La fragata rusa ‘Almirante Makarov’ podría ser el objetivo más jugoso en el Mar Negro.

Tras el dramático hundimiento del crucero de misiles Moskva por una batería de misiles ucraniana el 14 de abril, la Flota del Mar Negro rusa se reduce a tres combatientes de superficie importantes. El mejor y más valioso de ellos podría ser la nueva fragata antimisiles Almirante Makarov.

Y eso hace que la Almirante Makarov, de 409 pies de eslora (124,66 m), sea quizás el objetivo más importante para las tripulaciones de misiles y los operadores de drones ucranianos. No sabemos cuántos de sus mejores misiles antibuque Neptune le quedan a la armada ucraniana ni si los drones TB-2 de Kiev están a la caza de la fragata rusa o de sus hermanas del Mar Negro.

El jueves y el viernes se informó de que los ucranianos habían asestado un golpe con un Neptune y que la fragata estaba en llamas. No hubo pruebas inmediatas que respaldaran los rumores, aunque un vídeo borroso que circuló por Internet parece mostrar un buque de guerra en llamas.

En cualquier caso, parece que los comandantes de la flota rusa son conscientes del peligro. Hay pruebas de que el capitán del Almirante Makarov se ha esforzado por mantenerlo alejado de la costa ucraniana.

La distancia podría ayudar a proteger al Almirante Makarov. Pero esa misma distancia impide que la fragata haga realmente su trabajo, proteger a los otros buques de la Flota del Mar Negro de los ataques aéreos y de misiles.

Encargada en 2017, la Almirante Makarov es el tercer, último y más moderno buque de su clase. Las tres fragatas de la clase Admiral Grigorovich pertenecen a la Flota del Mar Negro. Armadas con 24 misiles tierra-aire de medio alcance Buk y ocho misiles de crucero Kalibr, todos en células verticales, las fragatas pueden escoltar a otros buques y también atacar objetivos en tierra.

La Almirante Makarov y sus hermanas no son buques grandes. Con sólo 4.000 toneladas de desplazamiento y 200 tripulantes, son menos de la mitad del tamaño de los principales combatientes de superficie de la Marina estadounidense, los destructores de la clase Arleigh Burke.

Pero las fragatas son lo más grande que Rusia puede hacer un combatiente de superficie no nuclear en estos días, por razones que -irónicamente- tienen todo que ver con la guerra actual. A lo largo de la era soviética y durante años después del colapso de la URSS, Rusia adquirió sus grandes motores marinos de Ucrania.

Después de que Rusia invadiera y anexionara en 2014 la península ucraniana de Crimea -incluido el puerto de Sebastopol, donde tiene su sede la almirante Makarov-, Kiev prohibió ciertas exportaciones a Rusia, incluidos los motores marinos que Rusia necesita para cualquier buque rápido y convencional de más de 5.000 toneladas.

Es decir, después de 2014, la armada rusa tuvo dificultades para construir grandes buques de guerra. Eso hizo imposible reemplazar, de igual a igual, los mayores buques de la época soviética, como el Moskva, que desplazaba 12.000 toneladas.

El Moskva era el buque insignia de la Flota del Mar Negro. Era viejo y no había recibido muchas actualizaciones importantes durante su largo servicio, que comenzó en 1983. Pero estaba repleto de misiles: 16 misiles antibuque Vulkan, 64 misiles tierra-aire de largo alcance S-300 y 40 misiles Osa para la defensa aérea de corto alcance.

Todos esos misiles no pudieron salvar al Moskva cuando una batería ucraniana en tierra, quizá cerca del puerto estratégico de Odessa, le clavó dos misiles Neptune en su costado de babor. El Moskva se quemó y luego se hundió mientras era remolcado, llevándose consigo a decenas de sus 500 marineros.

El hundimiento del Moskva, junto con la anterior destrucción del buque de desembarco de la Flota del Mar Negro Saratov tras un aparente impacto de un misil balístico ucraniano, asustó a los comandantes de la flota. Retiraron los buques de superficie supervivientes.

Muchos de ellos, incluida una fragata de la clase Almirante Grigorovich -no está claro cuál- estaban amarrados en Sebastopol hasta el jueves. Cuando los buques de guerra salen de Crimea, tienden a mantenerse a unas 100 millas de la costa ucraniana, lo que los mantiene potencialmente fuera del alcance de los Neptunes de Kiev.

Mantenerse a una distancia segura significó que las fragatas aparentemente no estaban en posición de ayudar cuando la marina ucraniana montó la semana pasada un furioso asalto con drones a la guarnición rusa en la Isla de la Serpiente. El pequeño pedazo de roca, a 25 millas de la costa del suroeste de Ucrania, ayudó a Kiev a afirmar cierto control sobre el oeste del Mar Negro, hasta que los rusos lo capturaron en el primer día completo de la guerra actual, el 24 de febrero.

