La inflación y los problemas de suministro podrían elevar el coste del F-35 más de lo previsto.

El aumento de la inflación y las interrupciones en la cadena de suministro con motivo de la pandemia podrían elevar el coste del caza furtivo F-35 más de lo previsto, retrasando que el Pentágono y Lockheed Martin lleguen a un acuerdo para la adquisición de cientos de nuevos aviones, señalaron los ejecutivos de la empresa.

Lockheed también advirtió que si no firma un acuerdo para el nuevo F-35 antes de julio, podría incumplir sus previsiones de ganancias para el segundo trimestre.

“Nuestros equipos están trabajando diligentemente con sus homólogos de la oficina del programa conjunto para lograr el cierre de este hito crítico y ambas partes se están esforzando por terminar las negociaciones a corto plazo”, indicó el director financiero de Lockheed, Jay Malave, en la llamada de resultados trimestrales de la compañía. “Seguimos confiando en nuestras previsiones para todo el año”.

El consejero delegado, Jim Taiclet, dijo que la inflación y los problemas de suministro están afectando a los “factores de coste subyacentes” de cada avión.

“Tenemos que ir hasta nuestra cadena de suministro, ver cuáles van a ser los impactos, y luego presentar eso al gobierno”, indicó Taiclet. “Tienen que examinar esas estimaciones y esos costes, los supuestos, y eso es lo que constituye la base de la negociación a seguir”.

El coste de un F-35 ha ido disminuyendo durante años a medida que EE.UU. y sus aliados hacían mayores pedidos y Lockheed encontraba formas de hacer más eficiente su línea de producción. Pero en los últimos años los problemas de la cadena de suministro, en gran parte derivados de la pandemia, han retrasado la producción y aumentado los costes de las materias primas.

Se esperaba que las negociaciones para tres lotes de aviones, conocidos como Lotes 15, 16 y 17, concluyeran el año pasado. El mes pasado, el teniente general de las Fuerzas Aéreas Eric Fick, director del programa F-35, reconoció que el precio del lote de aviones que se estaba negociando sería más alto de lo previsto.

“La situación económica mundial en la que nos encontramos… ha ejercido presión sobre los costes de vuelo de retorno de la unidad que todos habíamos pensado que tendríamos en este plazo”, señaló Fick.

Sin embargo, el general indicó que veía “la luz al final del túnel” de las negociaciones del contrato.

“A pesar de los vientos en contra a los que nos enfrentamos en las próximas negociaciones del contrato de producción de los lotes 15 a 17, este sistema aéreo también es cada vez más asequible”, dijo Fick el 9 de marzo en la conferencia de McAleese y Asociados. “Trabajamos a diario para evaluar y abordar los degradantes actuales y poner en marcha estructuras a largo plazo que lo hagan también cada vez más asequible”.

Marcus Weisgerber

8 thoughts on “La inflación y los problemas de suministro podrían elevar el coste del F-35 más de lo previsto.

  • el 22 abril, 2022 a las 20:11
    Permalink

    Tras la reducción de pedidos del F-35 en un tercio a Lockheed le conviene llegar cuanto antes a un acuerdo con el Pentagono. El dinero es muy cobarde y dos años de pandemia seguida de una inflación exagerada no invita a hacer inversiones fuertes. Mientras no cierren un acuerdo puede haber mas sorpresas con los pedidos del F-35.

    Respuesta
  • el 22 abril, 2022 a las 21:17
    Permalink

    Esto está afectando toda la producción industrial, sea militar o civil occidental, e incluso la china y rusa.

    Respuesta
  • el 22 abril, 2022 a las 22:21
    Permalink

    Da lo mismo, después de la invasión rusa de Ucrania lo van a seguir vendiendo como rosquillas, sin contar el aumento de venta de drones.

    Respuesta
  • el 23 abril, 2022 a las 12:19
    Permalink

    Pero si solo lo venden a países socios del proyecto y a países ricos que básicamente compran protección useña, como Bélgica, Finlandia o Suiza. Alemania está deshojando la margarita, pero por imposición useña, aunque prefieren los super hornet, y de los cataríes ni se sabe cuando por veto judío.

    Respuesta
    • el 24 abril, 2022 a las 14:42
      Permalink

      Los alemanes han tomado la decisión adecuado, en mi opinión, si partimos de la base de que mantener la B61 es la decisión adecuada:

      El Tifón no lo certificarían los norteamericanos. Puedes por lo tanto dejar de tener la B61 u optar por otra solución.

      Los alamanes han optado por unos pocos F35A furtivos para la B61. Y más Tifones de lo previsto, para hacer labores de guerra electrónica. Creo que, a todas luces, es la decisión adecuada, con la premisa arriba citada, y me parece mejor solución que la de los F18 + F18 Growler.

      En cuanto a Finlandia (o Suiza), en mi opinión, ahí sí que se han equivocado con el F35 y su decisión se corresponde a más cosas que capacidades vs necesidades.

      Respuesta
      • el 24 abril, 2022 a las 15:24
        Permalink

        Los F-35 tienen hasta capacidad de guerra electrónica, lo suficientemente fuerte para las defensas suizas.

        Respuesta
        • el 25 abril, 2022 a las 13:52
          Permalink

          Los F35 tienen el mismo tipo de capacidad de guerra electrónica que los Tifones con el radar AESA Mk1. Esa capacidad de guerra electrónica, tanto la del F35 como la del Tifón, está muy lejos de lo que ofrece el F18 Growler. (No en vano, se va a desarrollar para Alemania un Tifón ECR y no en vano en EE. UU. se está considerando desarrollar un F35 “Growler”, por llamarlo de alguna forma).

          Otra cosa es que, como tú bien dices, para las necesidades suizas, las capacidades de guerra electrónica del F35 pudieran ser más que suficientes. (Al igual que, por analogía, lo serían las del Tifón con AESA Mk1).

          Respuesta
  • el 25 abril, 2022 a las 07:40
    Permalink

    Si, pero con su escasa trepada y velocidad (amén de otras cosas) pronto echarán de menos los F-5 y F-18.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.