Japón protegerá los barcos australianos en el marco del nuevo sistema de seguridad.

Los barcos australianos tendrán garantizada la protección si la solicitan a las Fuerzas de Autodefensa de Japón (FDS) en virtud de un acuerdo cerrado el 9 de junio que implicaría que Tokio recurriese a la legislación de seguridad nacional aprobada por la anterior administración.

Esto convertiría a Australia en la segunda nación, después de Estados Unidos, en recibir dicha protección por parte de Japón.

El acuerdo se alcanzó durante una videoconferencia entre los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de ambos países.

Japón estuvo representado por el ministro de Asuntos Exteriores, Toshimitsu Motegi, y el ministro de Defensa, Nobuo Kishi, mientras que los respectivos homólogos australianos fueron Marise Payne y Peter Dutton.

El ministro de Relaciones Exteriores Toshimitsu Motegi, a la derecha, y el ministro de Defensa, Nobuo Kishi.

Ambas partes confirmaron que el personal de las Fuerzas de Autodefensa proporcionará protección si Australia lo solicita.

Tras la reunión, Kishi declaró a los periodistas que ya se han puesto en marcha los preparativos para tal eventualidad.

La controvertida legislación de seguridad nacional que entró en vigor en 2016 incluyó revisiones de la Ley de las FDS que permiten a los miembros de las FDS proteger a los buques de la armada estadounidense. Desde el principio de las deliberaciones de la Dieta, se consideró a Australia como un probable candidato futuro en caso de necesidad.

Japón y Australia han reforzado sus esfuerzos de cooperación en los últimos años, en parte para hacer frente a los avances marítimos de China en los mares de China Oriental y China Meridional. El ofrecimiento de protección a los buques de la armada australiana refleja la posición de ambos países, que se consideran cada vez más como cuasi-aliados.

Una vez que se reciba una solicitud de protección por parte de Australia, el Consejo de Seguridad Nacional decidirá si la concede. La ley no exige que el gobierno informe a la Dieta sobre cualquier ampliación de las tareas de protección.

Las dos partes también acordaron durante la videoconferencia del 9 de junio acelerar las discusiones para facilitar las visitas mutuas durante los ejercicios de entrenamiento conjuntos entre Japón y Australia.

Las dos partes emitieron una declaración conjunta tras la reunión en la que por primera vez se nombraba a China como nación preocupante debido a sus actividades en el Mar de China Meridional.

La declaración decía que Japón y Australia “expresamos nuestras objeciones a las reivindicaciones y actividades marítimas de China que son incompatibles con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982”.

También se refirió a “la importancia de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán”.

Según la Ley revisada de las FDS, la protección de los buques y aviones de la marina estadounidense se ha llevado a cabo principalmente durante los ejercicios de entrenamiento conjuntos. En 2020, hubo 25 casos, el mayor número anual hasta la fecha.

Naoki Matsuyama

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com