Los aviones no tripulados TB-2 ucranianos derribaron las defensas aéreas rusas en la isla y luego salieron a cazar en aguas más profundas. El lunes, un TB-2 atacó dos patrulleras rusas de la clase Raptor con misiles guiados por láser, dañando gravemente, si no destruyendo, ambas embarcaciones de 55 pies mientras se dirigían a la isla de la Serpiente.

Sin la protección de una fragata, los Raptors eran blancos fáciles. En ese sentido, hundir el Moskva -y asustar al resto de los principales combatientes de la Flota del Mar Negro- era tan bueno como hundir las fragatas. No importa que Rusia siga teniendo tres poderosos buques de guerra en el Mar Negro si esos buques no pueden, o no quieren, arriesgarse a acercarse a la costa ucraniana.

Sin embargo, a los ucranianos les encantaría tener una oportunidad con la Almirante Makarov y sus hermanas, si no lo han hecho ya.

David Axe

23 thoughts on “La fragata rusa ‘Almirante Makarov’ podría ser el objetivo más jugoso en el Mar Negro.

  • el 7 mayo, 2022 a las 14:11
    Permalink

    Las defensas rusas están quedando bien…

    Respuesta
    • el 7 mayo, 2022 a las 18:31
      Permalink

      Esa isla está a unos 40 km de distancia de del continente. Los TB2 no tienen control por satélite. La señal de radiofrecuencia para controlarlos sigue solamente un poco la curvatura de la tierra. ¿No significa eso que, para poder ser controlados, han tenido que volar alto? De lo contrario, desaparecerían detrás del horizonte, desde el punto de vista de la antena de la estación terrestre.

      ¿Y los rusos no son capaces de ver venir un dron, volando no tan bajo, volando lento, y siendo un dron convencional, no furtivo… y sabiendo cómo Ucrania utiliza los TB2…?

      Pues sí que están preparados los rusos…

      Respuesta
      • el 7 mayo, 2022 a las 18:40
        Permalink

        ¿O es el TB2S, que sí que tiene control por satélite?

        Respuesta
      • el 9 mayo, 2022 a las 00:59
        Permalink

        En el caso del hundimiento del Moscú. Se vieron estaciones del tb2 en Odesa, el tb2 tiene una sección transversal de radar baja, el radar del Moscú no es de lo mejor, por lo que pudo pasar desapercibido.

        Respuesta
        • el 9 mayo, 2022 a las 12:52
          Permalink

          Y los rusos no supieron que una unidad así, como el Moscú, es necesaria escoltarla con fragatas antiaéreas. O los sabían pero cometieron un error puntual a la hora de situar sus naves, error que fue detectado por los norteamericanos y descubierta la vulnerabilidad que representaba en ese momento.

          El RCS del TB2 es de entorno a 0,5 por m2, que es más o menos lo mismo que un Tifón. Sin embargo, como el TB2 es más pequeño, es de suponer que el valor absoluto es menor que el de un Tifón. Pero bajo bajísimo no lo es en ningún caso.

          De todas las formas, de lo que he leído del ataque al Moscú es que los TB2 sirvieron de distracción. El golpe vino de misiles antibuque disparados desde tierra. Estos son los que el buque no vio venir. Quizá su radar no permitiese seguir más de dos objetivos (los dos TB2).

          Respuesta
          • el 10 mayo, 2022 a las 07:59
            Permalink

            Pues era precisamente el buque objetivo, el que hacía de paraguas antiaereo en la zona.

  • el 7 mayo, 2022 a las 15:05
    Permalink

    Espero que sea cierta la noticia, a este ritmo, cuando se firme el armisticio, las fuerzas convencionales de Rusia van a ser del tamaño y equipamiento de las de Botswana

    Respuesta
    • el 8 mayo, 2022 a las 09:03
      Permalink

      Desconozco las fuerzas armadas que tendrá Botswana (supongo que pocas) Drako. Pero creo que es bastante probable que en Rusia existan montañas y montañas de material bélico desperdigadas por su territorio. Igual, la mayoría estarán en puntos estratégicos a lo largo de la frontera con China desde la época de la guerra fría. Serán un montón de mier..de equipamiento desactualizado, pero les puede servir para salir de un apuro para mantener el orden dentro de sus fronteras.

      Respuesta
      • el 8 mayo, 2022 a las 17:45
        Permalink

        Claro que tienen montañas de equipo, pero cuanto es funcional? Con el presupuesto que tiene, crees que es capaz de dar mantenimiento adecuado a esos miles de vehiculos blindados? Eso sin contar con el canibalizado.

