La decisión sobre el nuevo misil de crucero británico-francés queda en suspenso tras la polémica por los submarinos.

Los avances en el desarrollo de un nuevo misil de crucero para los ejércitos británico y francés podrían convertirse en una víctima en la disputa sobre el pacto de submarinos nucleares anunciado por Australia, Estados Unidos y el Reino Unido la semana pasada.

Francia ha cancelado una reunión prevista para el 23 de septiembre entre su ministra de Fuerzas Armadas, Florence Parly, y el secretario de Defensa británico, Ben Wallace, como parte de sus represalias por la creación de un pacto trilateral de defensa para equipar a Australia con submarinos nucleares. Ese acuerdo ha supuesto la repentina exclusión del Grupo Naval de Francia de un contrato de 66.000 millones de dólares para suministrar submarinos de propulsión convencional a Canberra.

En la agenda anglo-francesa de la reunión de dos días, fijada en las afueras de Londres, destacan las discusiones sobre el siguiente paso en el desarrollo del Futuro Arma de Crucero/Antibuque (FC/ASW), dijo una fuente de defensa, que pidió no ser nombrada al hablar del delicado tema.

La fase de concepto del misil diseñado por MBDA está terminando, y se espera que las conversaciones sobre la transición a la fase de evaluación hayan sido uno de los puntos de discusión de ambas partes.

Tanto el Ministerio de Defensa del Reino Unido como MBDA declinaron hacer comentarios.

Una segunda fuente de defensa, que también pidió no ser nombrada, dijo: “Las conversaciones siguen en curso con Francia en relación con la reprogramación de las reuniones, por lo que no hablaríamos de posibles discusiones para una reunión que aún no ha tenido lugar”.

“El Reino Unido sigue viendo a Francia como uno de sus aliados más cercanos y sigue comprometido a trabajar con Francia en una serie de equipos y programas operativos”.

Hasta la fecha, ambas partes han gastado un total de 95 millones de libras (130 millones de dólares) en las primeras fases del programa.

Es probable que la aprobación de la siguiente fase del programa FC/ASW tenga que esperar hasta que se calmen las aguas de la historia de los submarinos y se pueda fijar una nueva fecha para la reunión.

Sky News en Londres citó una fuente de defensa británica el 20 de septiembre diciendo que la reunión había sido pospuesta, en lugar de cancelada.

“Trabajamos estrechamente con los franceses en muchas áreas”, dijo la fuente, añadiendo: “Son un importante aliado”.

El programa FC/ASW ha estado en su fase de concepto desde que los gobiernos británico y francés dieron el visto bueno en 2017.

El arma está prevista para sustituir a los misiles de crucero británicos Storm Shadow y franceses Scalp y al misil de ataque marítimo francés Exocet.

Es el producto de un pacto de defensa y seguridad de hace mucho tiempo entre las dos naciones que ha desencadenado la cooperación en varios programas de misiles, pruebas de ojivas nucleares y otros desarrollos.

El arma es un posible sustituto de los envejecidos misiles Harpoon, utilizados por la Royal Navy para misiones de ataque superficie-superficie.

El ministro de adquisiciones británico, Jeremy Quin, declaró en julio al Parlamento que la fecha tentativa de incorporación a las fragatas Tipo 26 de la Royal Navy y a los aviones Typhoon de la Royal Air Force era 2028 y 2030, respectivamente. Quin dijo que MBDA debía completar la actividad de la fase de concepto en julio de 2021.

“La fase de concepto se ha centrado en la realización de análisis operativos en profundidad, estudios técnicos y actividad de diseño inicial para perfeccionar los requisitos de los usuarios y comprender mejor las opciones disponibles para el Ministerio de Defensa para satisfacerlos”, dijo al Parlamento.

El mayor fabricante de misiles de Europa, MBDA, tiene su sede en Francia, pero cuenta con importantes capacidades de diseño y fabricación en el Reino Unido. La empresa es propiedad conjunta de compañías de defensa francesas, británicas e italianas.

Andrew Chuter

5 thoughts on “La decisión sobre el nuevo misil de crucero británico-francés queda en suspenso tras la polémica por los submarinos.

  • el 22 septiembre, 2021 a las 12:46
    Permalink

    Mira una oportunidad para España entrar con Francia en estos misiles en lugar de los UK con algo menos de peso economico pero se puede arrastra a Alemania o a Italia y cubrir el hueco de los UK.

    Respuesta
    • el 22 septiembre, 2021 a las 20:57
      Permalink

      Me temo que no

      Esto es una tormenta en vaso de agua

      Hay muchos interesados creados y nosotros somos de 2clase

      Como mucho si los compramos haremos alguna parte Indra o Navantia como asta ahora

      Todos los misiles que se an comprado por lo menos hemos conseguido el mantenimiento

      Otros no an tenido esa suerte

      Ahorramos mucho dinero en mantenimiento
      Pero nada mas

      Respuesta
  • el 22 septiembre, 2021 a las 22:36
    Permalink

    España parece que apuesta por el Taurus, pero si no se hace de este una versión antibuque, pues no seria mala crucero y antibuque; y a ser posible unificar y tener aire suelo, suelo suelo y mar suelo.

    Respuesta
    • el 23 septiembre, 2021 a las 00:39
      Permalink

      El problema del taurus es que solo es lanzable desde aeronaves y misil fraco-britanico se puede lanzar desde aeronave, VLS Mk-41, canastas y tubos lanza torpedos de 533mm y se estima que que el motor Ramjet lo propulse a Mach 5 según altura de vuelo y sera de baja observabilidad y con cabezas de ataque multiples. Vamos una mala bestia.

      Respuesta
      • el 23 septiembre, 2021 a las 19:27
        Permalink

        Parece ser justo lo que necesitamos en España. ¿No deberíamos entrar en el programa, al igual que hemos hecho con otros de MBDA?

        Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.