Los ciudadanos suizos aprueban la compra de nuevos aviones de combate para la Fuerza Aérea.

Con un margen muy estrecho de sólo 9.000 votos, los ciudadanos suizos han aprobado la adquisición multimillonaria de nuevos aviones de combate para sustituir a los actuales aviones en servicio F-5 y F/A-18.

La mayoría (50,2%) de los votantes suizos dio el visto bueno a la compra de nuevos aviones de combate ayer domingo, 27 de septiembre. El referéndum convocó a los ciudadanos a decir sí o no a un plan respaldado por el gobierno por valor de 6.490 millones de dólares para encontrar un sustituto a los aviones F-5 Tiger y F/A-18C/D Hornet.

Esta fue la tercera votación a nivel nacional en casi 30 años sobre la compra de nuevos aviones de combate para la Fuerza Aérea Suiza. El último intento fue en 2014, cuando un referéndum rechazó la adquisición del Saab Gripen (para reemplazar al F-5E).

En consecuencia, la Fuerza Aérea Suiza lanzó el programa “Air 2030” destinado a la selección de su futuro avión de combate y, en el marco de este programa, las armas aéreas llevaron a cabo la evaluación de cuatro aviones candidatos: el Eurofighter Typhoon, el Boeing F/A-18 Super Hornet, el Dassault Rafale y el Lockheed Martin F-35. Un quinto candidato, el Gripen E, se retiró antes de su evaluación inicialmente prevista para finales de junio de 2019, después de que la agencia de adquisiciones suiza “recomendara oficialmente” que Saab no se presentara, ya que las pruebas de vuelo se habían diseñado para evaluar únicamente las aeronaves que estuvieran listas para funcionar en 2019.

El 10 de enero de 2020, armasuisse emitió la segunda petición de oferta de nuevos aviones de combate a las autoridades gubernamentales de los cuatro posibles proveedores: Alemania (Airbus Eurofighter), Francia (Dassault Rafale) y los EE. UU. (Boeing F/A-18 Super Hornet y Lockheed Martin F-35A).

“La segunda solicitud de propuesta se basa en el análisis de la primera propuesta y en los resultados de las pruebas de vuelo, simulador y tierra, así como en las auditorías realizadas con las fuerzas armadas que operan los aviones de combate evaluados. En la segunda solicitud de propuesta, se pide a las empresas contactadas a través de las autoridades gubernamentales que presenten la oferta más ventajosa para Suiza.

La propuesta debe incluir los siguientes elementos:

  • Los precios de las aeronaves entre 36 y 40 unidades, incluida la logística y las armas definidas, como punto de partida vinculante para las negociaciones detalladas con el candidato seleccionado después de la selección del tipo
  • Ofertas de cooperación entre las fuerzas armadas y las autoridades de contratación de Suiza y las del país proveedor
  • Proyectos de compensación previstos o ya iniciados.

Se espera que para noviembre de 2020 el Gobierno suizo reciba esta segunda oferta y proceda a la evaluación final de cuatro modelos de cazas que se presentan a la licitación del contrato. El ganador debe ser anunciado en el segundo trimestre de 2021. Se prevé que la entrega de los nuevos aviones comience en 2025 y termine en 2030, si todo va según lo previsto.

“En principio, los votantes no tendrán más que decir sobre el tipo de nuevos cazas que se comprarán. Sin embargo, el Grupo por una Suiza sin ejército (GSoA), que encabezó la campaña de la oposición, ya ha dicho que lanzará una iniciativa popular para desafiar la elección del gobierno”, informó el medio de comunicación suizo Swissinfo.ch. Sin embargo, la Ministra de Defensa Viola Amherd “dijo que esto no desbaratará sus planes de finalizar el contrato para el 2021”.

David Cenciotti

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.