La Aeronáutica Militare italiana recibe su último avión de patrulla marítima P-72A

El cuarto avión de patrulla marítima P72A aterrizó en la Base Aérea de Sigonella, siendo el cuarto y último avión proporcionado por el Programa P72A de la Fuerza Aérea. El primero de los cuatro P72A había llegado al aeropuerto siciliano el 25 de noviembre de 2016, sustituyendo al avión homólogo BR-1150 de Patrulla Marítima Antisubmarina del Atlántico.

Tras un periodo inicial de experimentación operativa con la nueva aeronave, el P-72A comenzó a operar en una misión real el 7 de diciembre de 2017, sustituyendo gradualmente al avión Atlantic y cerrando la brecha operativa del Departamento en cuanto a las necesidades de ISTAR (Inteligencia, Vigilancia, Adquisición de Objetivos y Reconocimiento) y la contribución a las operaciones de búsqueda y rescate en el mar.

A diferencia de los tres P72A anteriores, el último avión se ha entregado en la llamada configuración Final Plus, con la implementación de numerosas mejoras en los sensores, el sistema de misión y las capacidades de integración y comunicación, lo que lo hace aún más eficaz desde el punto de vista operativo. La entrega de las últimas aeronaves a las Fuerzas Armadas coincidió con el inicio de un programa de readaptación de las anteriores aeronaves, configuradas en Capacidad Inicial (IC), con el objetivo de adecuarlas al último estándar FC Plus en el menor tiempo posible y permitir al Departamento alcanzar la Plena Capacidad Operativa con la expresión de la plena capacidad operativa del Ala 41.

El complejo conjunto de sensores con el que está equipado el sistema de armas también ha permitido ampliar considerablemente el espectro de misiones en las que se puede utilizar el avión. En particular, la gran capacidad centrada en la red del sistema ya ha permitido utilizarlo tanto en el entrenamiento como en escenarios complejos del mundo real, caracterizados por la integración con numerosos activos de las Fuerzas Armadas, en contextos cada vez más conjuntos, combinados e interagenciales, una característica de todas las operaciones modernas.  Al mismo tiempo, el estudio sigue ampliando la gama de uso de la aeronave en nuevos tipos de misiones en las que puede expresar eficazmente su contribución a la defensa de los intereses vitales del país.

Las tripulaciones de los P-72A del Ala 41 A/S están formadas por oficiales pilotos y suboficiales pertenecientes tanto a la Armada como a la Fuerza Aérea. Se trata de una peculiaridad que, desde hace muchos años, es un ejemplo de sinergia e integración entre dos Fuerzas Armadas, bien probada y eficaz, y que se adelanta al actual impulso interfuerzas del instrumento militar.

Por ello, tras la institución de la Aviación Antisubmarina en 1957, el Ala 41 mantiene, aún hoy, una apariencia típicamente interfuerzas y está perfectamente integrada a través de la unión entre los dos componentes Aeronáutica Militare y Marina Militare.

Ministero della Difesa

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.