Polonia comprará cinco aviones Hércules C-130H adicionales que serán restaurados fuera del “Boneyard” de Arizona.

La Inspección de Armamento del Ministerio de Defensa polaco ha publicado un comunicado en el que indica que el 13 de abril de 2021 se firmó un acuerdo intergubernamental relativo a la entrega de cinco aviones C-130H a Polonia. El acuerdo forma parte del programa de subvención de artículos de defensa excedentes. Las aeronaves se reequiparán parcialmente con nuevos equipos, se harán aptas para el vuelo y luego volarán a Polonia.

El acuerdo tiene un valor relativamente bajo: 14,3 millones de dólares. La parte estadounidense informa el Ministerio de Defensa polaco, asume que 5 fuselajes C-130H que recibirá la Fuerza Aérea polaca. Su valor es de 60 millones de dólares, según el presupuesto estadounidense. Las entregas finalizarán a mediados de 2024, y los primeros aviones llegarán este año.

Según el Ministerio de Defensa polaco, los aviones adquiridos salieron de la línea de producción en 1985 y fueron retirados del servicio en 2017. Después, fueron almacenados en las instalaciones del 309º Grupo de Mantenimiento y Regeneración Aeroespacial (AMARG) en Tucson, Arizona. Esto los hace 15 años más jóvenes que los C-130 operados actualmente por la Fuerza Aérea de Polonia.

El estado técnico de la aeronave fue evaluado durante el llamado procedimiento de inspección visual conjunta que tuvo lugar en el AMARG de Tucson, indicó la Inspección. El coste del traslado a Polonia también fue objeto de este proceso. Tras su traslado, la aeronave se someterá al mantenimiento periódico programado (Programmed Depot Maintenance – PDM) en las instalaciones de WZL Nr 2 S.A. en Bydgoszcz, Polonia. En Bydgoszcz también se instalará el equipamiento adicional que necesite la Fuerza Aérea polaca. Luego se espera que los aviones pasen a formar parte del inventario de la 33ª Base Aérea de Powidz.

Los expertos han señalado que tanto los motores como las hélices, así como la aviónica, podrían necesitar ser actualizados. No está claro qué mejoras se harían dentro de ese ámbito. Sin embargo, para que la adquisición sea razonable, los trabajos de restauración del AMARG deberían incluir también una actualización similar a las realizadas en el caso del avión del ANG: un conjunto de nuevos motores T-56 Rolls Royce 3.5 y hélices NP2000 de ocho palas con controles electrónicos.

Las instalaciones WZL del Grupo PGZ en Bydgoszcz proporcionan a la Fuerza Aérea polaca una capacidad de mantenimiento relevante en relación con los Hércules.

El Ministerio de Defensa polaco incluyó la mejora de la capacidad de transporte aéreo en los planes de modernización: la adquisición se designó como programa Drop. En él participaron Leonardo S.p.A., Airbus Defence & Space, Embraer, Lockheed Martin y Boeing, pero finalmente se suspendió en julio del año pasado. Al parecer, Polonia optó por fuselajes de segunda mano como solución intermedia para llenar el vacío.

Krzysztof Płatek, portavoz de la Inspección de Armamento, dijo que el programa Drop va a seguir un calendario que es confidencial. La adquisición de los C-130 del AMARG disminuiría la presión causada por los plazos y el tiempo.

Jacek Siminski

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com