¿Qué hará Biden si China hace un movimiento militar “limitado” contra Taiwán?

Una de las primeras sorpresas de la política exterior de la administración Biden es el alcance y la intensidad de su apoyo diplomático a Taiwán. Un gesto especialmente sorprendente tuvo lugar incluso antes de que Biden tomara posesión de su cargo, cuando cursó una invitación al representante económico y cultural de Taiwán en Estados Unidos para que asistiera a la investidura presidencial. Era la primera vez que el diplomático de Taipei tenía esa oportunidad desde que Estados Unidos cambió sus relaciones diplomáticas oficiales con la República Popular China (RPC) en 1979. Ni siquiera Donald Trump, que aumentó significativamente el respaldo de Washington a Taiwán de múltiples maneras, mostró un desprecio tan ostentoso por la posición de Pekín. Desde la toma de posesión, los funcionarios de la administración han emitido varias declaraciones enfatizando el compromiso “sólido como una roca” de Washington con Taiwán. Esas expresiones de apoyo también implican movimientos militares tangibles. Cuando aviones militares chinos volvieron a penetrar en la autoproclamada zona de identificación de defensa aérea sobre el Estrecho de Taiwán, Washington no sólo expresó duras críticas, sino que envió un grupo de combate de portaaviones al Mar de China Meridional como muestra del poderío militar estadounidense. Ese despliegue se produjo apenas una semana después de que Biden tomara posesión de su cargo.

A la vista de estas acciones, parece claro que la administración Biden está al menos tan comprometida como sus predecesores a salir en defensa de Taiwán si Pekín realiza un ataque militar directo contra la isla. Pero ¿qué pasaría si la RPC pone a prueba la determinación de EE.UU. haciendo un movimiento hostil, pero menos flagrante, contra un objetivo periférico -específicamente, pequeñas islas en el Mar de China Meridional sobre las que Taipei reclama su soberanía? Taiwán administra dos grupos de islas, el mayor de los cuales es Taiping (Itu Alba) en la cadena Spratly. Taipei también controla la isla de Pratas (junto con algunos atolones) en otra cadena más al norte.  Ambas reclamaciones han servido como fuente de orgullo nacional.

La presión militar de la RPC contra cualquiera de estas posesiones no sólo crearía un horrible dilema para Washington, sino que también pondría al gobierno taiwanés en un terrible aprieto. ¿Podría Taiwán defender esas posesiones territoriales tan lejanas aunque quisiera? ¿Estaría Estados Unidos dispuesto a ayudar a Taipei a hacerlo, sabiendo que esa ayuda podría suponer un peligroso enfrentamiento militar con la RPC? ¿Y cuáles serían las consecuencias políticas internas para el gobierno de Tsai Ing-wen si sufriera una humillante pérdida de territorio y prestigio de esa magnitud?

Aunque no hay pruebas fehacientes de que Pekín tenga la intención de hacer tal apuesta, desde hace meses hay señales preocupantes de que los dirigentes de la RPC pueden estar coqueteando con esa opción. En dos ocasiones distintas durante la última semana de enero, cazas y bombarderos de la RPC en número considerable (13 en un caso y 15 en otro) penetraron en la zona de identificación de defensa aérea declarada por Taiwán. En ambas ocasiones, la incursión tuvo lugar en el extremo suroeste de la zona. Lo más destacable de este hecho es que los aviones volaron entre la zona principal de Taiwán y Pratas, a 275 millas al suroeste. Pratas, que ocupa un lugar estratégico, está más cerca de Hong Kong que de Taiwán. Para las fuerzas taiwanesas sería una empresa logística de enormes proporciones defender ese territorio si fuera atacado. Proteger Taiping, que está a 730 millas más lejos, sería aún más difícil.

Los vuelos de finales de enero no son los primeros incidentes en los que los movimientos militares de China podrían interpretarse como una prueba de la capacidad de Taiwán para mantener sus reclamaciones territoriales en el Mar de China Meridional. El verano pasado, la RPC realizó un ejercicio naval y aéreo a gran escala cerca de la cadena Spratly. Se especuló con la posibilidad de que esas fuerzas se movilizaran para tomar el control de las islas controladas por Taiwán. La mayoría de los observadores militares descartaron esa posibilidad, señalando que las islas perdieron gran parte de su valor estratégico para Pekín cuando la RPC construyó varias islas artificiales en sus proximidades. Sin embargo, una toma de posesión no sería principalmente por razones militares; el motivo primordial sería recalcar al gobierno y al pueblo de Taiwán que cualquier esperanza de tener el estatus de país independiente en el sistema internacional es inútil. Un despliegue de fuerza militar decisiva contra objetivos secundarios, pero simbólicamente importantes, transmitiría ese mensaje con gran claridad.

Además, a pesar de las valientes palabras de la administración Biden sobre el apoyo “sólido como una roca” a Taiwán, la reacción de Estados Unidos no es segura. A pesar de la naturaleza virulentamente anti-RPCh de la opinión pública en Estados Unidos actualmente, no es evidente que haya un apoyo fiable del Congreso y de la opinión pública para un enfrentamiento militar de Estados Unidos con China simplemente para respaldar la reclamación de Taiwán de unos minúsculos islotes en el Mar de China Meridional.

