Se estrella un caza furtivo F-22 Raptor de la Fuerza Aérea cerca de Florida.

Un caza furtivo F-22 Raptor de la Fuerza Aérea se estrelló ayer viernes en el estado de Florida durante un entrenamiento. El accidente deja a la Fuerza Aérea con 185 Raptors de los 195 que Lockheed Martin LMT construyó a mediados de la década de los 90.

El F-22 del 43º Escuadrón de Cazas, parte de la 325º Ala de Cazas que opera en la Base Aérea de Eglin en Florida, cayó en el campo de entrenamiento adyacente a la base a las 9:15 de la mañana. El piloto pudo eyectarse con seguridad sin sufrir heridas.

El choque reduce en uno la flota de entrenamiento del F-22, pero no afecta directamente en la fuerza de los Raptors de primera línea. Lo que no quiere decir que los futuros accidentes no erosionen rápidamente la flota de F-22 desplegable de la Fuerza Aérea. 

Lockheed construyó 195 unidades de F-22 estándar de producción y desarrollo por un coste total de 67.000 millones de dólares, una suma que incluye el desarrollo pero no las mejoras continuas de los aviones. El último Raptor que salió de la fábrica de Lockheed en Georgia fue en diciembre de 2011.

Los accidentes en 2004, 2009 y 2010, y ahora el accidente de 2020, han destruido cuatro Raptors. Otros F-22 más antiguos fueron almacenados después de quedarse sin células. En 2017, la Fuerza Aérea reconstruyó un F-22 desactivado para reforzar la flota de pruebas de vuelo.

A principios de la década de 2000, la Fuerza Aérea preveía la compra de más de 400 F-22 para reemplazar, uno por uno, a todos los cazas F-15C Eagle que estaban en ese momento en el inventario.

Sin embargo, el Secretario de Defensa Robert Gates en 2009 terminó abruptamente la producción del Raptor. “No hay duda de que el F-22 tiene capacidades únicas que necesitamos: la penetración y la derrota de una avanzada flota de defensa aérea enemigas”, explicó Gates en ese momento.

“Pero, el F-22 es, en efecto, una solución de bala de plata necesaria en un número limitado de escenarios, para superar los cazas y los sistemas de defensa aérea enemigos”, agregó Gates.

Sin embargo, al cabo de unos años, ha estado claro que la decisión de Gates fue prematura. El crecimiento explosivo del poder aéreo chino y la aparición de diseños de caza de sigilo chinos y rusos subrayaron el creciente desafío que suponía el dominio del aire por parte de Estados Unidos.

Mientras tanto, el otro caza furtivo estadounidense, el F-35 preparado para ataques a tierra, ha demostró ser un mediocre caza en la lucha cuerpo a cuerpo. Los defectos de diseño también han limitado la capacidad del F-35 para volar a velocidades supersónicas. Desesperada por aumentar el número de cazas, la Fuerza Aérea en su presupuesto para el 2020, reanudó la adquisición de los fiables Boeing F-15 tras una pausa de 16 años.

Todo esto quiere decir que cada F-22 es muy valioso.

La Fuerza Aérea en 2020 dividió su inventario de Raptor en tres partes.

Antes del accidente de Eglin, 123 de los últimos F-22 del Block 30/35/40 equiparon cinco escuadrones de primera línea. Dos con la primera ala de combate en la Base Conjunta Langley-Eustis en Virginia. Dos con la tercera ala en la Base Conjunta Elmendorf-Richardson en Alaska y uno con el 154º Ala de combate de la Guardia Nacional Aérea en la Base Conjunta Pearl Harbor-Hickam en Hawai.

Un sexto escuadrón de primera línea en la Base Tyndall de la Fuerza Aérea en Florida se disolvió después de que el huracán Michael dañara gravemente la base en 2018. La Fuerza Aérea distribuyó los F-22 de esa unidad en los otros escuadrones Raptor de primera línea.

