Rusia planea equipar sus helicópteros de combate con drones y misiles.

El Centro de Ciencia y Tecnología “Zaslon” de San Petersburgo ha desarrollado un lanzador “inteligente” de 80 mm de calibre para el helicóptero Mi-28NM. Esto permitirá disparar no sólo misiles guiados y no guiados de calibre 80 mm, sino también enjambres de aviones no tripulados de reconocimiento y suicidas, que se programarán antes del despegue. El conjunto se basa en el lanzador modular B8W10-UW presentado en la exposición Army-2018, que consta de cinco y diez secciones guiadas.

En 2018 la CNT “Curtain” presentó un lanzador modular de cohetes S-8 no guiados de 80 mm de calibre, muy populares no sólo en las fuerzas armadas rusas. Consiste en el módulo principal B8W10-UW suspendido de la barra con 10 guías, al que se pueden suspender otros elementos. Estos son los módulos de diez guías K8W10-UW o los módulos de cinco guías K8W5-UW. Los misiles pueden ser disparados individualmente o en serie en los que los cohetes comienzan en intervalos de 0,1 segundos. Curiosamente, los módulos, que tienen la forma de contenedores rectangulares, también pueden ser utilizados como armamento de vehículos. En 2018 era un lanzador rotativo con cuatro bloques de 10 misiles cada uno en el pickup de carga UAZ-2360.

Actualmente, como parte del programa de modernización del helicóptero Mi-28NM CNT, el “Zaslon” ofrece una variante “inteligente” del lanzador B-8W10-UW, desde el cual no sólo se dispararán misiles S-8 no guiados, sino también su variante guiada, así como pequeñas municiones. Esto será posible gracias a la instalación en el lanzador de un sistema de transmisión de datos que cooperará con los sistemas de gestión de armas de a bordo. La tripulación podrá, por ejemplo, programar los parámetros de detonación de los misiles o alimentar y sincronizar un enjambre de misiles de impacto no tripulados, disparados desde el mismo tipo de lanzador.

Lanzadores modulares de 10 y 5 guías B8W10-UW

El calibre de 80 mm es lo suficientemente grande como para lanzar una aeronave no tripulada capaz de al menos unos minutos de vuelo a alta velocidad. Esto es particularmente útil en el caso de la munición en circulación, que puede programarse para detectar y destruir los sistemas de defensa antiaérea del enemigo dentro de un enjambre para despejar un área específica. El personal también puede transmitir información al helicóptero y más allá, a los sistemas de gestión del campo de batalla. Esta solución se armoniza con la dirección de la modernización de los helicópteros Mi-28N a la norma Mi-28NM, que debe estar equipada, entre otras cosas, con un sistema que permita el control de las unidades no tripuladas. Desde hace varios años, Rusia también ha estado desarrollando proyectos de naves aéreas no tripuladas utilizando inteligencia artificial.

El nuevo lanzador ha sido diseñado teniendo en cuenta el Mi-28NM, pero con el tiempo podrá utilizarse en todo tipo de helicópteros equipados con un sistema digital de control de fuego, permitiendo el uso de partes o todas las funciones incorporadas. Estos pueden ser actualizados en los helicópteros Ka-52M o Mi-8 en variantes de apoyo al campo de batalla. Como señala el fabricante, “una memoria flash con software es suficiente para adaptar el ordenador de a bordo al uso de munición inteligente”.

Juliusz Sabak

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com