La Armada de Estados Unidos quiere dos grandes prototipos submarinos de drones.

La Armada de Estados Unidos se está moviendo rápidamente para construir dos nuevos prototipos de grandes drones submarinos para lanzarlos desde un submarino y que sirvan para controlar el submarino, localizar minas, otros submarinos y barcos de superficie enemigos y coordinar el objetivo de los ataques con torpedos.

El Mando de Sistemas Navales Marítimos acaba de solicitar a la industria que presente propuestas para construir dos prototipos de Vehículos Submarinos No Tripulados de Gran Desplazamiento (LDUUV) que comenzarán a construirse el año próximo. El programa LDUUV está destinado a complementar un esfuerzo de sistemas no tripulados de la Armada a gran escala, con el fin de entregar hasta veintiún nuevos grandes barcos teledirigidos en sólo cinco años. Los LDUUV podrían ser lanzados desde tubos de misiles submarinos para participar en misiones de reconocimiento submarino de larga duración y utilizar diversos tipos de tecnologías de recopilación y transmisión de datos a los comandantes de los submarinos para la información de combate pertinente.

Un informe de diciembre de 2020 del Servicio de Investigación del Congreso, llamado “Grandes vehículos submarinos y de superficie no tripulados de la Marina”, cita el programa LDUV como uno de los programas de prototipos de vehículos submarinos de alto perfil que probablemente transformará el dominio submarino.

“Los UV son una de las varias nuevas capacidades – junto con las armas de energía dirigida, armas hipersónicas, inteligencia artificial y capacidades cibernéticas – que la Marina dice que está buscando para hacer frente a los desafíos militares emergentes, en particular de China. Los UV pueden ser equipados con sensores, armas u otras cargas útiles, y pueden ser operados remotamente, semi-autónomamente o (con los avances tecnológicos) de forma autónoma”, asegura el informe.

A medida que los algoritmos informáticos siguen avanzando, las plataformas submarinas como el LDUUV pueden aumentar los niveles de autonomía, ampliando así el alcance de la misión y añadiendo nuevas capacidades para responder a las circunstancias emergentes y hacer ajustes mientras se realizan las operaciones.

Por ejemplo, los algoritmos habilitados por la IA podrían ayudar a un dron submarino a identificar clases específicas de minas, buques enemigos o submarinos haciendo rebotar nuevas imágenes de sensores entrantes en una vasta base de datos para realizar análisis, hacer reconocimientos y ofrecer cursos de acción óptimos para que los comandantes de submarinos los consideren. Las cargas útiles pueden ser sistemas de detección por sonar u otros tipos de aplicaciones de reconocimiento y armas submarinas.

“El LDUUV logrará una integración completa con los submarinos modernizados equipados con el sistema de manejo de carga útil y el refugio de cubierta seca. Los vehículos iniciales serán diseñados para apoyar la preparación de inteligencia de las misiones del entorno operativo”, afirma un informe de NAVSEA.

La Marina está adquiriendo el nuevo dron, llamado Snakehead, de forma acelerada y masiva para satisfacer las necesidades urgentes, de vigilancia submarina de larga duración. Un Snakehead (Cabeza de serpiente) podría, por ejemplo, llevar a cabo misiones de reconocimiento mucho más largas en áreas de alto riesgo cerca de la costa enemiga sin necesidad de devolver una tripulación.

“Snakehead” es un UUV de larga duración, de múltiples misiones, desplegado desde grandes interfaces abiertos submarinos, con la capacidad de desplegar cargas útiles reconfigurables. Es el UUV más grande destinado a alojar y desplegar desde submarinos, y ha sido designado como una Adquisición Marítima Acelerada”, afirma el informe de NAVSEA.

Submarino nuclear USS Hawaii (SSN 776) de la clase Virginia.

Kris Osborn

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.