La Fuerza Aérea Suiza realiza entrenamientos aéreos nocturnos en Gran Bretaña.

Del 24 de noviembre al 18 de diciembre de 2020, los miembros de la Fuerza Aérea Suiza entrenarán por la noche con unos diez aviones de combate F / A-18 en la base aérea de la Real Fuerza Aérea (RAF) en Leeming, Gran Bretaña.

Llamado YORKNITE, este ejercicio en el norte de Inglaterra es uno de los pilares esenciales del entrenamiento de vuelo nocturno de la Fuerza Aérea, que realiza casi la mitad de sus ejercicios nocturnos con aviones de combate en el extranjero. La situación de COVID-19 ha hecho que los preparativos para este viaje sean bastante complicados. La aprobación bilateral de un plan de protección minimizará el riesgo de infección.

La formación básica de los pilotos de F/A-18 en vuelos nocturnos (en preparación para los compromisos de la policía aérea nocturna) así como la profundización y consolidación de las tácticas de guerra aérea nocturna son los objetivos de este módulo de formación en el norte de Inglaterra. Los conflictos de los últimos decenios han demostrado que los combates se realizan cada vez más en la oscuridad por razones tácticas.

Un total de unos 40 pilotos y unos 100 miembros del personal de tierra, divididos en dos destacamentos, viajarán a Gran Bretaña. El punto de apoyo de la Real Fuerza Aérea en Leeming, North Yorkshire, ofrece condiciones de entrenamiento ideales para la Fuerza Aérea Suiza. Las grandes zonas de ejercicio están situadas en las cercanías, sobre el Mar del Norte; permitirán a los pilotos practicar prácticamente sin restricciones el vuelo nocturno táctico, incluido el vuelo supersónico.

Debido a diversas limitaciones, la Fuerza Aérea no puede cumplir las normas internacionales para el entrenamiento de vuelos nocturnos en territorio suizo. Entre esas restricciones figuran el tamaño reducido y el pequeño número de zonas de entrenamiento, los límites impuestos en cuanto a la altitud y la velocidad (los vuelos de entrenamiento supersónicos son difícilmente posibles) y los horarios de los vuelos de servicio. El número de movimientos aéreos, la intensidad del tráfico aéreo civil sobre Suiza, así como la elevada densidad de viviendas, implican una limitación de la contaminación acústica en beneficio de la población. Por consiguiente, los pilotos suizos realizan alrededor de la mitad de las horas de vuelo nocturno que los pilotos militares de los países vecinos.

Prioridad a la salud

La salud y la protección del personal de la Fuerza Aérea Suiza y de la RAF es una prioridad máxima. Durante el ejercicio YORKNITE, se seguirá escrupulosamente un plan de protección aprobado por el ejército suizo y el ministerio de defensa del país anfitrión. Todas las recomendaciones de la OFSP y del Departamento de Salud del Reino Unido han sido incorporadas en él. Todos los participantes se someterán a una prueba de PCR antes de salir para Gran Bretaña, así como al regresar a Suiza.

Un acuerdo entre el Reino Unido y Suiza constituye la base jurídica del ejercicio YORKNITE.

Swiss Dept. of Defence; Civil Protection and Sport

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com