La Fuerza Aérea comenzará a usar los F-35 para simular aviones enemigos sigilosos

La Fuerza Aérea de Estados Unidos está preparando un nuevo escuadrón para simular los últimos cazas furtivos de países como Rusia y China, permitiendo a los pilotos poner a prueba su destreza en el combate simulado. El escuadrón estará equipado con once aviones F-35 de los más antiguos, lo que lo convierte en el primer avión furtivo que no tiene prestaciones para el combate.

De 2005 a 2014, el 65º Escuadrón de Agresores sirvió como sustituto de los adversarios en simulacros de combates aéreos en la Base Aérea de Nellis. El escuadrón operó 24 F-15 Eagles pintados con el patrón de camuflaje común a los cazas Su-27 Flanker rusos. El Flanker, un gran caza bimotor monoplaza de superioridad aérea, era más o menos similar al Eagle.

F-15C Eagle del 65º Escuadrón Agresor.

La proliferación de cazas furtivos, incluyendo los cazas Chengdu J-20 y FC-31 de china, así como el Su-57 ruso, significa que Estados Unidos ya no tiene la tecnología furtiva asegurada. Con el tiempo los pilotos estadounidenses se encontrarán con cazas furtivos pilotados por adversarios, lo que introduce a los entrenadores de combate aéreo con un dilema: cómo simular adecuadamente las características sigilosas de estos cazas para que los pilotos de la Fuerza Aérea puedan enfrentarse adecuadamente con ellos.

El caza chino Chengdu J-20.

Según Military.com, el 65º Escuadrón recibirá once cazas, dos de la Base Edwards y nueve de la Base de Eglin. Los aviones de la base de Eglin no se unirán al escuadrón hasta el 2022 cuando la base de Florida esté preparada para recibir aviones nuevos y actualizados.

La secretaria saliente de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, apoyó la medida y diciendo que costaría 15 millones de dólares por avión para actualizarlos al estándar del Bloque 4. El Bloque 4 introducirá nuevas capacidades en la plataforma F-35, que costará 165 millones de dólares actualizar la flota de los once aviones. Sin embargo la Fuerza Aérea lo está pensando porque según algunas fuentes, podría usar esos fondos para comprar dos aviones nuevos.

El caza ruso Sukhoi Su-57.

Si bien esta situación particular tiene sentido desde el punto de vista económico, cuestiona los planes de la Fuerza Aérea para modernizar el resto de la flota de F-35. A diferencia de la mayoría de los aviones, el F-35 entró en producción antes de que el diseño estuviera completamente finalizado, con planes para eventualmente actualizar todos los aviones a un estándar final. Los críticos del programa han expresado su preocupación de que los servicios armados podrían decidir no actualizar algunos de los F-35 más antiguos, manteniéndolos permanentemente en un estado de menor capacidad.

Popular Mechanics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com