Los Saab Gripen sudafricanos en tierra por falta de presupuesto.

La flota de Gripens de la Fuerza Aérea Sudafricana (SAAF) está temporalmente en tierra, sin ningún avión utilizable, debido a la falta de financiación y a que los contratos de mantenimiento y apoyo no se han renovado a tiempo, pero es probable que los Gripens vuelvan a volar en el nuevo año.

En una declaración surgida de las múltiples consultas de los medios de comunicación, el Departamento de Defensa (DoD) dijo que la capacidad de defensa aérea de la Fuerza de Defensa Nacional de Sudáfrica (SANDF) se ha visto afectada negativamente por las prolongadas discusiones relacionadas con los contratos de mantenimiento.

“Tras una larga discusión entre la Fuerza Aérea Sudafricana (SAAF), a través de Armscor y Saab sobre el contrato relativo al Gripen, ambas partes han presentado propuestas que están siendo revisadas para garantizar que el asunto sea tratado de forma concluyente por las partes implicadas. Es lamentable que las discusiones se hayan alargado más de lo previsto, lo que ha repercutido negativamente en la capacidad de defensa aérea”, ha declarado Siphiwe Dlamini, jefe de comunicación del Departamento de Defensa.

Añadió que “la SAAF confía en que se encontrará una solución para resolver este asunto. Debido a lo delicado del debate, las negociaciones no pueden hacerse públicas”.

Darren Olivier, director de African Defence Review, señala que, ” debido a este retraso, la flota de Gripen de la SAAF ha estado en tierra durante tres meses y probablemente no volverá al aire hasta finales de enero como mínimo”.

Cree que es una crisis causada principalmente por los graves recortes presupuestarios, “pero aparentemente agravada por una relación disfuncional entre la SAAF y Armscor y una mala gestión de los contratos. Es una crisis que nunca debería haber llegado a este punto”.

Al menos hasta agosto de este año, las negociaciones sobre la adjudicación de nuevos contratos de apoyo para el Hawk y el Gripen seguían en curso debido a los “elevados costes fijos”.

Se entiende que los contratos de mantenimiento y apoyo no se han renovado a tiempo debido a los requisitos de la Ley de Gestión de las Finanzas Públicas (PFMA), a la aplicación incorrecta por parte de Armscor de la normativa sobre adquisiciones preferentes y a las limitaciones de financiación.

Se cree que la mitad de la flota de Gripen, compuesta por 26 aviones, ha sido canibalizada para obtener piezas de repuesto, mientras que la tripulación aérea ha perdido vigencia debido a la falta de horas de vuelo. A esto se suma la falta de entrenadores PC-7 Mk II disponibles.

La crisis de financiación que afecta a la SAAF, y a la SANDF en su conjunto, también ha hecho disminuir la capacidad de servicio de otras aeronaves. Por ejemplo, sólo hay una docena de Oryx disponibles de una flota de aproximadamente 40. En el último año, sólo un tercio de la flota Hawk ha estado operativa. Gran parte de la flota de ocho Hércules C-130BZ está inservible, aunque dos aviones están en condiciones de volar después de un servicio importante, y otros dos están en mantenimiento programado.

La falta de financiación también significa que hay poca munición disponible para los aviones de combate de la SAAF.

Ya en 2016, los expertos advertían que los recortes presupuestarios, unidos a la disminución del valor del rand, podrían suponer la paralización definitiva de las flotas de Gripen o Hawk (el mal tipo de cambio rand/dólar ha hecho que cada vez sea más caro adquirir repuestos en el extranjero). Durante casi una década, la SAAF ha sido incapaz de financiar la aeronavegabilidad de toda la flota Hawk y Gripen, y la mitad de la flota Gripen ha estado desde entonces en “almacenamiento rotativo”.

La Capacidad de Combate Aéreo de la SAAF (que incluye las operaciones del Hawk y del Gripen) ha visto reducida su asignación en la mayoría de los años. Según el Plan Anual de Rendimiento, la Capacidad de Combate Aéreo recibió 783 millones de rands en 2017/18, pero se redujo a 519 millones de rands el año siguiente, y aumentó a 649 millones de rands en 2019/20 y a 866 millones de rands en 2020/21. Sin embargo, para 2021/22 se redujo a 343 millones de rands y se prevé que solo alcance 302 millones de rands en 2022/23.

En agosto, el Departamento de Defensa informó al Comité de Cartera de Defensa y Veteranos Militares del Parlamento (PCDMV) de que la limitación de la financiación estaba afectando a la capacidad de la SAAF para proporcionar suficientes aeronaves utilizables, lo que está afectando negativamente a las horas de vuelo.

Los sistemas de helicópteros tienen una escasez crítica de repuestos que se debe a los procesos de adquisición con largos plazos de entrega y una acumulación de repuestos. Los sistemas de transporte y de combate tienen problemas similares, según el PCDMV.