        Respuesta
  • el 7 mayo, 2022 a las 18:40
    Permalink

    Los turcos, puesto que los norteamericanos no les venden el F35B, se ven obligados a utilizar el gemelo de nuestro “Juan Carlos I” como portadrones. Creo que, aunque la decisión sea forzada, puede acabar siendo una decisión muy inteligente.

    Por supuesto, nada tiene que ver un dron con un Harrier o un F35B. Pero para muchas misiones es suficiente. Ucrania, como se está viendo, los está utilizando con muy buen criterio. El precio del TB2 es de tan solo 1M. Eso sí, para un dron embarcado, creo que deberíamos aspirar a algo (conceptualmente hablando) como el TB2S o el TB3, en el sentido de que, entre otras cosas, sea controlado por satélite, por lo que su alcance se incrementa.

    Incluso, creo que debemos estudiar algo así ya para nuestro L61, aunque aún tengamos los Harrier, supuestamente unos 14 años más, pues puede ser un complemento excelente.

    Respuesta
  • el 7 mayo, 2022 a las 19:27
    Permalink

    Pues teniendo 24 Buk no entiendo tanto miedo, por lo menos tienen misiles,; no como las F100, que tienen un par de ellos para enseñar y basta. La Makarov no defiende la flota por cobardía y las F100 tampoco por la inefable escasez de misiles, tanto monta que monta tanto.

    Respuesta
    • el 8 mayo, 2022 a las 14:37
      Permalink

      ¿Acaso tú sabes si la F105 que se mandó al Mar Negro no va repleta de misiles?

      Que en tiempos de paz y en zonas no conflictivas naveguen sin los silos repletos no significa que, cuando se envían a una zona en guerra, no vayan a tope.

      ¿Lo sabes? ¿Tienes alguna referencia que indique que la F105 enviada no va a tope?

      Respuesta
      • el 9 mayo, 2022 a las 06:32
        Permalink

        ¿Y de dónde hemos sacado los misiles para llenarla? ¿Tú sabes que hay que comprarlos, llegar a un acuerdo con EEUU, que lo autorice y publique el Congreso de los EEUU y luego pagarlos?

        Respuesta
          • el 9 mayo, 2022 a las 12:54
            Permalink

            Mk, coincido contigo: la respuesta a la pregunta era obvia. Quitas de unas unidades que no están en zona de conflicto y llenas la unidad que sí que va “a la guerra”.

            La F104 está ahora mismo de escaparate en Galicia, con posibilidad de visitarla. Es probable que no lleve misiles en estos momentos.

  • el 8 mayo, 2022 a las 00:59
    Permalink

    Yo tambien espero sea cierta la noticia y que reciban el desfile del 9 de mayo en el fondo del mar

    Respuesta
  • el 8 mayo, 2022 a las 08:05
    Permalink

    Turquía, de conformidad con un convenio firmado en el siglo pasado en Canadá, ha cerrado sus estrechos a cualquier buque de guerra. Por lo tanto, la flota del Mar Negro, se tendrá que apañar con lo que tiene, pues no podrá recibir ayuda procedente del Mediterráneo. Hacen bien las fragatas rusas en alejarse de la costa. Si las van diezmando, todo aquel mar, que es una ratonera, se quedará sin defensas para la marina rusa.

    Respuesta
    • el 8 mayo, 2022 a las 14:38
      Permalink

      Pero pueden recibir ayuda de la flota del Mar Caspio, pues Rusia tiene canales que lo comunican con el Mar Negro. Eso sí, son buques menores.

      Respuesta
  • el 8 mayo, 2022 a las 08:55
    Permalink

    Aunque entregada en 2017, la Makarov fue botada en 2012, así que nueva, nueva no es y posiblemente, si han tardado tanto, tampoco sea un gran barco de guerra. Yo también espero que lo hayan hundido.

    Respuesta
    • el 8 mayo, 2022 a las 13:36
      Permalink

      Si se hunde los rusos no lo van a reconocer, dirán que está haciendo exploraciones en el fondo del mar…y habrán rusos que se lo creerán…pobrecitos…

      Respuesta
  • el 9 mayo, 2022 a las 04:56
    Permalink

    Y las pruebas del hundimiento del crucero donde están??
    Lo único bueno que hace ucrania es el intento de de informar.
    La guerra va viento en popa para Rusia que controla el 40 % del territorio ucraniano.

    Respuesta
    • el 9 mayo, 2022 a las 12:55
      Permalink

      ¿De dónde sacas eso del 40%? Porque no es que eso sea lo que precisamente se ve en los mapas.

      Respuesta
  • el 9 mayo, 2022 a las 05:42
    Permalink

    Me temo que están pintando a toda prisa una fragata con los numeros de la Makarov para decir que no le han hundido esa fragata. Pero los satélites cuentan dos fragatas en el Mar Negro y no tres…. ¿dónde está la tercera?

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.