La Royal Navy vigila el paso de los buques de guerra rusos a través del canal de la Mancha.

Siete buques de la Armada rusa y un submarino argelino navegaron en direcciones opuestas más allá de las Islas Británicas

La Royal Navy ha vigilado de cerca, a siete buques de guerra rusos y a un submarino argelino mientras pasaban en direcciones opuestas por el Canal de la Mancha.

Los buques de patrulla británicos HMS Tyne, HMS Severn y HMS Mersey fueron los encargados de vigilar su presencia.

El submarino, que regresaba a África, fue rastreado por el HMS Severn, que “actúa como los ojos y los oídos de la flota en aguas interiores”, dijo la Royal Navy.

Su oficial al mando, el comandante Philip Harper, dijo: “Ha sido un deber agradable dar la bienvenida a nuestros amigos argelinos en su tránsito por aguas del Reino Unido con un tiempo estupendo mientras se dirigen a casa”.

Navegando hacia el oeste, el HMS Mersey se mantuvo junto a un trío de buques rusos -la fragata Admiral Kasatonov, el remolcador de apoyo Nikolay Chiker y el petrolero Vyazma- frente a la costa francesa y permaneció cerca hasta que se adentraron en el Mar del Norte.

Los fuertes vientos y los grandes estados del mar hicieron que los buques rusos pasaran más tiempo de lo habitual por el Canal de la Mancha.

La compañía del HMS Mersey trabajó continuamente para garantizar el paso seguro de los buques rusos, según la Marina.

El oficial de navegación, teniente Thomas Bees, declaró que “los buques de la Federación Rusa operaron de forma segura y profesional durante todo su tránsito”.

El capitán de corbeta Edward Munns habló de la “flexibilidad” del HMS Mersey al ser capaz de “reaccionar con rapidez y éxito a una misión de corto plazo”.

Alabó la demostración de “extraordinaria profesionalidad de la compañía de su buque al cambiar su mentalidad a una misión nacional”.

El submarino argelino (Proyecto 636) navegando en superficie pasa frente a la costa de Kent mientras es vigilado por el HMS Severn.

Antes de que este grupo ruso transitara por el Canal de la Mancha, el HMS Mersey recibió asistencia del HMS Tyne para vigilar constantemente a cuatro buques rusos que navegaban por la zona en su camino hacia el Atlántico.

Entre ellos se encontraban tres buques anfibios de la clase Ropucha, capaces de desembarcar tanques, el Minsk, el Kaliningrad y el Korolev, y la fragata Boiky, según la Armada.

Situados en el Mar del Norte, fueron seguidos a través del Estrecho de Dover y en el Canal de la Mancha antes de su llegada a las aguas abiertas del Atlántico Norte.

Los buques de patrulla en alta mar, con base en Portsmouth, también trabajaron con buques y aviones aliados de la OTAN.

El teniente Nicholas Ward, oficial ejecutivo del Tyne, destacó: “Hemos pasado rápidamente de llevar a cabo la protección de la pesca a trabajar con nuestros aliados de la OTAN vigilando a los buques de guerra extranjeros que operan cerca del Reino Unido”.

Forces/Net

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com