La Armada española despliega el Grupo Aeronaval en aguas del Mar Adriático y Mediterráneo.

El Grupo Aeronaval Juan Carlos I, formado por el LHD “Juan Carlos I” (L-61) y por la fragata “Almirante Juan de Borbón” (F-102), ha realizado un despliegue en los mares Adriático y Mediterráneo. Estos buques han participado en el ejercicio ADRIATIC STRIKE-22, y en las actividades NEPTUNE SHIELD-22 de la OTAN.

El ejercicio ADRIATIC STRIKE-22 tuvo lugar entre los días 30 de mayo y 3 de junio en Eslovenia. Principalmente, estuvo dedicado al adiestramiento de equipos de controladores aéreos de diferentes países aliados, denominados Join Terminal Aircraft Control (JTAC), en misiones Close Air Support (CAS) de apoyo aéreo cercano a fuerzas terrestres.

La Armada ha participado con un equipo JTAC de la Fuerza de Infantería de Marina y con 5 aviones Harrier AV8B+ de la 9ª Escuadrilla de Aeronaves, completando un total de 20 salidas en misiones CAS, 4 de las cuales fueron nocturnas.


Durante el despliegue, además de los 5 Harrier, el LHD “Juan Carlos I” (L-61) ha llevado a bordo al equipo JTAC, 2 helicópteros de ataque “Tigre” y un helicóptero de transporte “Cougar” del Ejército de Tierra, que también han participado en el ejercicio ADRIATIC STRIKE-22.


El Grupo Aeronaval ha participado en las actividades NEPTUNE SHIELD-22 entre los días 18 y 31 de mayo. Durante ellas, se ha interactuado con los grupos de portaaviones presentes en el Mediterráneo, el del ITS “Cavour” y especialmente con el Carrier Strike Group 8 (Grupo de Combate de Portaviones 8) del USS “Harry S. Truman”.

 

El despliegue realizado ha fortificado las capacidades de nuestra Armada en el rol de portaaviones en un Grupo Aeronaval, y las actividades realizadas han demostrado una proyección del poder naval, y de integración del Grupo Aeronaval con otros portaaviones liados y amigos en apoyo a objetivos comunes.

Armada Española

23 thoughts on “La Armada española despliega el Grupo Aeronaval en aguas del Mar Adriático y Mediterráneo.

  • el 10 junio, 2022 a las 11:46
    Permalink

    Me sorprende (y me alegra) ver los Tigre desplegados en el L61. También la frase que dice “El despliegue realizado ha fortificado las capacidades de nuestra Armada en el rol de portaaviones en un Grupo Aeronaval”. Ya era hora de sacar a nuestro L61 junto con otras Armadas.

    Respuesta
  • el 10 junio, 2022 a las 16:23
    Permalink

    Al menos el JCI sale, no como el antiguo PdA que parecía un adorno caro. Pero no basta con sacarlo de maniobras, hay que asumir más responsabilidades en el Mediterráneo, adquirir, al menos, 15 F35B para sustituir a los AV8 y repuestos para mantener estos activos hasta el relevo.

    En cuanto a los helos Tigre, está bien que operen embarcados, pero con 18 es imposible garantizar su disponibilidad si además los embarcas o comprometes en misiones en el exterior… el plan original era disponer de 24, y como mínimo se debería aspirar a esa cifra.

    Respuesta
    • el 10 junio, 2022 a las 19:42
      Permalink

      Mejor sería construir un buque STOBAR.

      No me refiero a un portaaviones, sino a un buque conceptualmente como el BPE “Juan Carlos I”, pero un poquito más grande (¿pasar de 27.000 t a 35.000?), con mayor manga en la cubierta de vuelo, ¡más rápido! y con cables de frenado para operar cazas navales convencionales, además de drones ligeros y pesados.

      Eso te permitiría operar los F18M que tenemos y el FCAS cuando esté disponible. Por lo que he visto en las pruebas de la India con su STOBAR, F18 Super Hornet y Rafale-M despegan de un STOBAR con más carga que un F35B de un LHD.

      Te abriría el abanico de cazas y te permitiría operar drones pesados que, de otra manera, no podrías operar.

