La RAF británica se adjudica el primer vuelo con combustible eléctrico del mundo.

Gran Bretaña planea reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar un objetivo de cero netos para 2050.

La Real Fuerza Aérea británica (RAF) ha establecido una primicia mundial al completar el primer vuelo utilizando únicamente combustible sintético, según ha informado el Ministerio de Defensa.

El capitán de grupo Peter Hackett completó un vuelo corto en un avión ultraligero Ikarus C42 en un aeródromo de Gloucestershire, al oeste de Inglaterra, a principios de este mes.

“El combustible sintético UL91 de Zero Petroleum se fabrica extrayendo el hidrógeno del agua y el carbono del dióxido de carbono atmosférico”, dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado el miércoles.

“Utilizando la energía generada por fuentes renovables como la eólica o la solar, se combinan para crear el combustible sintético”.

El ministerio dijo que tenía el potencial de ahorrar entre el 80 y el 90 por ciento de carbono por vuelo y ayudar al objetivo de las fuerzas aéreas de utilizar combustible sintético para propulsar aviones rápidos en el futuro.

“Se trata de una “innovación” pionera en el mundo”, dijo el ministro de Defensa, Jeremy Quin, cuyo gobierno se ha fijado como objetivo que Gran Bretaña alcance las emisiones netas de carbono cero en 2050.

“Mientras que las tecnologías ecológicas, como la generación de energía eléctrica y de hidrógeno, son viables para muchas plataformas de la RAF, los aviones de alto rendimiento requieren una alternativa de combustible líquido, como el UL91, para mantener sus capacidades operativas”.

La industria de la aviación -uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero- se ha embarcado en un gran esfuerzo para reverdecer su imagen y desarrollar combustibles menos contaminantes.

La RAF, cuyo lema es “per ardua ad astra” (a través de la lucha hacia las estrellas), planea que su primera base aérea sea neta cero para 2025 y que todo el servicio sea neutro en carbono para 2040.

Los combustibles sintéticos o electrocombustibles (e-fuels) utilizan hidrógeno, producido por electrólisis, y capturan el dióxido de carbono de la atmósfera.

Al recombinar ambos, se obtiene un combustible similar al queroseno de aviación.

Para que sea respetuoso con el medio ambiente, la electricidad necesaria para producirlo debe estar descarbonizada y proceder de fuentes renovables o nucleares.

Estas tecnologías de vanguardia son experimentales, pero siguen siendo mucho más caras que los combustibles renovables que están siendo ampliamente probados por la industria, y cuestan más que el queroseno.

The Defense Post

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.