Durante el primer trimestre del ejercicio 2021/22, las Fuerzas Aéreas de Sudáfrica volaron 3.560,8 horas, incluidas 2.717 horas de preparación de la Fuerza; 636,7 horas de empleo de la Fuerza; y 207,1 horas de vuelo VVIP. Tiene un objetivo de 17 100 horas para el año, pero sólo 15 000 horas en 2022/23 y 2023/24.

La Capacidad de Combate Aéreo de la SAAF (que incluye las operaciones del Hawk y del Gripen) ha visto reducida su asignación en la mayoría de los años. Según el Plan Anual de Rendimiento, la Capacidad de Combate Aéreo recibió 783 millones de rands en 2017/18, pero se redujo a 519 millones de rands el año siguiente, y aumentó a 649 millones de rands en 2019/20 y a 866 millones de rands en 2020/21. Sin embargo, para 2021/22 se redujo a 343 millones de rands y se prevé que solo alcance 302 millones de rands en 2022/23.

En agosto, el Departamento de Defensa informó al Comité de Cartera de Defensa y Veteranos Militares del Parlamento (PCDMV) de que la limitación de la financiación estaba afectando a la capacidad de la SAAF para proporcionar suficientes aeronaves utilizables, lo que está afectando negativamente a las horas de vuelo.

Los sistemas de helicópteros tienen una escasez crítica de repuestos que se debe a los procesos de adquisición con largos plazos de entrega y una acumulación de repuestos. Los sistemas de transporte y de combate tienen problemas similares, según el PCDMV.

Durante el primer trimestre del ejercicio 2021/22, las Fuerzas Aéreas de Sudáfrica volaron 3.560,8 horas, incluidas 2.717 horas de preparación de la Fuerza; 636,7 horas de empleo de la Fuerza; y 207,1 horas de vuelo VVIP. Tiene un objetivo de 17 100 horas para el año, pero sólo 15 000 horas en 2022/23 y 2023/24.

Guy Martin

5 thoughts on “Los Saab Gripen sudafricanos en tierra por falta de presupuesto.

  • el 8 diciembre, 2021 a las 12:14
    Permalink

    A río revuelto ganancia de pescadores. Se podrían pescar un puñado de Gripen a precio de saldo.

    Respuesta
  • el 8 diciembre, 2021 a las 14:33
    Permalink

    Sudáfrica, un país sobrevalorado, un quiero y no puedo ser potencia

    Respuesta
  • el 9 diciembre, 2021 a las 01:11
    Permalink

    Y eso q el Gripen es el más barato de operar…Aviso para navegantes para los q quieren F35B a toda costa…coste mantenimiento. De 45.000-55.000$/h…Solo con ese COSTE MANTENIMIENTO se compra un portaaviones mediano y 12 cazas!!!
    Mantenimiento F35 durante su vida útil de 8.000h. 8.000x 50.000$= 400mill./u
    400×12 cazas = 54.800 mill.!!!
    Precio porta.mediano 2500-3.000mill.
    12 cazas F18 navales= 12x 100mill= 1.200mill
    Total(porta y cazas) = 3.000+ 1.200= 4.200mill
    Faltan precios adquisición F35 y mantenim.de F18. (F3B=150mill/u (12 x150= 1.800mill + manten(4.800mill)=6.600mill!!!
    Mantén.F18= 16.000$/h.16.000x 8.000h=128
    128mill x 12F18= 1.536mill. +1.200=2.736mill
    F18 y porta= 2.736+1.200 +3.000= 6.936mill
    F35 (coste TOTAL) sería tan sólo 336mill menos q comprar un porta y 12 F18!!!
    O sea ,hay más alternativas q comprar el F35!!! El LHD quedaría como lo q es y tendríamos un verdadero portaaviones de unas 35.000tm…

    Respuesta
    • el 9 diciembre, 2021 a las 10:36
      Permalink

      Las cuentas del Gran Capitán, madre mía que nivel

      Respuesta
    • el 9 diciembre, 2021 a las 11:57
      Permalink

      La gran cuestión es a cuánto va a salir el SCAF. Intuyo que no va a ser poco. El coste de adquisición y de operación de estos bichos modernos no para de crecer (F22, F35…) y el SCAF no creo que vaya a ser la excepción.

      De tener un ala fija embarcada (que yo creo que no necesitamos), en mi opinión lo lógico es que fuera el SCAF. Homogenizaríamos el parque de cazas, con lo que se ahorran costes, y no tendríamos restricciones de uso.

      Un CATOBAR sería más caro que un LHD, pero ¿de qué te sirve un ala fija embarcada si no puedes utilizarla contra tu mayor y más probable enemigo potencial?

      Más luego, las capacidades de una y otra plataforma (el buque) no tendrían nada que ver.

      Y, en mi opinión, el F35B (el peor de las tres versiones), al no estar pensado para la superioridad aérea, sustituiría solamente a medio caza de superioridad, mientras que un SCAF naval equivaldría 1:1 a los terrestres.

      Sin embargo, las cuentas de costes de hora de vuelo me temo que saldrían igual de lesivas en todos los casos. No creo que un SCAF vaya a salir más barato.

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.