      Respuesta
    • el 10 junio, 2022 a las 19:48
      Permalink

      Un buque STOBAR así, con el mismo concepto que el BPE (no como un portaaviones auténtico), no tiene por qué salir mucho más caro que el BPE actual (actualizando con la inflación acumulada). Lo más caro no es el hierro, sino la electrónica y el AAG (Advanced Arresting Gear) solamente encarece en torno a $50M.

      Evidentemente, necesitaríamos dos BPE (en cualquier caso), sustituyendo al actual y a los clase Galicia.

      ¿Cuándo construir el primero? Pues lo suyo es tenerlo listo para cuando, en torno al 2034, tal como previsto, se retiren los Harrier, que siguen siendo muy válidos. Esperar para entonces daría también la ventaja de que se conocerían mejor las especificaciones del FCAS para adecuar el buque a su versión naval.

      Y entre el 2034 y la llegada en el 2040 del FCAS podrían operar en ese buque los F18M. Se rumorea que a un puñado de decenas de F18M se les podría alargar la vida y se les podría actualizar a una versión “plus”.

      Me parece esto mucho más interesante que el paso en falso (para nosotros) del F35B. (Ahora, Marruecos y EE. UU. encantados con que compremos el F35B)

      Respuesta
  • el 10 junio, 2022 a las 18:30
    Permalink

    No empecemos la casa por la ventana. En la Armada, antes de 15F35B hay mayores prioridades, por este orden, las MLU de la F100, la patrulla marítima y un par de submarinos más. Después de eso, si tal, los F35B. Que parecemos aquel hidalgo que gastaba más en ropa y aparentar que en comer.

    Respuesta
  • el 10 junio, 2022 a las 18:49
    Permalink

    Antes de comprar los carísimos F-35 ponía Drones en el J. Carlos I, son un fracaso q los USA quieren rentabilizar. Los turcos están probando con drones en un portaaeronaves gemelo del J. Carlos I, van a hacer lo mismo q los F-35 y muchísimo más baratos. Total, con quién nos vamos a pelear sin el consentimiento de los USA, q pongan ellos el material.

    Respuesta
    • el 11 junio, 2022 a las 13:16
      Permalink

      Y diseñar el sustituto del “Juan Carlos I” para que incorpore los cables de frenada, de forma que podamos operar cualquier caza naval como el FCAS y drones pesados (siempre y cuando tengan empuje suficiente para despegar sin catapultas? El “Advanced Arresting Gear” no me parece un añadido muy costoso y a cambio aumenta drásticamente el abanico de posibilidades.

      ¿Cuándo hay que retirar el L51 “Galicia”? Lo suyo es sustituirlo por un “Buque de Proyección Estratégica”, un “Juan Carlos I” vitaminado. ¿No se ha hablado recientemente con Turquía acerca de construir un portaaviones (o portaaeronaves) conjunto? ¿Significa eso que llevaría las carísimas catapultas o que sería STOBAR?

      45000 t tiene la propuesta de clase “Varan” rusa, un buque de asalto anfibio con catapultas. Un BPE supervitaminado. Quita las catapultas, considera si necesitamos una pista de aterrizaje y otra de despegue (o nos vale con una solo, como hasta ahora) y seguramente que lo puedes hacer con 35000 t y a un precio asumible.

      Respuesta
  • el 10 junio, 2022 a las 18:53
    Permalink

    hay que ser realistas, la economía va mal, los recortes están a la vuelta de la esquina, lo de comprar el F35 no es viable, dejaría al resto de la Flota sin dinero para combustible o municiones, de nuevos equipos o misiles ni hablar, a los almirantes hay que bajarlos ya de la nube y que aterricen

    hay que tirar con lo que hay seguro que son los programas especiales (F110, S80, BAM) y para el día a día mucha imaginación y aprovechar gangas, seguro que los marines tienen un montón de Harrier en stocks que pueden volar unos cuantos años más, lo mismo que los SH 60 de versiones más antiguas pero que pueden volar y se pueden equipar con buenos equipos nacionales

    en compañías aéreas civiles se ha metido mucho dinero en rescates, alguna aún así va a caer, que vayan viendo para quedarse con algún B737 o A320 para el EA y la Armada como aviones de patrulla oceánica y hasta antisubmarinos, no es una tontería, o le echan imaginación o mejor que paralicen la Armada
    el tema

