Los fabricantes de armas surcoreanos buscan entrar en el mercado estadounidense.

Hanwha Aerospace, el mayor fabricante de armas de Corea del Sur, acaba de cerrar un acuerdo histórico con Polonia el año pasado y está ansioso por ampliar su negocio internacional con vistas al mayor premio del sector: suministrar al ejército estadounidense.

Hanwha es una de las empresas surcoreanas que están haciendo un esfuerzo concertado para introducirse en el mercado estadounidense en la reunión anual de tres días de la Asociación del Ejército de Estados Unidos, la mayor exposición de guerra terrestre de Norteamérica.

En el stand de Hanwha, de 232 metros cuadrados, había un enorme obús autopropulsado K9, el mismo tipo que la empresa ha vendido a Polonia. También se exhibían varios sistemas de carga para proyectiles de 155 milímetros, una de las municiones de artillería más demandadas en Ucrania.

La empresa ve una clara oportunidad de negocio. «Estamos intentando entrar en el mercado estadounidense. El muro es alto, pero es el mayor mercado con diferencia», afirmó Minwoo Nam, directivo de la división de estrategia de Hanwha.

Nam afirmó que la guerra de Israel contra Hamás en Gaza, sumada a la de Ucrania, impulsará el crecimiento del sector.

Los expertos estadounidenses han pedido una rápida expansión de la base industrial de defensa del país para hacer frente a la creciente demanda. La necesidad de suministrar munición tanto a Ucrania como a Israel llega en un momento en que Estados Unidos también tiene que mantener un ojo puesto en China en el estrecho de Taiwán. Pero semejante expansión no puede producirse de la noche a la mañana y las empresas internacionales se apresuran a ofrecer sus servicios.

«Estados Unidos tiene cuellos de botella. Nosotros podemos ayudar», afirmó Nam.

Poongsan suministra pequeñas municiones al ejército estadounidense y quiere expandirse.

Al otro lado del pabellón estaba el stand de Poongsan, fabricante de metal y munición con sede en Seúl. La empresa tiene un historial de suministro de balas de rifle de 5,56 milímetros al ejército estadounidense que se remonta a la guerra de Irak y ve la oportunidad de suministrar más.

La legislación surcoreana prohíbe a sus empresas de defensa vender directamente a países en conflicto, «por lo que ahora no podemos suministrar a Israel», afirma Min Gu Lee, miembro del equipo de exportación de productos de defensa de la empresa.

Pero estos proveedores tienen la oportunidad de llenar los agotados arsenales del ejército estadounidense, si Washington ampliara su ayuda militar a Ucrania e Israel.

Algunos pequeños contratistas surcoreanos también estuvieron presentes en la exposición. La empresa Seawolf, con sede en Seúl, mostró un modelo de su vehículo señuelo hinchable. Cuando se infla en el campo de batalla, el señuelo parece un vehículo blindado de combate Stryker de ocho ruedas, con la idea de que el enemigo desperdicie costosos misiles en un globo.

El señuelo inflable de Seawolf invita a los adversarios a desperdiciar costosos misiles.

«De noche es especialmente difícil de distinguir», afirma Tae Hyung Kim, director del equipo de marketing global. «Utilizamos el mismo mecanismo de desviación de radar que el real, por lo que tiene la misma puntuación de radar», añadió.

La empresa también tiene señuelos con la forma de un caza F-35.

Los tiempos de bonanza no se limitan a las empresas surcoreanas. Quoc Bao Diep, vicepresidente de sistemas de gran calibre del grupo noruego de defensa Nammo, afirmó: «La demanda actual es enorme», señalando la guerra en Ucrania y el potencial en Gaza.

La empresa, especializada en munición, motores para cohetes y aplicaciones espaciales, vende el 35% de sus productos en el mercado estadounidense, incluido al ejército de ese país. Europa, su mercado nacional, representa otro 35%. «Pero vemos crecer el mercado estadounidense hasta el 40% o el 45% de nuestras ventas», dijo el funcionario.

Elbridge Colby, ex vicesecretario de Defensa estadounidense para Estrategia y Desarrollo de Fuerzas, declaró a Nikkei Asia: «Lo más importante es hacer crecer nuestra base industrial de defensa. Seguimos agotando nuestros recursos apoyando a Ucrania, pero nuestra máxima prioridad debe ser China».

El lunes, la secretaria del Ejército, Christine Wormuth, afirmó que Estados Unidos necesita apoyar «simultáneamente» a Israel y Ucrania, y pidió al Congreso que aumente la financiación.

Colby rechazó esa premisa, diciendo «Eso no es enfrentarse a la realidad. Tenemos que reconocer la escasez. Mucha gente responde [a la situación en Israel] como si pudiéramos hacerlo todo, y eso no es cierto».

Las empresas de defensa extranjeras quizá puedan ayudar a llenar ese vacío.

Ken Moriyasu

One thought on “Los fabricantes de armas surcoreanos buscan entrar en el mercado estadounidense.

  • el 11 octubre, 2023 a las 18:51
    Permalink

    No dudo que lo hagan, lo están haciendo con empresas europeas y una alianza con Corea del Sur, potenciaría la industria militar occidental, los surcoreanos son muy flexibles y gustan de satisfacer al cliente, pero ante todo, no son soberbios como los franceses.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía y normas de participación en la web de Galaxia Militar.

Todos los comentarios deben estar relacionados con los artículos que se publican o han sido publicados en la web.

Esta web es de temática militar y no se publicarán comentarios de contenido político, o que no estén relacionados con los temas tratados.

Deben respetar las opiniones del resto de lectores, además de estar dentro de los parámetros del decoro y el respeto, sin insultos ni otras actitudes fuera de tono.

No se publicarán los comentarios que venga escritos en letras mayúsculas.

Los comentarios publicados son las opiniones de los propios lectores y Galaxia Militar no respalda ninguno de los comentarios de los lectores.

Revise su ortografía: Si bien las redes sociales suelen ser un entorno natural y distendido, es recomendable hacer un uso correcto de las reglas gramaticales.

El equipo moderador de comentarios, entre otras medidas, podrá eliminar aquellos que no respeten estos requisitos, así como dejar de publicar a los usuarios que no sigan las citadas normas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.