Las fuerzas estadounidenses atacan a las milicias respaldadas por Teherán en Siria.

Desde que Estados Unidos, bajo el liderazgo del presidente Trump, rompió el acuerdo nuclear iraní [o Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC)] y restableció gradualmente las sanciones, Irán se ha ido alejando cada vez más de sus obligaciones anteriores.

Según el último informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica [OIEA], Teherán sigue sin dar explicaciones creíbles sobre la presencia de partículas de uranio antropogénicas [vinculadas a la actividad humana] en el emplazamiento de Turquzabad, que las autoridades iraníes no habían declarado. Y hasta el 16 de febrero, Irán había acumulado 2.967,8 kg de uranio poco enriquecido, una cantidad 14 veces superior al límite

Además, en enero, Irán inició el proceso de producción de uranio enriquecido al 20% en su planta subterránea de Fordo, cinco veces más que el límite del 3,5% permitido por el GACP, que es suficiente para aplicaciones civiles. Y probablemente no tiene intención de detenerse ahí. “El límite de enriquecimiento de Irán no será del 20%. Actuaremos según nuestras necesidades […] Podríamos aumentar el enriquecimiento al 60 por ciento”, advirtió el Líder Supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, el 22 de febrero, antes de que entraran en vigor las restricciones del OIEA a las inspecciones de las actividades nucleares de Irán.

Sin embargo, la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca podía hacer pensar que las tensiones disminuirían, tanto más cuanto que dijo estar decidido a salvar el acuerdo nuclear iraní y, por tanto, a levantar las sanciones impuestas por su predecesor… con la condición de que Irán volviera a sus compromisos.de 202,8 kg fijado por el GACP.

Sin embargo, para conseguirlo, Teherán exige primero que se retiren las sanciones estadounidenses. Y, a pesar de algunos gestos de buena voluntad por parte de Washington, incluido un acuerdo para participar en una reunión del grupo P5+1 [los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania] e Irán, la situación sigue bloqueada. Hay que decir que la diplomacia estadounidense quiere incluir otros temas, como indicó recientemente su jefe, Antony Blinken.

“Trabajando con nuestros aliados y socios, también trataremos de ampliar y reforzar el acuerdo de Viena sobre el programa nuclear iraní”, dijo, subrayando la determinación de Washington de abordar también “otras cuestiones preocupantes, como el comportamiento regional desestabilizador de Irán y el desarrollo y la proliferación de misiles balísticos”.

Al mismo tiempo, en Irak, los intereses estadounidenses son regularmente objeto de ataques. Así, se cometieron tres atentados en una semana contra las bases de Erbil y Balad [que alberga los F-16 iraquíes], así como contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad. “Volvemos a estar donde estábamos hace un año”, dijo a la AFP un militar estadounidense. Es decir, cuando las milicias chiíes de Hashd al-Shaabi, apoyadas por Irán, atacaban regularmente las cárceles iraquíes de la coalición antiyihadista dirigida por Estados Unidos.

“Haremos responsable a Irán de las acciones de sus afiliados que ataquen a los estadounidenses” en Irak, advirtió el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, tras los ataques con cohetes a la embajada de Estados Unidos en Bagdad el 22 de febrero. Sin embargo, dijo que las fuerzas estadounidenses trabajarían para evitar una “escalada que favorezca a Irán”.

En cualquier caso, dijo, Washington ha acabado respondiendo a los últimos ataques contra sus intereses en Irak. Ayer 25 de febrero, el presidente Biden, al igual que su predecesor, autorizó ataques en Siria contra la infraestructura utilizada por Hachd al-Shaabi, incluida Kataeb Hezbollah, organización que ha sido objeto de repetidos ataques por parte de las fuerzas estadounidenses en los últimos meses.

Citando una operación “defensiva”, el portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que los “ataques han sido autorizados en respuesta a los recientes ataques contra el personal de Estados Unidos y de la coalición en Irak y a las continuas amenazas contra ellos”. “Pero no especificó los medios utilizados por las fuerzas estadounidenses en la acción.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos [OSDH], los ataques destruyeron tres camiones de municiones que acababan de llegar a Bukamal [Siria] desde Irak. “Hay muchos muertos. Al menos 17 combatientes han muerto, según una evaluación preliminar, todos ellos miembros de Hashd al-Shaabi”, dijo.

Esta respuesta militar proporcionada se ha llevado a cabo paralelamente a las medidas diplomáticas, incluidas las consultas con los socios de la coalición “antiyihadista”, ha dicho el portavoz del Pentágono. “La operación envía un mensaje claro de que el presidente Biden protegerá a las fuerzas estadounidenses y de la coalición”, afirmó.

Cabe señalar que el ataque del 15 de febrero contra la base de Erbil fue reivindicado por la organización Awliyaa al-Dam [Guardianes de la Sangre], de la que se sabe poco… Queda por ver cómo reaccionará Hashd al-Shaabi. Tras una represalia estadounidense en la que perdió a una veintena de sus combatientes en diciembre de 2019, la organización chiíta estuvo en el origen de los incidentes violentos en el recinto de la embajada estadounidense en Bagdad.

Estos ataques contra Hashd al-Shaabi se llevaron a cabo después de que el presidente Biden hablara con el primer ministro iraquí, Mustafá al-Kazimi, sobre los últimos ataques contra los intereses estadounidenses. Según el comunicado emitido posteriormente, los dos funcionarios “destacaron la importancia de proteger las misiones diplomáticas en Irak y de contrarrestar los intentos de amenazar la seguridad y la estabilidad en Irak y en la región”.

Laurent Lagneau

2 thoughts on “Las fuerzas estadounidenses atacan a las milicias respaldadas por Teherán en Siria.

  • el 27 febrero, 2021 a las 04:25
    Permalink

    Al leer entre lineas, los temores de Iran son verdaderos. USA no va a cumplir despues que Iran vuelva a cumplir los compromisos del PAIC, le van a exigir el desarme total, solo le dejaran usar fusiles viejos, cero misiles, cero marina, cero fuerza aerea, ect. (lo dijo Antony Blinken, “queremos abordar tambien otras cuestiones preocupantes, como el comportamiento regional desestabilizante de Iran, y el desarrollo y la proliferacion de misiles balisticos”).
    Iran a sufrido el asesinato del cientificos. generales, y soldados incluido Qasem Soleimani. No hay que ser peritos para saber quienes son los agresores, la pregunta del millon es, ¿LA OIEA AYUDA EN LA LOCALIZACION DE BLANCOS PARA USA E ISRAEL?.

    Respuesta
  • el 28 febrero, 2021 a las 03:25
    Permalink

    Al final EEUU solo usa sus fuerzas para asustar, y se mete con guerrillas para mantener el flujo de caja de su industria militar. pero ya no asustan a nadie.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.