    Respuesta
  • el 10 junio, 2022 a las 19:01
    Permalink

    Además España no necestita portaaviones ni aviones de despegue vertical, teniendo islas q son los portaaviones más grandes q cualquiera de los de la US Navy.
    Aviones con autonomía para llegar a Canarias y volver.
    Yo me gastaría el € de los F-35 en un buen arsenal de misiles con alcance al menos hasta Mauritania (Londres) y si no llevan ojivas nucleares me da igual, pero q puedan llevar bombas termobáricas, q a más de uno se le iban a poner de corbata, a ver si dejan de chantajearnos y tocarnos los cataplines.
    Eso si, un buen CNI, no los Mortadelo y Filemón q tenemos ahora y no nos espien los teléfonos.

    Respuesta
    • el 11 junio, 2022 a las 15:22
      Permalink

      ¿Qué España no necesita portaaviones?. ¡Claro que los necesita!. pues
      Algunos parecen olvidarse que tenemos algo que se llama Islas Canarias que están un pelín lejos de la península con un océano por medio y al lado de un “amigo” que nos la quiere robar.

      Respuesta
  • el 15 junio, 2022 a las 11:55
    Permalink

    Sí se necesita un portaviones, ahora el L61 es perfecto para albergar los drones Harop II ( 1000 Km de alcance ) y agujerear todo Marruecos desde él. Olvidaos de esa patata volante llamada F35, eso es un cáncer.

    Respuesta
  • el 15 junio, 2022 a las 12:48
    Permalink

    Excelente lo de construir un segundo BPE capacitado para el despege de aviacion naval convencional, una asociación con los turcos que creo desean lo mismo seria perfecta para reducir costes.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:15
    Permalink

    Cualquier flota que cuente con un buque capaz de desplegar aeronaves de combate tiene una ventaja operativa sobre cualquier otra que no lo tenga. Además, su capacidad de llevar esta fuerza al lugar necesario en el momento justo le da a esa flota una flexibilidad operativa que puede ser determinante para lograr la victoria táctica. España definitivamente necesita portaaviones, o al menos un buque capaz de actuar como portaaviones limitado, tal cual es el JC I actualmente. El BPE es un buque de desembarco estratégico con capacidad de despliegue y operaciones limitadas de aeronaves STOVL, pero que para el teatro operativo español es suficiente. España debe considerar la posibilidad de tener que defender las Islas Canarias de un intento de anexión marroquí, o apoyar desembarcos en aguas alejadas de las bases terrestres y por lo tanto asegurar la superioridad y el apoyo aéreo independientemente de la fuerza aérea terrestre.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:20
    Permalink

    (Sigue): Han circulado opiniones en este foro acerca de que los portaaviones son cosa del pasado por su vulnerabilidad inherente y que sería más conveniente reforzar la aviación terrestre y dotarse de un número significativo de misiles de crucero y asignar los fondos a otras necesidades acuciantes, como más submarinos. Son todas buenas ideas, pero como complemento a un portaaviones. No vamos a discutir aquí la vulnerabilidad de los portaaviones respecto de sus amenazas porque es off-topic. Los misiles de crucero (con los que España cuenta en muy reducido número) son excelentes, pero no tienen la flexibilidad de un avión y sólo pueden utilizarse por única vez. La aviación terrestre puede ser determinante, por supuesto, pero tiene que desplazarse hasta el lugar del combate, y cuanto mayor la distancia, menor será el tiempo de permanencia (especialmente para lograr la ventaja táctica, esencial en la superioridad aérea), aún cuando se cuente con suficientes aviones de reavituallamiento, ya que exige protegerlos y coordinar sus movimientos para resultar eficientes. Desde todo punto de vista, no existen dudas acerca de las ventajas de poseer aviones embarcados.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:21
    Permalink

    (Sigue): En nuestros análisis hemos intentado anteriormente demostrar que Marruecos no es un adversario capaz de atacar a España por los motivos de conquista territorial, porque lo que tiene por ganar arrisgaría a perder lo que ya tiene ganado. De todas maneras es una hipótesis de conflicto real y debe ser prevista y prevenida. Por ello, la mejor opción es la disuación, y la mejor de todas es la superioridad militar absoluta, aún cuando no se cuente con armas nucleares. Un portaaviones es un elemento imprescindible en este esquema para España frente a Marruecos, además de la multiplicidad de usos en despliegues coordinados con sus aliados OTAN (y futuro PESCO en el marco de la UE).

