Los destructores Zumwalt de la Marina estadounidense llevarán 12 armas hipersónicas en 2025.

En el pasado mes de abril, el principal almirante de la Marina estadounidense reveló que desplegaría armas hipersónicas en sus avanzados destructores de clase Zumwalt para 2025.

Esto es mucho más rápido que los planes anteriores de despliegue de armas hipersónicas en los submarinos de ataque de la clase Virginia, previstos para 2028, y es más duradero que los planes de poner las armas en los envejecidos submarinos de misiles guiados de la Marina en 2025 como capacidad provisional antes de que sean retirados a finales de la década.

El arma hipersónica de la Marina estadounidense, denominada Conventional Prompt Strike (CPS), es un arma denominada “boost-glide”. Después de ser lanzada -el “impulso”- a la altura por un cohete de 34,5 pulgadas de diámetro, su ojiva maniobra sin motor -el “planeo”- hacia su objetivo a velocidades superiores a cinco veces la velocidad del sonido.

Sin embargo, la forma en que los Zumwalts acogerían las armas hipersónicas no estaba clara hasta que se publicó el presupuesto de la Armada para 2022 a finales de mayo. Las celdas de lanzamiento vertical de los destructores Arleigh Burke y de los tres enormes destructores de la clase Zumwalt tienen 25 y 28 pulgadas de ancho respectivamente, demasiado pequeñas para el cohete impulsor de 34,5 pulgadas de diámetro del arma Conventional Prompt Strike. Para colocar armas hipersónicas en la clase Zumwalt, es necesario instalar nuevos y enormes tubos de lanzamiento.

El presupuesto proporciona nuevos detalles sobre esos lanzadores. Para instalar los nuevos lanzadores, se retirarán los dos soportes del Sistema Avanzado de Armas del Zumwalt, situados en la sección de proa del buque. En su lugar se instalará un “módulo de carga útil avanzada” que podrá transportar y lanzar hasta 12 armas CPS.

La pérdida de los Sistemas Avanzados de Artillería (AGS) de los buques -cañones navales de precisión de largo alcance- no es realmente una pérdida. Los AGS fueron diseñados originalmente para disparar proyectiles de artillería guiados de 6 pulgadas a más de 60 millas náuticas en apoyo de los marines que operaban en tierra. Sin embargo, cuando la clase Zumwalt se redujo de los 30 buques previstos a sólo tres, la economía de escala para la producción de la munición única del AGS se distorsionó y el coste por proyectil se disparó a casi un millón de dólares, casi lo mismo que un misil de crucero Tomahawk, que tiene una ojiva más grande y un alcance de casi 1.000 millas. Dado el extraordinario coste, la Armada decidió cancelar cualquier compra de munición adicional para el AGS hace cinco años, y como los cañones no pueden disparar ninguno de los otros proyectiles de artillería de precisión que ya están en producción, los cañones se han convertido en un peso muerto.

La sustitución de los cañones inservibles de los Zumwalts por armas hipersónicas dotará a los buques de una capacidad de nivel estratégico sin sacrificar ninguno de sus actuales 80 lanzadores verticales, que siguen siendo necesarios para la defensa aérea y los misiles antibuque. Según la justificación presupuestaria de la Marina, la modificación de las armas hipersónicas “proporciona una capacidad de ataque de largo alcance flexible y lanzada por combatientes de superficie durante el resto de la vida útil de los buques. Cuando se combina con las características poco observables de la plataforma Zumwalt, los fondos proporcionan una capacidad de ataque convincente desde una plataforma diseñada para complicar el problema de puntería de los adversarios”.

El USS Zumwalt (DDG 1000) en una de sus salidas para pruebas en el mar.

Los documentos de financiación también revelan que el sistema de lanzamiento CPS del Zumwalt será el mismo que se encuentra en los submarinos de clase Ohio y Virginia. Esto, combinado con la capacidad de los buques para transportar hasta 12 armas hipersónicas, sugiere que el Módulo de Carga Avanzada que la Marina estadounidense instalará en los Zumwalt es una versión del Módulo de Carga Virginia.

El módulo de carga útil Virginia es una sección central de 70 pies de largo que se está añadiendo a los cascos de los últimos submarinos de ataque de la clase Virginia. Las nuevas secciones albergan cuatro tubos de lanzamiento de gran diámetro similares a los que utilizan los submarinos de misiles balísticos de la clase Ohio de la marina para lanzar los misiles nucleares Trident. Cada tubo puede transportar hasta siete misiles de crucero Tomahawk u otras municiones. Los Virginias modificados están destinados a sustituir la capacidad de lanzamiento de misiles convencionales de los envejecidos submarinos de misiles guiados de la marina, que fueron convertidos de los cuatro submarinos más antiguos de la clase Ohio para llevar 154 misiles de crucero Tomahawk en lugar de armas nucleares.

