La Marina de EE.UU. retirará los 22 cruceros de la clase Ticonderoga en los próximos cinco años.

El último plan de construcción naval a 30 años de la Armada estadounidense indica que todos los cruceros de la clase Ticonderoga se retirarán en un plazo de cinco años, lo que se produce en un momento en el que el ejército estadounidense ha acelerado sus esfuerzos para retirar el material más antiguo y reducir así los gastos operativos ante la creciente presión sobre sus presupuestos.

Otros ejemplos de retirada para reducir los costes operativos han sido los bombarderos B-1B y los cazas F-22, así como los buques de combate litoral, que se están retirando de la flota varias décadas antes de lo previsto. Actualmente, están en servicio 22 cruceros de la clase Ticonderoga, que representan los únicos combatientes de superficie de tamaño superior a un destructor en servicio en cualquier país occidental. Construidos entre 1980 y 1994, estos buques fueron los primeros en utilizar el sistema de combate AEGIS y entraron en servicio por primera vez en 1983. Desde 2011 se han propuesto recortes en la flota, y la creciente sofisticación de los combatientes de superficie chinos y de las armas antibuque han dejado cada vez más obsoletos a los grandes cruceros estadounidenses no furtivos.

Una parte de los cruceros ha continuado siendo modernizada con un enfoque particular en las capacidades de misiles antibalísticos, aunque en diciembre de 2021 la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para retirar cinco de los cruceros, dos menos de la solicitud de la Armada de retirar siete. Se cree que el desarrollo de un destructor de nueva generación para sustituir a la clase Arleigh Burke ha motivado la decisión más reciente de acelerar la retirada de los Ticonderoga.

Destructor clase Arleigh Burke

Con un desplazamiento de 9800 toneladas cada uno, los de la clase Ticonderoga fueron considerados durante mucho tiempo como homólogos más pesados de los destructores de la clase Arleigh Burke y llevan 122 celdas de lanzamiento vertical cada uno, lo que los convierte en los únicos combatientes de superficie occidentales con una potencia de fuego comparable a la de los destructores chinos de la clase Type 055 o a la de los surcoreanos de la clase Sejong the Great, considerados actualmente los más capaces del mundo.

Destructor chino Type 055

Ningún destructor de la armada occidental tiene una potencia de fuego comparable, lo que hizo que los cruceros fueran activos muy apreciados. Por el contrario, la Clase Arleigh Burke despliega 96 celdas de lanzamiento, las variantes más antiguas sólo tienen 90, mientras que los destructores europeos sólo llevan 48. La retirada del Ticonderoga sin sustituirlo por un buque de tamaño similar se produce en un momento en el que las armadas occidentales tienen cada vez más dificultades para permitirse el lujo de contar con grandes clases de buques de superficie; otro ejemplo notable es la posible eliminación progresiva de destructores de la Marina Real Británica al retirarse la problemática clase Type 045 sin sustituirla.

Destructor Type 045

Mientras que no se espera que el mundo occidental tenga buques del tamaño de la clase Ticonderoga después de su retirada, la clase Type 055 de China sigue en producción y se esperan futuros buques de tamaño similar o superior, mientras que Corea del Sur también podría desarrollar un sucesor del tamaño de un crucero para los destructores de la clase Sejong el Grande.

Destructor surcoreano Tipo Sejong

Military Watch Magazine

2 thoughts on “La Marina de EE.UU. retirará los 22 cruceros de la clase Ticonderoga en los próximos cinco años.

  • el 25 abril, 2022 a las 02:18
    Permalink

    La tendencia de la US Navy es tener más buques del tamaño de un destructor con 96 celdas del tipo strike y con polivalencia total ante cualquier tipo de enemigo sea de la naturaleza que sea , además de incorporar todo tipo de tecnologías emergentes para conseguir su ventaja y su liderazgo operacional bélico en una plataforma estándar que agilice su control y su logística asociada . Ese es el objetivo . Y las fragatas ligeras de la nueva clase Contellation servirán como alternativa económica para despliegues más lights y de intensidad media no tan exigentes y descargar a los destructores de estas tareas de menor relevancia .

    Respuesta
    • el 25 abril, 2022 a las 10:48
      Permalink

      Eso y que los Tico están trilladísimos porque potencia y capacidad tampoco les falta.

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.