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:23
    Permalink

    (Sigue): Ahora bien, una cosa es que España necesite portaaviones y otra bien distinta es qué clase de portaaviones puede costearse y qué tipo de aeronaves debería portar. Para el tipo y extensión de teatro operativo español, el JC I es una solución interesante, porque no es un buque dedicado, pero puede actuar limitadamente como portaaviones STOVL, con todas las ventajas económicas que ello implica. Sus aviones AV-8B+ han demostrado ser máquinas fiables y relativamente económicas para lo que otorgan. Hoy por hoy constituyen un material adecuado, aunque no excelente. Es decir que en el momento que haya que reemplazar el JC I, que debería suceder hacia mediados o finales de la próxima década, habrá que decidir qué tipo de buque será y qué material aeronáutico portará. De elegir la misma solución actual (LHD + STOVL), el F-35B (por el momento) es la única aeronave disponible. Se ha discutido largamente en este foro los motivos por los que a España no le es conveniente entrar en el “club F-35”, así que sería redundar. De todas maneras no habría otra opción, excepto cambiar de plataforma portante, es decir adquirir un verdadero portaaviones de ala fija.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:26
    Permalink

    (Sigue): En este caso la armada deberá analizar los costos del material de reemplazo y los tiempos de ejecución. Mientras tanto deberá continuar con la actual fórmula, hasta la baja de ambos. Actualmente los portaaviones que operan aviones de ala fija son STOBAR (con rampa) o CATOBAR (con catapultas). Las ventajas operativas de las catapultas (en especial EMALS) quedan fuera de discusión, pero son costosas y sólo las producen EEUU y China. Existen otros países capaces de producirlas, por ejemplo Alemania, UK y Rusia, pero hasta el momento ninguno de ellos lo ha hecho, ante la falta de un mercado objetivo y los costos de su desarrollo. Por ello sería más prudente adquirirlas de General Atomic, como hará Francia para su PANG. Un problema inherente a las EMALS estadounidenses es que están diseñadas para funcionar con grandes fuentes de energía eléctrica, como los reactores nucleares. La propulsión nuclear queda fuera de las posibilidades económicas españolas, por lo que el buque debería contar con un sistema propulsivo capaz de generar suficiente energía eléctrica, como por ejemplo un sistema IFEP similar al de los QE británicos y realizar las adaptaciones pertinentes.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:28
    Permalink

    (Sigue): Creemos objetivamente, que un portaaviones CATOBAR está fuera de las posibilidades económicas del país, excepto cambie la política de asignaciones de recursos para las FFAA. Por otro lado, su costo operativo sería enormemente superior del actual JC I. Se ha sugerido en este foro que España debería asociarse al PANG francés de modo de reducir costos constructivos, aunque adaptar al proyecto de Francia un sistema propulsivo diferente terminaría incrementando los costos igualmente. La ventaja reside en que ésta asociación produciría indefectiblemente un portaaviones que estaría operativo aproximadamente en las fechas del retiro de los sistemas LHD/Harrier. Pero depende de la toma de decisiones políticas a muy corto plazo y no pareciera que los gobiernos españoles actuales estén dispuestos a correr los riesgos -y costos- inherentes. Por lo tanto, descartamos un portaaviones CATOBAR español.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:48
    Permalink

