¿Qué ha conseguido Turquía al levantar su veto a la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN?

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, fue creando ambiente cuando se supo que Suecia y Finlandia habían solicitado formalmente su ingreso en la OTAN. Consideró que acoger a ambos países en la alianza era una “mala idea” por su indulgencia con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán [PKK], considerado terrorista por la Unión Europea [UE] y Estados Unidos, y con Fetö, la organización del predicador Fethullah Gülen, acusado de tramar el intento de golpe de Estado de julio de 2016.

“Estamos decididos a mantener nuestra posición, hemos informado a nuestros amigos de que diremos no a Finlandia y Suecia, que quieren entrar en la OTAN, y persistiremos en ello. [Suecia y Finlandia son los países que albergan a los terroristas en casa, el PKK y el YPG”, insistió Erdogan en una emisión de televisión el 19 de mayo.

Turquía también culpó a Suecia y Finlandia de imponerle un embargo de armas tras su ofensiva de octubre de 2019 contra las YPG en el noreste de Siria. Las restricciones “no están en consonancia” con el espíritu de la OTAN, argumentó Mevlut Cavusoglu, el jefe de la diplomacia turca.

Además, cabe suponer que Turquía también cambiaría su veto por la seguridad de obtener cazabombarderos F-16 Viper de Estados Unidos… O incluso su reintegración en el programa F-35, del que había sido excluida por la administración Trump por haber adquirido sistemas de defensa aérea rusos S-400 “Triumph”.

El 25 de junio, unos días antes de la cumbre de la OTAN en Madrid, Erdogan anunció que las conversaciones con los dos países candidatos no habían progresado en las últimas semanas.

Esto hizo temer un bloqueo duradero, sobre todo en el caso de Suecia, donde, para salvar su mayoría, que entonces se reducía a un voto, la jefa del gobierno socialdemócrata, Magdalena Andersson, acababa de prometer a Amineh Kakabaveh, diputada de origen kurdo, que Estocolmo no cedería a las exigencias expresadas por Erdogan, que había pedido en particular la extradición de una treintena de personas sospechosas de estar vinculadas al PKK. En noviembre de 2021, el mismo parlamentario había obtenido una declaración de apoyo de los socialdemócratas suecos a las milicias kurdas sirias…

En cualquier caso, en Madrid, Turquía acabó levantando su veto a la adhesión de Suecia y Finlandia. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Qué obtuvo a cambio? Según el comunicado emitido tras el anuncio de su acuerdo, los dos países candidatos se comprometieron a no prestar ningún apoyo a los kurdos sirios [tanto al YPG como al PYD, su frente político] y a Fetö, a “rechazar y condenar el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones en los términos más enérgicos” y a “condenar sin ambigüedad todas las organizaciones terroristas que cometan atentados” en suelo turco.

Además, Suecia y Finlandia confirmaron que consideran al PKK una organización terrorista y se comprometieron a llevar a cabo “la lucha contra el terrorismo con determinación y firmeza, de acuerdo con las disposiciones de los documentos y las políticas de la OTAN”, adoptando “todas las medidas necesarias para reforzar la legislación nacional a este respecto”.

Además, Estocolmo y Helsinki también acordaron reforzar su cooperación con Ankara en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada, mediante un “mecanismo estructurado a todos los niveles”, incluso entre “los servicios de seguridad y de inteligencia”, y para investigar “cualquier actividad de financiación y reclutamiento del PKK y de todas las demás organizaciones terroristas”.

Por último, el documento afirma que “Finlandia y Suecia tratarán las solicitudes de expulsión o extradición de sospechosos de terrorismo de forma rápida y exhaustiva, teniendo en cuenta la información, las pruebas y los datos aportados” por Ankara y “establecerán los marcos jurídicos bilaterales necesarios para la cooperación en materia de seguridad con Turquía, de conformidad con el Convenio Europeo de Extradición”.

En cuanto a las restricciones a la venta de armas y equipos militares, Turquía ha conseguido que se levanten. “En el futuro, las exportaciones militares de Finlandia y Suecia se llevarán a cabo de forma solidaria con la Alianza y de acuerdo con la letra y el espíritu del artículo 3 del Tratado de Washington”, dice el comunicado.

Merece la pena destacar un último punto: los dos países nórdicos se han comprometido a “apoyar la mayor participación posible de Turquía y de otros aliados no pertenecientes a la UE en las iniciativas actuales y futuras de la Política Común de Seguridad y Defensa [PESD], incluidos los proyectos de Cooperación de Estructuras Permanentes [CEP] y de Movilidad Militar”.

“Turquía ha obtenido lo que quería”, comentó la oficina del presidente Erdogan tras el anuncio del acuerdo. ¿Pero no ha intentado aprovechar la situación para tratar de convencer a Washington de que le suministre las armas que necesita, incluidos los F-16 Vipers e incluso los F-35A?

“No hubo ninguna petición de los turcos para que Estados Unidos hiciera ninguna concesión en particular”, dijo un alto funcionario estadounidense, según AFP. “Se trata de un acuerdo estrictamente de tres países: Turquía, Finlandia y Suecia. Estados Unidos no forma parte de ella”, insistió, antes de admitir, sin embargo, que la administración Biden había trabajado entre bastidores para acercar los puntos de vista de estos tres países.

