Los ministros de defensa de Francia y Alemania dejan las decisiones del FCAS y el MGCS para finales de octubre.

Con la esperanza de poner fin a un prolongado estancamiento en sus dos mayores programas de defensa, los ministros de defensa francés y alemán acordaron ayer presionar a sus administraciones para que avancen ambos proyectos, y preparar un informe de situación que se presentará en una reunión conjunta de los gabinetes francés y alemán, prevista para finales de octubre.

Aunque no se trata de la proverbial “muerte por comisión”, las palabras de ambos ministros no son indicativas de una férrea determinación de hacer avanzar los dos programas tras años de disputas.

El comunicado del Ministerio de Defensa alemán sobre la reunión de ayer -Francia aún no había emitido uno en el momento de escribir este artículo- mencionaba los programas conjuntos sólo en quinta posición, e incluía lo que sólo puede considerarse como vagas declaraciones de apoyo tibio:

“En cuanto a la cooperación franco-alemana en materia de armamento, el ministro [Lecornu] dijo: “Este es el futuro, que se establecerá de forma conjunta e interoperable, para el Sistema Aéreo de Combate Futuro (FCAS). Alemania y Francia harán todo lo posible para encontrar soluciones conjuntas”, recalcó Lambrecht: “Este es un proyecto que debe ser -y será- un éxito. Ambos haremos definitivamente nuestra parte”. El ministro Lecornu dijo que el FCAS es un proyecto prioritario. La industria seguirá asesorando al respecto. En cuanto al Sistema Principal de Combate Terrestre (MGCS), se presentará un calendario ante el Consejo de ministros franco-alemán.

“Se han dicho y escrito muchas cosas en las últimas semanas, y creo que podemos abreviarlas con una sola frase, diciendo que el FCAS es un proyecto prioritario”, dijo Lecornu durante una conferencia de prensa conjunta con Lambrecht. “Tenemos un consejo de ministros franco-alemán a finales de octubre, así que eso nos deja unas semanas de preparación para actuar con calendarios exigentes”, añadió Lecornu en un tono menos decidido.

El hecho de que ambos ministros hablaran de los foros políticos bilaterales, de la brigada franco-alemana, de la lucha contra el terrorismo en el Sahel y de Ucrania antes de mencionar sus proyectos conjuntos de defensa demuestra ampliamente que no hicieron más que hablar de boquilla de los principios de la cooperación franco-alemana en materia de defensa.

¿Ministros impotentes?

Después de haber publicado dos tuits poco convincentes el jueves, Lecornu hizo tardíamente una declaración más contundente el viernes a mediodía:

En cuanto a la cooperación industrial, con Christine Lambrecht, acordamos proseguir los principales programas conjuntos entre Francia y Alemania.

El programa FCAS es un proyecto de gran envergadura cuyo objetivo es construir el avión de combate del futuro: se hará.

De hecho, los dos ministros – ambos nombrados recientemente: Lambrecht en diciembre y Lecornu en mayo- están descubriendo tardíamente que, desde que sus predecesores privatizaron tanto Dassault Aviation como Airbus, tienen pocas palancas para obligar a los fabricantes reticentes a firmar contratos en contra de su voluntad y de sus intereses percibidos.

Esto debe ser especialmente irritante para Airbus, que en un momento de desacierto vendió la participación del 46,3% en Dassault que el gobierno francés había concedido a su predecesor EADS. En su momento, el entonces consejero delegado de EADS, Tom Enders, dijo que no la consideraba “una inversión estratégica”.

Dassault Aviation, que ahora cuenta con una cartera de pedidos valorada en más de 20.000 millones de euros, puede permitirse cómodamente el lujo de ignorar las presiones del gobierno para firmar el Sistema Aéreo de Combate del Futuro (FCAS) y esperar al próximo gobierno. Su director general, Eric Trappier, ha declarado en repetidas ocasiones que no firmaría un contrato que le obligara a dar a Airbus acceso a su tecnología patentada.

Aunque es menos afortunado desde el punto de vista financiero, Nexter, el socio francés del Sistema Principal de Combate Terrestre, también se resiste a rebajar su participación del 50% en el programa para dar cabida a la llegada tardía de un segundo socio alemán, Rheinmetall, para complacer al gobierno alemán.

Pero, no obstante, el único avance concreto que Lambrecht y Lecornu pudieron anunciar ayer es que “se acordará un calendario [para el MGCS] y se presentará al Consejo de ministros franco-alemán” en octubre.

Independientemente de lo que se piense de esta reunión, está claro que no sirvió para hacer avanzar ninguno de los dos programas, y que el descubrimiento de los próximos pasos para el FCAS/SCAF y el MGCS tendrá que esperar hasta finales de octubre, en el caso de que los ministros sean capaces de encontrar una solución de compromiso que satisfaga las aspiraciones de los principales contratistas de ambas partes, algo que, hoy como ayer, parece improbable.

Defense-Aerospace.com

14 thoughts on “Los ministros de defensa de Francia y Alemania dejan las decisiones del FCAS y el MGCS para finales de octubre.

  • el 24 septiembre, 2022 a las 09:42
    Permalink

    Menudo favor le están haciendo al F-35 y a los otros dos (o tres según los vaivenes) 6a. generación. Para cuando el programa europeo haga su vuelo inaugural, tiempo habrán encontrado los otros proyectos para convertirse en productos probados y maduros, que es precisamente lo que requieren los potenciales compradores.
    De seguir así, el binomio FCAS/ Tifón no se va a ver más allá de dos décadas.

