna durante las misiones de largo alcance en nuevos teatros como el Océano Pacífico.

En un hipotético conflicto en el Mar de la China Meridional, los F-35 podrían no ser capaces de adentrarse lo suficiente para alcanzar sus objetivos mientras dejan a los aviones cisterna a una distancia segura tras el último de los múltiples repostajes en su camino, con obvios inconvenientes aparte de la reducción de la autonomía y el mayor “combustible bingo” necesario para llegar de nuevo con seguridad a un aeropuerto amigo para aterrizar.

Esta problemática dependencia de los aviones cisterna fue notable en un ejercicio reciente a principios de este mes, cuando cuatro F-16CM Block 50 del Ala de Caza 35 con sede en la Base Aérea de Misawa, Japón, volaron hasta el Mar de China Meridional para realizar un sobrevuelo del portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN-71). Para esta misión se necesitaron cuatro KC-135 Stratotankers, con un número no especificado de reabastecimientos aire-aire a lo largo del trayecto.

Stefano D’Urso

6 thoughts on “Israel continúa el desarrollo de nuevos tanques de combustible externos para sus aviones F-35I Adir.

  • el 28 abril, 2021 a las 12:52
    Permalink

    Se acabó el sigilo para esta patata volante. ¿ Qué pasa, que no tiene suficiente autonomía ?. Menuda chatarra de infiltración y bombardeo, solo para el vecino de la lado y vuelta, que me quedo sin fuel.

    Respuesta
    • el 28 abril, 2021 a las 17:31
      Permalink

      F35A vs. Tifón
      8.400 l vs 6.200
      2.200 km (2.800 según Wiki) vs 2.900
      1.100 km (1.200 según Wiki) vs 1.400

      O sea que el F35A tiene un tragadero enorme y eso que es monomotor, porque teniendo un depósito más grande, tiene un alcance menor. ¡Qué curioso!

      Respuesta
    • el 28 abril, 2021 a las 17:45
      Permalink

      De todas las maneras, no lo veo tan grave. Como bien explica el artículo, pueden llevar tanques externos y tirarlos sobre Iraq para llegar limpios a Irán.

      Y si vas a llevar armas externas (que ese es el problema, según el artículo, porque soltar los tanques puede ser peligroso en esas circunstancias), ¿para qué quieres soltar los tanques, si con las armas externas eres de todas formas bien visible?

      Aquí hay otro artículo que habla del tema:
      https://www.thedrive.com/the-war-zone/28515/lockheed-eyes-giving-f-35s-more-gas-with-drop-tanks-and-thats-a-very-good-thing

      ¿Qué tal tanques conformados, como los que se estaban desarrollando para el Tifón (desconozco si ya están disponibles? https://www.flightglobal.com/typhoon-starts-windtunnel-tests-with-conformal-fuel-tanks/112991.article

      En cualquier caso, que Lockheed no lo haya previsto (con la problemática de que una vez tiras el tanque aún queda visible el pilón) es una muestra de un producto inacabado y no del todo bien pensado.

      Respuesta
      • el 28 abril, 2021 a las 23:09
        Permalink

        Hay esta el problema se esta trabajando en pilones que son descartables, de nada te sirve soltar la carga si mantienes el pilon eres visible. El problema son los puntos humedos tienes que colocar el cierre de la toma , la valvula en el ala no en el pilon y se ve que con los pilones con munición eso no parece ser problematico pero para los pilones humedos no es tan seguro. Los conformables para los Typhoon estan desarrollados y los Typhoon tienen los soportes y los puntos humedos, pero lo que no se es si hay pedidos, el Typhoon tiene una autonomia aceptable y sobre todo actual como caz/interceptor por lo que una autonomia enorme no es imprescindible.

        Respuesta
    • el 28 abril, 2021 a las 17:51
      Permalink

      Una alternativa al uso de un tanquero, que siempre estará más expuesto que un caza, es el reabastecimiento entre colegas (buddy to buddy). Con un pod especial, un caza puede servir de gasolinera a otro caza. Evidentemente, un caza lleva menos “gasolina” que un tanquero, pero a cambio puede acercarse más a la áreas de peligro. Supongo que incluso podrá soltar el pod y volver a ser un caza peligros en toda regla.

      Al parecer, el Tifón dispone de esta capacidad:
      http://www.defense-aerospace.com/article-view/release/6217/eurofighter-tests-buddy_buddy-refueling-(aug.-9).html

      Y me suena que los Super Avispones también la tienen.

      Al igual que los tanques conformados (que no sé si están ya disponibles para el Tifón), estos pods me parecen muy interesante para nuestro Ejército del Aire. Canarias está lejos y aunque podemos utilizar un A320 MRTT, un A400M o un C295 para reabastecer en vuelo, esto sería un opción más.

      Respuesta
  • el 29 abril, 2021 a las 19:01
    Permalink

    Si alguien puede mejorar el F35 es Israel. Vamos a seguir con el rabillo del ojo como evoluciona y como eso puede repercutir en la evolucion del F35 en otros ejercitos.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com