Veremos qué ocurre realmente cuando Erdogan se reúna con su homólogo estadounidense al margen de la cumbre de la OTAN, sabiendo que, según el mismo funcionario, Biden está “deseoso de hacer avanzar su relación”.

También está por ver qué ocurrirá en las próximas semanas… en un momento en que Turquía habla de lanzar otra ofensiva contra las milicias kurdas sirias. “Lanzaremos una nueva operación en Siria tan pronto como se completen nuestros preparativos”, repitió Erdogan el 27 de junio…

Laurent Lagneau

12 thoughts on “¿Qué ha conseguido Turquía al levantar su veto a la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN?

  • el 30 junio, 2022 a las 12:17
    Permalink

    Pues parece que casi todo lo que quería realmente más allá de los asilados kurdos.

    Respuesta
    • el 30 junio, 2022 a las 15:51
      Permalink

      Igualico que España con respecto a Ceuta y Melilla…

      Respuesta
      • el 30 junio, 2022 a las 20:04
        Permalink

        La locura ,hubiera sido que reconocieran el paraguas de la OTAN sobre ceuta y melilla. Pero ya sabes, que tienen entre algodones al sultán marroquí. Curioso que argelia ,mientras formaba parte de francia, si estuviera amparada.

        Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 15:13
    Permalink

    no ha conseguido nada, sólo algo estetico, los nordicos han supeditado todo lo firmado a los terminos de asilo dentro de la UE y a lo que digan los tribunales, de momento una gran cantidad de las extradiciones solicitadas por Turquía han dicho que no proceden porque los tribunales nordicos ya se opusieron y lo más seguro que pase lo mismo con el resto, tendrá que presentar Turquía pruebas muy evidentes de actividades terroristas

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 16:33
    Permalink

    PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) y el YPG (Unidades de Protección Popular), son movimientos de izquierda radical Kurdos, estos quieren imponerles a los kurdos un estado marxista, por esta razón, ni en Irak son bienvenidos por la gran mayoría de la población kurda.

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 16:40
    Permalink

    5 – No utilice el espacio de comentarios como plataforma para el proselitismo político, ideológico, religioso, para practicar o difundir posturas racistas y xenófobas, difundir el odio o atacar a sus oponentes. El espacio de comentarios es para un debate civilizado, no para la propaganda o los intereses personales.

    Exijo al editor que elimine los comentarios anteriores por inapropiados, sexistas, y generadores de odio.

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 17:03
    Permalink

    “Instamos a la OTAN a que aprenda sus lecciones, no provoque una confrontación abierta con la excusa de la crisis de Ucrania, ni provoque una nueva Guerra Fría, ni busque enemigos imaginarios en la región de Asia y el Pacífico para crear conflictos y divisiones”. Así es como se le contesta al ente ofensivo OTAN, el Gobierno chino tiene constancia de que la OTAN y Estados Unidos han “provocado” el conflicto armado por su intento de expansión hacia el Este, y los responsabiliza de la creciente inestabilidad mundial.

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 17:27
    Permalink

    Un tipejo en toda regla este Edorgan, un musulman radical, pero hay que admitir que jugo bien sus cartas, esta vez.

    Respuesta
    • el 1 julio, 2022 a las 09:29
      Permalink

      Edorgan no es un musulmán radical. Ciertamente es musulmán, pero moderado, nada que ver con los que sí son radicales como en Irán, Afganistán y otros. Además, de ser radical entonces Turquía habría sido expulsada de la OTAN, dado que sus estatutos no permitirían una nación extremista.
      Y buen político, porque ha conseguido lo que España no (Bélgica sigue siendo un santuario para los separatistas catalanes y vascos), aparte que la seguridad de nuestra integridad nacional en Ceuta y Melilla sólo será una cuestión para nosotros y no para la OTAN (en eses aspecto los españoles hemos fracasado).

      Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 17:49
    Permalink

    ¿Que no quiso rusia darle a Turquia?

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 20:01
    Permalink

    Podrán renovar toda su flota de F-16, podrán acceder a los componentes necesarios para poner en producción definitiva su carro de combate principal, podrán seguir accediendo a los elementos electroopticos para sus UAV, podrán acceder a los equipamientos y suministros necesarios para seguir potenciando su flota,… Si eso es no conseguir nada… Lo de los asilados fue la herramienta política para poder recuperar el mercado militar. Pensar que a estas alturas desconocen los impedimentos jurídicos con que toparán las extradiciónes es tacharles de ingenuos y no lo son.

    Respuesta
  • el 1 julio, 2022 a las 09:30
    Permalink

    Edorgan no es un musulmán radical. Ciertamente es musulmán, pero moderado, nada que ver con los que sí son radicales como en Irán, Afganistán y otros. Además, de ser radical entonces Turquía habría sido expulsada de la OTAN, dado que sus estatutos no permitirían una nación extremista.
    Y buen político, porque ha conseguido lo que España no (Bélgica sigue siendo un santuario para los separatistas catalanes y vascos), aparte que la seguridad de nuestra integridad nacional en Ceuta y Melilla sólo será una cuestión para nosotros y no para la OTAN (en eses aspecto los españoles hemos fracasado).

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.