Japón enviará un buque de guerra y dos aviones a Oriente Medio para proteger sus barcos.

Japón ha confirmado esta mañana que enviará un buque de guerra y aviones de patrulla marítima para proteger a sus barcos en el Oriente Medio, ya que la situación en la región, de la que obtiene casi el 90% de sus importaciones de crudo, sigue siendo volátil, ha informado el principal portavoz del gobierno.

Con arreglo al plan aprobado por el gabinete del primer ministro Shinzo Abe, se enviará un destructor equipado con un helicóptero y dos aviones de patrulla P-3C para la recopilación de información con el objetivo de garantizar el paso seguro de los buques japoneses a través de la región.

En caso de emergencia, el ministro de defensa japonés emitirá una orden especial que permitirá a las fuerzas utilizar armas para proteger a los buques en peligro.

“La paz y la estabilidad en el Medio Oriente son extremadamente importantes para la paz y la prosperidad de la comunidad internacional, incluyendo a Japón”, dijo el secretario principal del gabinete, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa.

Las fricciones entre Irán y Estados Unidos se han incrementado desde el año pasado, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró a su país de un acuerdo nuclear internacional de 2015 con Irán y volvió a imponer sanciones a Teherán, paralizando su economía.

En mayo y junio, se produjeron varios ataques contra buques mercantes internacionales en la región, incluido el petrolero de propiedad japonesa Kokuka Courageous, que Estados Unidos culpó a Irán. Teherán negó las acusaciones.

Japón, un aliado de Estados Unidos que ha mantenido lazos amistosos con Irán, ha optado por lanzar su propia operación en lugar de unirse a una misión dirigida por Estados Unidos para proteger el transporte marítimo en la región.

Avión de patrulla P-3C de las MSDF que participa en una misión antipiratería frente a las costas de Somalia.

La semana pasada, Abe informó al presidente iraní, Hassan Rouhani, sobre el plan de Tokio de enviar fuerzas navales al Golfo.

La operación planeada está destinada a cubrir parte del Golfo de Omán, el norte del Mar Arábigo y el Golfo de Adén, pero no el Estrecho de Ormuz.

El gobierno japonés pretende comenzar la operación de los aviones de patrulla el próximo mes, mientras que el destructor probablemente iniciará actividades en la región en febrero, según un funcionario del ministerio de defensa.

La decisión del gobierno es efectiva por un año de duración hasta diciembre de 2020. En caso de ampliación será necesaria una nueva aprobación del gabinete para extender las actividades de la fuerza armada en el Medio Oriente.

Una operación europea para garantizar la seguridad del transporte marítimo en el Golfo también se pondrá en marcha el próximo mes, cuando un buque de guerra francés comience a patrullar en la zona.

Kiyoshi Takenaka

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com