La Fuerza Aérea de Israel lanza por sorpresa el ejercicio anual “Galilee Rose”.

Cuatro meses después de la conclusión del anterior ejercicio anual, la IAF “entra en guerra” una vez más: El ejercicio “Vered Hagalil” (Rosa de Galilea) comenzó por sorpresa, una semana antes de la fecha original. El propósito del ejercicio, realizado bajo la orden del comandante de la IAF, General de División Amikam Norkin, es mejorar la preparación para el combate de la IAF en el Teatro Norte y está previsto que dure hasta el miércoles.

El elemento sorpresa

Domingo, 7:00 AM. Algunos de los miembros del servicio de la IAF aún no han llegado a sus bases, del Norte al Sur, desde las Unidades de Control Regional hasta los diversos escuadrones de vuelo y baterías de defensa aérea. De repente, comienza el ejercicio anual de la IAF y toda la fuerza debe pasar al máximo estado de alerta. “El primer día se centra principalmente en la planificación y preparación de un escenario bélico, mientras que los días dos y tres se dedicarán a los combates durante todo el día”, explica el Teniente Coronel O, Jefe de Entrenamiento. “El último día se centrará en la defensa del espacio aéreo de Israel”.

El ejercicio simulará escenarios de combate en la zona norte y entrenará a las divisiones de la IAF en sus tareas principales, que incluyen el mantenimiento de la supremacía aérea, la defensa del espacio aéreo israelí y las misiones de ataque y reconocimiento. Además, se pondrán a prueba los procesos de planificación y control y las capacidades logísticas y tecnológicas, haciendo hincapié en el mantenimiento de la libertad de operación y la plena continuidad operativa.

Uno de los elementos significativos de este ejercicio es el factor sorpresa. Normalmente, el ejercicio anual de toda la fuerza está anclado en el plan de adiestramiento periódico, lo que permite a las unidades y escuadrones prepararse en consecuencia. Sin embargo, este no es el caso en esta ocasión. “Uno de los principales aspectos que diferencian la guerra del adiestramiento es la imprevisibilidad”, dice el teniente coronel O. “El elemento sorpresa se expresa en la capacidad de adaptar los planes a una realidad cambiante. También refleja la forma de afrontar los retos mentales-psicológicos de la incertidumbre”.

Sobre el terreno

A diferencia de los ejercicios centrados en el ámbito interno, la esencia de este ejercicio anual es la comprobación de los procedimientos operativos y la conexión entre los distintos órganos operativos. “La AD (División Administrativa), que simula al enemigo a lo largo del simulacro, se fija varios objetivos con el fin de ganar la guerra”, explica el teniente coronel O. “Creando así una gran variedad de dilemas y desafíos para la fuerza. La IAF tiene que enfrentarse a un enemigo pensante, dinámico y decidido que no opera según una estrategia planificada de antemano. El AD realiza evaluaciones de la situación en tiempo real para entender cómo alterar el comportamiento de las fuerzas que simulan al enemigo en el terreno”.

La intención es simular la guerra de la manera más precisa posible, incluyendo los innumerables desafíos que puedan surgir. Para hacerlo con eficacia se necesita gente que conozca bien el terreno y pueda controlar la operación en tiempo real. “El AD está formado por personal profesional de todas las divisiones”, continúa el teniente coronel O. “Como conocemos los planes operativos de la IAF, sabemos cuáles son las áreas de mejora y los métodos que desafían a nuestro personal de forma óptima. Les presentamos alteraciones que les impiden actuar según sus planes operativos originales. Evaluamos cómo el personal de la IAF se enfrenta a la toma de decisiones en tiempo real, así como la forma en que se realizan las adaptaciones estratégicas en el aire y en los centros de mando y control”.

“La Fuerza Aérea es una organización muy compleja que depende de la competencia, la experiencia y la profesionalidad de cada miembro del servicio, desde los controladores de tráfico aéreo, el personal de inteligencia, las tripulaciones aéreas y otros, todos trabajando hacia un objetivo compartido y significativo. Para ello, debemos trabajar en sinergia, mantener un lenguaje común y operar con la máxima precisión. Esto sólo puede lograrse mediante la realización de este tipo de ejercicios”.

Shira Pansky

Fotos: Amit Agronov

One thought on “La Fuerza Aérea de Israel lanza por sorpresa el ejercicio anual “Galilee Rose”.

  • el 18 febrero, 2021 a las 06:10
    Permalink

    Shalon mazal tov Israel 🇮🇱 además admiró las destrezas del ejército Israel

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com