El Ala de Cazas 325 de Tyndall, ha estado entrenando a todos los pilotos de F-22 en 29 aviones F-22 del Block 10/20 más antiguos. Las unidades de prueba de las Bases Aéreas de Nellis en Nevada y Edwards en California volaron 16 de los Raptors más antiguos.

Eso es 168 F-22. El resto, 18 fuselajes, estaban en el inventario de reserva. En otras palabras, la Fuerza Aérea tenía 18 Raptors que consideraba “extra”. Trece eran modelos del Block 30/35/40 con códigos de combate. Tres eran aviones de entrenamiento y dos eran aviones de prueba.

Un avión de reserva del bloque 10/20 supuestamente reemplazará al F-22 que se estrelló ayer en Eglin, reduciendo a dos los aviones de entrenamiento adicionales en el inventario. El inventario general de reserva es ahora de 17 aviones.

Hasta 17 F-22 puede permitirse la Fuerza Aérea perder en accidentes o en combate antes de que los escuadrones existentes comiencen a reducir su fuerza de vuelo.

Actualmente la Fuerza Aérea planea operar el Raptor hasta la década de 2050. En 16 años, el servicio ha perdido cuatro F-22. Si esa tasa de accidentes se mantiene, la Fuerza Aérea podría perder 10 F-22 adicionales en accidentes no de combate antes de la fecha prevista de fuera de servicio del avión en 2060 más o menos.

En resumen, la Fuerza Aérea tiene suficientes F-22 para mantener sus escuadrones existentes en el servicio. Pero solo apenas. Un repunte en los choques, o grandes pérdidas en combate, rápidamente obligaría a la rama voladora a ajustar o reducir la estructura de la fuerza.

David Axe

6 thoughts on “Se estrella un caza furtivo F-22 Raptor de la Fuerza Aérea cerca de Florida.

  • el 16 mayo, 2020 a las 03:30
    Permalink

    “Mientras tanto, el otro caza furtivo estadounidense, el F-35 preparado para ataques a tierra, ha demostradó ser un mediocre caza en la lucha cuerpo a cuerpo”
    Si, David Axe, por eso en el ultimo Red Flag (2019, todas peleas de perro) el F-35 tuvo un kill rate de mas de 20 a 1.
    “Los defectos de diseño también han limitado la capacidad del F-35 para volar a velocidades supersónicas.”
    Como si volar a Mach 2, como el Raptor, pudiera salvarlo de los SAM de ultima generacion, que vuelan a mach 4, una vez detectado.

    Saludos

    Respuesta
    • el 18 mayo, 2020 a las 00:08
      Permalink

      La velocidad se supercrucero no se usa ni esta pensada para huir de los misiles, ya nos das a entender cuanto sabes de esto y el valor de tu gran opinión con esa afirmación.

      Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 15:31
    Permalink

    Cuáles fueron las causas del accidente? Alguna falla técnica? Negligencia del piloto?

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 17:17
    Permalink

    No, volar a velocidad supercrucero de Mach 2 no te libra de los SAM, para ello está precisamente la furtividad, de la que este avión es el que mebor firma radar existe.

    Supercrucero Mach 2 te permite que superes en brecha de velocidad a los cazas rusos y te alejes muy pronto evitando un dogfight. Golpeas, das la vuelta y sales soplado!

    Respuesta
  • el 16 mayo, 2020 a las 22:10
    Permalink

    ¿Si el F-35 puede tener un kill ratio >20 contra aviones norteamericanos 4G, en los dogfight de Red Flag, porque no puede tenerlo contra los rusos o chinos 4g? No necesita salir corriendo.

    Ademas los cazas 4g adversarios tambien alcanzan y superan mach 2.

    Respuesta
  • el 17 mayo, 2020 a las 07:07
    Permalink

    Normalmente durante una misión de combate el enemigo sabe de la existencia de los F-22/F-35 cuando de repente aparecen “de la nada” sendos Sidewinters o Sparrows hacia ellos, por eso la ventaja de los aviones G5.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com