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2022 a las 10:48
    Permalink

    Y España de convidada de piedra y solo para pagar. Es el eterno problema de no ser capaces de tener una industria de Defensa propia y solvente. Siempre dependientes de unos u otros, cuando no del griterío mediático y político de quienes opinan que la Defensa es algo secundario.

    Respuesta
    • el 24 septiembre, 2022 a las 17:54
      Permalink

      La verdad es que es una situación altamente peligrosa y dramáticamente reprobable . Absurda e incongruente para cualquier país del mundo con cierto grado de dignidad , del sentido más básico de supervivencia y del sentido común más lógico y normal . Señores políticos y responsables de nuestra seguridad : recapaciten y activen y adecuen los mecanismos necesarios que garanticen nuestra libertad , dotando a nuestras Fuerzas Armadas de las herramientas apropiadas para una Defensa creíble y disuasiva .

      Respuesta
  • el 24 septiembre, 2022 a las 13:03
    Permalink

    La industria de defenda crea soberanía tecnologica y puestos de tranajo muy cualificados, se puede pedir mas?

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2022 a las 15:00
    Permalink

    Y seguirá ”en el “limbo de los Justos”

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2022 a las 19:38
    Permalink

    Ninguna potencia (salvo USA y China) se pueden permitir sacar adelante un proyecto de tal envergadura en solitario. Hasta la tercera potencia económica (Japón) ha comprendido que necesitaba colaborar con otros países del G7 (UK e Italia) para que su programa salga adelante.
    No se a qué juegan franceses y alemanes, sólo se me ocurre que vean a China muy lejos y a Rusia demasiado débil como para ser una amenaza. Si ese es su planteamiento, cometen un error, ya que el día que necesiten un avión de 6ª será demasiado tarde para empezar a desarrollarlo

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2022 a las 20:10
    Permalink

    Nosotros a ver qué deciden por nosotros… sin voz ni voto, solo para poner dinero y ensamblar dos o tres piezas del fuselaje…

    Respuesta
  • el 25 septiembre, 2022 a las 00:06
    Permalink

    ¿Unión Europea ?……en estas cosas se ve…con un ejercito europeo estas cosas NO pasarian

    Respuesta
  • el 25 septiembre, 2022 a las 17:34
    Permalink

    la prensa extranjera sigue ninguneando a España, las referencias en prensa especializada prácticamente no existen, hace poco hicieron un reportaje sobre las corbetas saudíes y se hablaba más de Francia que del país fabricante, las fragatas australianas son eso, australianas, tenemos un problema y no solo de peso político sino de imagen de país

    Respuesta
  • el 26 septiembre, 2022 a las 11:15
    Permalink

    Le veo cada vez menos futuro al FCAS.
    La unica opcion que veo es mandar a los franceses a tomar viento fresco y unirse al Tempest ahora que aun hay tiempo.
    Los franceses no piensan soltar la batuta y si hace falta “se llevan el Scattergories” como paso ya con el EFA/Rafale

    Respuesta
  • el 26 septiembre, 2022 a las 12:15
    Permalink

    Alguien a visto asomarse por allí a Margarita? Ese es el verdadero papel de España en el proyecto, verlas venir, poner dinero y acatar las órdenes de sus socios, participación del 33 %, sí, para pagar.

    Respuesta
  • el 26 septiembre, 2022 a las 12:55
    Permalink

    Todos estos desacuerdos muestran que la cooperación está muy lejos de hacerse realidad. Siguen primando los intereses nacionales y los particulares de cada empresa sobre los del conjunto. Desgraciadamente esto me reafirma en mi opinión de que el FCAS, si sobrevive, va a ser mediante una reestructuración a la baja de su alcance y ambición. Las naciones participantes no se pueden permitir el lujo es estar 20 años o más sin sustituto de los Eurofighter, necesitan otro avión mientras sale (o no) el FCAS. Eso supone que hay que gastar dinero en comprar algo (o evolucionar el Eurofigter) para cubrir esa laguna y, por tanto, menos dinero para el FCAS. Así lo veo

    Respuesta
  • el 26 septiembre, 2022 a las 13:50
    Permalink

    El problema sr. Gabriel 65 es que si se rebaja el alcance y la ambición del FCAS al final lo que les das a los pilotos no es un 6a. generación.
    Para ese resultado ya tenemos al F-35 y si lo que queremos es realmente un 6a. generación pues adquirimos el NGAD yankee con su paquete completo (de drones y de limitaciones) o el Tempest, que ambos se van a adelantar a nuestro FCAS en más de una década.
    Una pena y un indicador de lo que es Europa, que lo que aquí ocurre responde a muchas preguntas.

    Respuesta
  • el 26 septiembre, 2022 a las 20:09
    Permalink

    Al tifón le queda mucha cuerda aún, como ejemplo ahí están todavía F16, F5, Mirage, etc, por medio mundo. Lo que España debe hacer para que no la pille el toro como siempre, es renovar todos sus Tifón a tranche 4 ( los de la T 1 como interceptores ) con el E-Scan MK1 en todos los aparatos , aumentar sus capacidades de combate a tierra y mar ( integración de modernos misiles ) , y comprar más tifón para sustituir a los F18. Eso nos dará disuasión efectiva para al menos 30 años más, tiempo de sobra para trabajar en en el sustituto del tifón, y por ende, de nuestra columna vertebral de defensa.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.