Rusia planea suministrar a Turquía motores y aviónica para el futuro avión de combate TF-X.

En el Salón Aeronáutico de París del año pasado celebrado en Le Bourget, Turkish Aerospace presentó un modelo del TF-X, un avión de quinta generación dedicado a misiones de superioridad aérea con capacidades aire-tierra.

Sobre el papel, la aeronave estará equipada con un radar de antena activa [EASA] y será capaz de volar a la velocidad de Mach 2, a una altitud de 55.000 pies (16.764 m). Sin embargo, desarrollar una aeronave de este tipo sin haber acumulado experiencia en este campo es complicado. 

Además, Turkish Aerospace ha tratado de establecer asociaciones, como con la empresa británica Rolls Royce, para desarrollar los motores del TF-X. Sin embargo, como las conversaciones no tuvieron éxito, se habla ahora de ensamblar en Turquía, bajo licencia, motores F-110 producidos por American General Electric.

Sin embargo, la decisión de Ankara de adquirir, contra todo pronóstico, los sistemas de defensa aérea rusos S-400 Triumph [o SA-21 Growler] compromete cualquier colaboración con las empresas estadounidenses. Tanto más cuanto que ya ha provocado que Turquía ser expulsada del programa del F-35, en el que participaba su industria aeronáutica.

En 2018, un alto funcionario del consorcio ruso Rostec, Viktor Kladov, propuso la idea de la cooperación ruso-turca en el TF-X. “Para un proyecto tan importante, las partes no solo deben estar interesadas, sino también estar listas para trabajar juntas. Aunque esta puede ser una decisión seria, estoy convencido de que ambos países son capaces de llevar a cabo un proyecto de este tipo”, dijo en su momento.

Desde entonces, el gobierno turco sigue pensando la idea. Y, en lugar de cooperación, Ankara ha expresado su interés en adquirir aviones Su-35 “Flanker E” de Rusia, a pesar de los profundos desacuerdos entre los dos países sobre Siria [y también Libia].

El director del Servicio Federal Ruso para la Cooperación Técnico Militar [FSVTS], Dmitri Chugayev, ha vuelto a poner sobre la mesa la propuesta de Moscú sobre el TF-X.

Hablando en el canal de televisión turco Ekoturk, el 2 de junio, Chugayev dijo que Moscú se ofrecía a Ankara a suministrar los motores, la aviónica, los sistemas de a bordo y el fuselaje del futuro avión de combate turco.

“Hay áreas potencialmente interesantes en las que podríamos proporcionar asistencia técnica dada nuestra experiencia en el diseño y la producción de aeronaves modernas”, dijo Chugayev. “Tenemos cosas que ofrecer en las áreas de motores, sistemas de mando y control, ergonomía, equipamiento y  sistemas de supervivencia de pilotos”.

En cualquier caso, la posibilidad de vender el avión Su-57 “Felón” de quinta generación para remediar la expulsión de Turquía del programa F-35 no es una opción, ya que, según explicó Chugayev, este tipo de avión está reservado para las fuerzas aeroespaciales rusas y, por lo tanto, no está destinado a la exportación por el momento.

“Nuestros especialistas continúan explorando posibles variantes de nuestra cooperación en la producción de aviones y sistemas de defensa antimisiles. Estoy seguro de que el potencial de nuestra colaboración no se limita a estas áreas… Si Turquía decide comprar los Su-35, estamos dispuestos a consultar con nuestros colegas”, agregó el funcionario ruso.

Queda por ver qué hará Turquía con esta propuesta, que, si la acepta, solo la alejará más de la OTAN, de la que es miembro desde 1952.

Maqueta del TF.-X en el Salón Aeronáutico de París.

Laurent Lagneau

5 comentarios en “Rusia planea suministrar a Turquía motores y aviónica para el futuro avión de combate TF-X.

  • el 5 junio, 2020 a las 14:23
    Permalink

    Pero si Rusia todavía no tiene desarrollado, ni se le espera en varios años, el motor para su S-57,,, ya me contarán que les va a vender.

    Respuesta
    • el 5 junio, 2020 a las 17:51
      Permalink

      Es una novela todo esto y da risa todos dicen tener y que van a construir pero todo son maquetas

      Respuesta
  • el 6 junio, 2020 a las 19:37
    Permalink

    Ya tienen un principio de acuerdo con Rolls-Royce, y por si acaso (los piratas de mayflower nunca son de fiar, tus propios amigos OTAN te pueden boicotear) también están ultimando motores propios, con el objetivo de reducir la dependencia de terceros al máximo, aviónica tampoco necesitan, maqueta si, como el FCAS, con la diferencia de que este proyecto si que está en marcha. Para maqueta la de Irán, pero decir eso de los turcos es una insensatez, su variedad de drones nacionales están haciendo una demostración en Siria y Libia de eficacia y superioridad electrónica a tener en cuenta. Quizas si sus supuestos aliados no hubieran tenido esa actitud traicionera, esa doble rasero, Turquía no se habría distanciado, pero después de la chapuza del golpe del 2016, han abierto los ojos definitivamente, le pese a quien le pese, los turcos están de vuelta, En Polonia pervive un viejo dicho que dice así: “No habrá justicia hasta que no vuelvan a beber del Vístula los caballos otomanos”

    Respuesta
  • el 9 junio, 2020 a las 00:10
    Permalink

    Turquía es enemigo de Siria, y Rusia es aliado de Siria. Turquía va a usar su avión para atacar a Siria, y Rusia le va a ayudar con los motores (para que ataque a su aliado). De todas formas a ese proyecto no se le ve ni pies ni cabeza.

    Respuesta
  • el 7 julio, 2020 a las 20:23
    Permalink

    Es solo una maqueta y no entiendo cual es la actitud traicionera si cerdogán se puso a atacar de manera unilateral para luego pedir apoyo y no hay que olvidar su actitud imperialista y expansionista. Triste que un estado moderno y laico se esté volviendo una republiqueta islamista.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com