    (Sigue): La otra clase de portaaviones de ala fija es del tipo STOBAR: despegue sin catapultas y aterrizajes por medio de arrestos. Este tipo de buques resultan mucho más económicos que los anteriores, tanto en los costos de adquisición como de mantenimiento y no están sujetos a un proveedor tecnológico de carácter estratégico -catapultas- que como dijimos, sólo las producen EEUU y China y que al margen de la eficiencia del producto chino (que aún no ha sido demostrada), por una cuestión política sólo puede provenir de EEUU. El portaaviones indio INS Vikrant (IAC-1), de algo más de 260 mts de eslora, una cubierta de unos 60 mts, un desplazamiento de 45000 t a pc y 30 n de velocidad, se espera que pueda operar un grupo de 26 aviones de combate de peso medio (MiG-29K: 18,55 t al despegue) y 10 helicópteros (incluyendo AEW). Constituye un ejemplo de cómo un proyecto de portaaviones compacto puede resultar efectivo.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:53
    Permalink

    (Sigue): Se espera que el SCAF N -suponiendo que éste fuese el avión elegido- tenga un peso muy superior al despegue y un tamaño voluminoso, por lo que exigiría una superficie de vuelo mucho mayor. Quizá necesite un buque de unos 300 mts de eslora, unos 75-80 mts de ancho de cubierta y un desplazamiento de unos 65-70000 t a pc. Tengamos en cuenta que el avión debería despegar con su propia fuerza motriz, por lo que necesita unos 100 mts de cubierta para el carreteo, más todo el flujo de viento que pueda generar el buque a toda marcha, que no sería inferior a 28-30 n. Una pista de 300 mts de longitud muy probablemente permita realizar despegues y aterrizajes simultáneos, cosa que un portaaviones STOBAR compacto como el Vikrant no podrá hacer (tampoco lo consigue el “de Gaulle” con una eslora muy similar al porta indio). En el caso de un buque como el señalado si bien sería igualmente costoso, estaría muy por debajo de un CATOBAR.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 04:55
    Permalink

    (Sigue): Probablemente podrían ingeniarse buques STOBAR compactos, más económicos, pero quizá tengan grandes dificultades para operar aviones pesados como el SCAF N (y su enjambre de drones). A este tipo de buque le otorgamos un 30% de probabilidades, principalmente porque Francia va a operar el SCAF N y España integra el grupo industrial que va a desarrollarlo y seguramente querrá contarlo en sus fuerzas navales. Las dimensiones señaladas se corresponden aproximadamente con el PANG de Francia, así que habría una posibilidad práctica de construir una versión STOBAR del mismo proyecto sin grandes dificultades. El costo de modificar la planta motriz sería la misma que en el caso anterior, y las reticencias políticas reseñadas son las mismas. Es por ello que le asignamos sólo un 30% de probabilidades de que sea realizado.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 05:10
    Permalink

    (Sigue): Finalmente, existe la posibilidad que España mantenga la misma fórmula que hoy y reemplace su LHD actual (BPE JC I) por otra unidad similar (o quizá dos) y sea equipada con F-35B de versiones actualizadas. En este caso, los costos de adquisición y mantenimiento del/los buque/s serían muy bajos respecto de las alternativas anteriores y sin riesgos tecnológicos, aunque con un gran incremento en el costo operativo del material aeronáutico respecto del actual, pero creemos que no lo estaría tanto de los que tendrá el SCAF N. Los aspectos políticos y riesgos operativos de esta elección ya han sido debatidos por demás y las opiniones y posturas están definidas entre los foristas, a los que respetamos. De todas maneras, en vista de los costos asociados, los riesgos políticos inherentes y las dificultades técnicas que implicaría alguna de las alternativas anteriores (CATOBAR/STOBAR), le asignamos un 70% de probabilidades de que ésta será la elección para el reemplazo del actual buque portaaeronaves y su material de vuelo, aún a pesar de las inconveniencias político-estratégicas y las dificultades técnicas y operativas del F-35B.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 05:12
    Permalink

    Dos ultimas opciones: 1) Convertir unidades BPE en portadrones. Esta opción sería muy viable desde todo punto de vista. La capacidad de desarrollo tecnológico existe en el país y probablemente los drones en el futuro asuman más tareas que las de aviones tripulados. Mucho dependerá de lo que hagan otras marinas y del desarrollo en general de estos vehículos. 2) Abandonar las operaciones con aeronaves de ala fija de cualquier categoría (excepto drones en carácter auxiliar) y reservar las operaciones aéreas de los BPE exclusivamente para alas giratorias. A esta última opción le asignamos un 30% de probabilidades.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.