La paciencia de Pekín con la continua negativa de Taiwán a discutir siquiera la unificación política se ha ido agotando desde hace varios años, especialmente desde las victorias electorales del Partido Democrático Progresista proindependentista en 2016 y 2020. Los líderes de la RPC han hecho patente su creciente descontento de múltiples maneras, siendo las intrusiones en el espacio aéreo reclamado por Taiwán solo la más reciente y rotunda. Es posible que Pekín llegue a la conclusión de que no tiene más remedio que tomar medidas aún más decisivas para aplastar las esperanzas de Taiwán de conseguir la plena soberanía. La toma de islas en el Mar de la China Meridional sería una apuesta muy arriesgada, y tal medida dañaría gravemente las relaciones de China con Estados Unidos, incluso si Washington no respondiera militarmente. Pero los líderes de la RPC, frustrados, podrían estar preparándose para dar el paso.

Ted Galen Carpenter

9 thoughts on “¿Qué hará Biden si China hace un movimiento militar “limitado” contra Taiwán?

  • el 8 febrero, 2021 a las 16:06
    Permalink

    Dificilmente EEUU va a poner soldados para defender a Taiwan. Pero ante una agresion flagrante, sea de la intensidad que sea, Biden tiene una opcion muy clara: acabar con la ambiguedad y armar a Taiwan hasta los dientes. Los chinos lo saben y no creo que muevan ficha hasta que se sientan lo suficientemente fuertes como para una apuesta total.

    Respuesta
    • el 8 febrero, 2021 a las 17:36
      Permalink

      Pues estaría ante ” su” Perejil. Y digo “su” porque difícilmente Taiwán podría hacer algo más que una defensa simbólica de dichos enclaves. La ruptura del status Quo afectaría a la estrategia americana y su credibilidad ante sus aliados en la zona.

      Respuesta
      • el 8 febrero, 2021 a las 23:31
        Permalink

        Ahora evidentemente no. Pero los americanos pueden suministrar suficientes armas a Taiwan como para poner en serious aprietos a los Chinos. Taiwan es muy montañoso y hay un monton de escondrijos donde instalar artilleria pesada y misiles de medio y largo alcance. Un buen numero de F15EX, Patriot, helicopteros Apache, misiles antibuque y submarinos modernos que puedan minar las aguas cercanas en poco tiempo no serian tan faciles de superar. Sobre todo si lo unimos a la asfixia economica de China. Todo va a depender de que no les pillen por sorpresa y de la decision que tengan los Taiwaneeses para defender su territorio.

        Respuesta
      • el 10 febrero, 2021 a las 04:44
        Permalink

        Los americanos arrasarian a los chinos y creo que estos lo saben.

        Respuesta
  • el 8 febrero, 2021 a las 17:56
    Permalink

    Todo esto terminaría si Taiwán consiguiera tener unos cuantos misiles nucleares . Los chinos ni se pensarían la invasión .

    Respuesta
    • el 8 febrero, 2021 a las 20:52
      Permalink

      Exacto. Como ha hecho Corea del Norte y nadie le toca un pelo.

      Respuesta
    • el 8 febrero, 2021 a las 22:40
      Permalink

      Como Cuba, ¿no? Mira cómo Kennedy les paró los pies a los cubanos (a los rusos) con lo de los misiles nucleares. ¿Qué crees que haría China, quedarse cruzada de brazos? ¿Sabes que en la crisis cubana estuvo a punto de estallar la III Guerra Mundial?

      Si Taiwan intentase hacerse con misiles nucleares, provocaría la reacción de China, que a ojos “del mundo” hasta sería entendible. Sería un craso error si lo hiciese, porque serviría a China en bandeja la justificación de una invasión.

      Respuesta
  • el 8 febrero, 2021 a las 20:29
    Permalink

    Si al chulo del patio nadie le pone freno…..ya sabemos que pasa.

    Despues de pisotear libertades en Hong Kong….las gestas varias por Himalaya…..Su guerrita oculta contra los morunos en Xiyang….su mania de decir que si es azul es chino llegando a pedir como aguas territoriales propias practicamente hasta las 12 millas de Nueva Zelanda….

    Se le puede permitir invadir a la Republica China???? Y la peninsula de Korea o Japon ya puestos????

    Usa y aliados asiaticos ya no pueden tragar mas…..salvo capitular claro.

    No era el Presidente Trump…..No sera el Presidente Biden…..es que los chinos se han pasado por el arco del triunfo todas las advertencias…..ahora toca la politica de la firmeza y del palo ( sanciones economicas duras que es donde si duele a la china comunista y donde si atiende a razones: ver huawei por ejemplo)…..

    Respuesta
  • el 10 febrero, 2021 a las 01:47
    Permalink

    Los aliados asiáticos de USA han firmado el RCEP con China, que es un acuerdo comercial como la unión europea pero en asia, libre de tasas. Los aliados o supuestos aliados asiáticos han declarado por activa y por pasiva que ellos no quieren entrar en confrontaciones de superpotencias. Incluso ha firmado Australia.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com