Los tubos de carga útil del Virginia que transportarán el arma hipersónica en 2028 tienen 87 pulgadas de diámetro, lo que permite alojar tres cohetes de refuerzo de 34,5 pulgadas de ancho (con algo de espacio adicional para el bote de lanzamiento del arma). Cada módulo de carga útil Virginia tiene cuatro tubos de lanzamiento, y cada tubo parece capaz de alojar tres armas hipersónicas, lo que supone una carga máxima de 12 armas hipersónicas. Así pues, el “módulo de carga útil avanzada” que se instalará en los tres destructores Zumwalt en lugar de sus dos cañones, ahora inservibles, es probablemente un módulo de carga útil Virginia de cuatro tubos de lanzamiento de gran diámetro que se cargarán con tres armas CPS cada uno.

Al igual que los tubos de carga útil del Virginia pueden alojar distintas armas, los Zumwalt también podrán presumiblemente llevar una mezcla de armas hipersónicas y un gran número de otros nuevos misiles avanzados de ataque terrestre y antibuque.

Aunque un cargador de 12 armas hipersónicas puede parecer poco abrumador, es similar a los despliegues chinos de sus misiles avanzados de largo alcance. Una brigada de las Fuerzas de Cohetes del EPL DF-26, un misil balístico maniobrable de largo alcance que se cree que puede atacar las bases estadounidenses en Guam y los portaaviones en el mar, suele constar de unos 12 lanzadores. Dado que las armas están destinadas a ser utilizadas contra objetivos sensibles de alto valor (y en el Pacífico, probablemente contra objetivos en el territorio continental de China) se puede esperar que su uso operativo sea mucho más limitado y controlado, dadas las implicaciones políticas y potencialmente escalatorias de sus objetivos, en comparación con el uso ahora desenfrenado de los misiles de crucero Tomahawk contra objetivos de nivel táctico.

El presupuesto también revela un objetivo de producción de 24 armas CPS al año para dar cabida tanto a las unidades de armas hipersónicas lanzadas desde tierra del Ejército de Estados Unidos (que se prevé que estén listas en 2023) como a los destructores Zumwalt antes de su despliegue en los submarinos Virginia a finales de la década.

Muchos han criticado el presupuesto del Pentágono por haber recortado buques y otras plataformas denominadas “heredadas” para ahorrar costes, mientras que al mismo tiempo pretenden estar orientados a igualar a China como “reto de ritmo”. Pero las inversiones hipersónicas y la recapitalización de los destructores Zumwalt, al tiempo que se retiran los envejecidos cruceros de la clase Ticonderoga y los problemáticos Littoral Combat Ships, indican que el plan del Secretario de Defensa, Lloyd Austin, no es igualar a la Marina del Ejército Popular de Liberación (PLA) buque por buque, sino utilizar sistemas avanzados de alto valor disuasorio y excepcional capacidad operativa para enfrentarse a China en alcances que proporcionen una mejor protección y defensa para el menor número de buques de que dispondrá la Marina estadounidense.

Steven Stashwick

9 thoughts on “Los destructores Zumwalt de la Marina estadounidense llevarán 12 armas hipersónicas en 2025.

  • el 15 junio, 2021 a las 09:12
    Permalink

    No acabo de tener claro que el futuro vaya por ahi. Misiles super sofisticados y carisimos, de los que solo te puedes permitir unos pocos no parece muy amenazador. Mas bien pienso que la cosa va por ataques masivos con drones y misiles de bajo coste. Da lo mismo cuantos derribes, siempre pasara alguno. La guerra del futuro la hemos visto en Azebayan.

    Respuesta
    • el 15 junio, 2021 a las 11:46
      Permalink

      Es que azerbayan no tenia defensas antiaereas mas alla de algun MANPADS, que esos ataques llevan los USA decadas haciendolos en Iraq y Afganistan y Israel igual, no es nada nuevo.

      Respuesta
    • el 15 junio, 2021 a las 13:07
      Permalink

      Igual esta pensado contra “enemigos” que disponen de sistemas avanzados de defensa.Lanzas esos misiles ,los eliminas y pasas posteriormente a un ataque mas “masivo” con elementos mas simples o economicos a mi entender.
      Es un poco lo de porque tener un carisimo bombardero B21 stealth….eliminas las punta de lanza de los sistemas de defensa y comunicacion y pistas..y luego dan paso a aviacion tipo F15EX o similar.
      Solo una opinion.

      Respuesta
  • el 15 junio, 2021 a las 20:00
    Permalink

    Hace unos años pareció una idea estupenda retirar los cañones de los F4 Phantom, y a ello se dedicaron y no parece que con mucho acierto, ya que después de la experiencia en Vietnam, nadie ha vuelto a diseñar un avión que carezca de cañón interno. Creo que lo mismo pasará con los barcos, es un error retirar toda la artillería pesada, deberían haber retirado uno de los cañones y sustituir el otro, si no por un 155mm, al menos por los Mark45 Mod. 4, que seguro podría usar municiones Vulcano de largo alcance a un precio medianamente razonable

    Respuesta
    • el 15 junio, 2021 a las 23:59
      Permalink

      Pero ¿realmente se utiliza el cañon para algo en los cazas? (Con excepción del A10, que es su espacialidad).

      E F35B y el F35C carecen de cañon integrado (aunque pueden llevar uno con un pod externo, que, curiosamente, es mucho más eficaz que el interno del F35A). Y los Tifones ingleses tengo entendido que carecen de cañon.

      Para mí, sinceramente, el cañon interno me parece una tontería. (Otra cosa es un pod externo para tener flexibilidad en operaciones de apoyo aéreo cercano, cuando ya se ha conseguido dominar el espacio aéreo). Ya veremos cómo diseñan el FSAC.

      Dicho esto, pensando derribar drones, puede que el cañon sí que tenga sentido. Sale más barato que un misil. Pero para un “dogfight” no lo veo (por cierto, me parece un nombre poco acertado. Debería llamarse pelea de halcones, porque es lo más precioso que he visto jamás y porque sería mucho más adecuado y parejo).

      Respuesta
      • el 16 junio, 2021 a las 22:10
        Permalink

        Los Eurofighter ingleses no carecen de cañón, de hecho, esa carencia alteraría el centro de gravedad del avión y otros factores de distribción de pesos, lo que alteraría todo el sistema de control y obligaría a reprogramarlo… algo complejo, largo y muy caro. De hecho lo propusieron para el Tornado, pero al final optaron por dejar el cañón, eso sí, sin ponerle munición ni usarlo, y de esta forma en su doctrina aérea carecían de entrenamiento con cañón… Años más tarde descubrieron que tenían una cierta carencia en combates dogfight por la falta de práctica con el cañón
        Puede que efectivamente los cañones en aviones como los conocemos hasta ahora no sean tan útiles salvo en casos muy extremos, pero quien sabe si con los nuevos avances (cañones electromagneticos y lásers, podrían ser parte fundamental en el futuro. Sin embargo, incluso en la actualidad, los cañones en los barcos son muy, pero que muy útiles y con una munición económica

        Respuesta
  • el 16 junio, 2021 a las 20:44
    Permalink

    Alguien duda de la importancia de los CIWS ahora. Habrá que mejorar los radares de adquisición, pero la opción más barata para contrarrestar estos misiles supersónicos de alta tecnología, son los CIWS con munición airbust, que crea una nube de bolas hacia el misil, que dada su velocidad, irá recto, no pueden hacer virguerías aeronáuticas.

    Respuesta
    • el 17 junio, 2021 a las 13:05
      Permalink

      Contra misiles hipersonicos incluso los “escopetazos” de tungsteno pueden no ser suficientes, debido al llamado efecto spray. Incluso acertándole al misil, su velocidad hace posible el impacto de fragmentos a muy alta velocidad.

      Obviamente es mucho mejor que nada, y el efecto spray no esta ni mucho menos garantizado que ocurra, dependiendo del daño que reciba el misil. Yo lo prefiero a los Phallanx.

      Milennium+SEARAM o equivalente me parece una buena combinacion. Y me pregunto si no mereceria la pena construir miniescoltas dedicados, a utilizar como CIWS avanzadas en un grupo, y con potencia de fuego suficiente para actuar por su cuenta en labores de intensidad baja y media. Una externalización de CIWS, vaya. Sin quitar que los otros activos lleven los suyos propios, claro.

      Lei hace un tiempo que estaban trabajando en municion AHEAD de 20mm, que seria interesante para defensa anti dron.

      Salud

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.