Seis muertos y 11 heridos por misiles rusos en Lviv, al oeste de Ucrania

Seis personas han muerto y 11 han resultado heridas, entre ellas un niño, en un ataque con misiles contra la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania, eta mañana, según ha informado el gobernador regional Maksym Kozystkiy.

Tres misiles alcanzaron instalaciones de infraestructura militar, dijo, mientras que uno impactó en una instalación de sustitución de neumáticos de automóviles.

Testigos dijeron que múltiples explosiones, que se cree que fueron causadas por misiles, golpearon Lviv mientras el país se preparaba para un asalto ruso total en el este.

Mientras tanto, dos combatientes británicos capturados en Ucrania por las fuerzas rusas aparecieron el lunes en la televisión estatal rusa y pidieron ser intercambiados por un político prorruso que está retenido por las autoridades ucranianas.

No estaba claro si los dos hombres -Shaun Pinner y Aiden Aslin- podían hablar libremente. Ambos hablaron después de haber sido incitados por un hombre no identificado.

Ambos pidieron al primer ministro británico, Boris Johnson, que les ayudara a volver a casa a cambio de que Ucrania liberara al político prorruso Viktor Medvedchuk.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, se comprometió a “luchar absolutamente hasta el final” en la estratégicamente vital Mariupol, donde el último reducto de resistencia conocido de la arruinada ciudad portuaria se refugiaba en una extensa planta siderúrgica repleta de túneles.

Lviv y el resto del oeste de Ucrania se han visto menos afectados por los combates que otras partes del país, y la ciudad se consideraba un refugio relativamente seguro.

El alcalde de Lviv, Andriy Sadovyi, dijo en Facebook que cinco misiles habían impactado en la ciudad y que los servicios de emergencia estaban respondiendo a las explosiones. Añadió que se darían más detalles al respecto.

Con los misiles y cohetes golpeando varias partes del país, Zelensky acusó a los soldados rusos de torturas y secuestros en las zonas que controlan.

El gobierno ucraniano ha interrumpido por segundo día las evacuaciones humanitarias, alegando que las fuerzas rusas tenían como objetivo los corredores de evacuación de civiles.

La viceprimera ministra, Iryna Vereshchuk, ha afirmado este lunes que Rusia está bombardeando y bloqueando las rutas de evacuación humanitaria. Las evacuaciones humanitarias se han interrumpido repetidamente desde el comienzo de la guerra después de que los convoyes civiles fueran bombardeados.

Según Vereshchuk, el gobierno había estado negociando el paso desde Mariupol y Berdyansk, entre otras ciudades, así como desde la región de Luhansk. El gobierno de Luhansk dijo que cuatro civiles que intentaban huir de la región murieron por disparos de las fuerzas rusas.

La caída de Mariupol, reducida a escombros en un asedio de siete semanas, daría a Moscú su mayor victoria de la guerra. Pero unos pocos miles de combatientes, según las estimaciones de Rusia, se aferraban a la gigantesca planta siderúrgica de Azovstal, de 11 kilómetros cuadrados (4 millas cuadradas).

“Lucharemos absolutamente hasta el final, hasta la victoria, en esta guerra”, prometió el domingo el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal en el programa “This Week” de la cadena ABC. Dijo que Ucrania está dispuesta a poner fin a la guerra a través de la diplomacia si es posible, “pero no tenemos intención de rendirnos.”

Muchos civiles de Mariupol, incluidos niños, también se están refugiando en la planta de Azovstal, dijo Mikhail Vershinin, jefe de la policía de patrulla de la ciudad, a la televisión de Mariupol. Dijo que se están escondiendo de los bombardeos rusos y de los soldados rusos.

La captura de la ciudad en el Mar de Azov liberaría a las tropas rusas para una nueva ofensiva para tomar el control de la región de Donbas, en el este industrial de Ucrania. Rusia también aseguraría plenamente un corredor terrestre hacia la península de Crimea, que arrebató a Ucrania en 2014, privando a este país de un importante puerto y de valiosos activos industriales.

Rusia está empeñada en capturar el Donbás, donde los separatistas respaldados por Moscú ya controlan parte del territorio, tras fracasar su intento de tomar la capital, Kiev.

“Estamos haciendo todo lo posible para garantizar la defensa” del este de Ucrania, dijo Zelensky en su discurso nocturno a la nación.

En cuanto a la sitiada Mariupol, parecía haber pocas esperanzas de un rescate militar por parte de las fuerzas ucranianas en breve. El ministro de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, declaró el domingo en el programa “Face the Nation” de la CBS que las tropas y los civiles ucranianos que quedan allí están básicamente rodeados. Afirmó que “siguen luchando”, pero que la ciudad ya no existe, debido a la destrucción masiva.

Los incesantes bombardeos y los combates callejeros en Mariupol han causado la muerte de al menos 21.000 personas, según estimaciones ucranianas. Un hospital de maternidad fue alcanzado por un letal ataque aéreo ruso en las primeras semanas de la guerra, y se informó de la muerte de unas 300 personas en el bombardeo de un teatro donde se habían refugiado los civiles.

Se estima que 100.000 personas permanecen en la ciudad, de una población de 450.000 antes de la guerra, atrapadas sin comida, agua, calefacción o electricidad.

Las imágenes de drones difundidas por la agencia de noticias rusa RIA-Novosti mostraron el domingo kilómetros y kilómetros de edificios destrozados y, en las afueras de la ciudad, el complejo siderúrgico, del que salían altísimas columnas de humo.

La viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Malyar, describió Mariupol como un “escudo que defiende a Ucrania”.

Las fuerzas rusas, mientras tanto, llevaron a cabo ataques aéreos cerca de Kiev y en otros lugares en un aparente esfuerzo por debilitar la capacidad militar de Ucrania antes del esperado asalto al Donbás.

Tras el humillante hundimiento del buque insignia de la Flota del Mar Negro de Rusia la semana pasada en lo que los ucranianos se jactaron de ser un ataque con misiles, el Kremlin había prometido intensificar los ataques contra la capital.

Rusia dijo el domingo que había atacado una planta de municiones cerca de Kiev durante la noche con misiles guiados de precisión, el tercer ataque de este tipo en otros tantos días. También se registraron explosiones en Kramatorsk, la ciudad oriental donde los cohetes mataron a principios de mes al menos a 57 personas en una estación de tren abarrotada de civiles que intentaban evacuar antes de la ofensiva rusa.

Al menos cinco personas murieron el domingo por los bombardeos rusos en Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, según las autoridades regionales.

El alcalde de Kharkiv, Igor Terekhov, en un apasionado discurso con motivo del Domingo de Ramos ortodoxo, arremetió contra las fuerzas rusas por no cesar la campaña de bombardeos en un día tan sagrado.

Zelensky calificó los bombardeos en Kharkiv de “nada más que terror deliberado”.

En su discurso nocturno a la nación, Zelensky también apeló a una respuesta más contundente a lo que dijo era la brutalidad de las tropas rusas en partes del sur de Ucrania.

“Allí se construyen cámaras de tortura”, dijo. “Secuestran a los representantes de los gobiernos locales y a cualquiera que se considere visible para las comunidades locales”.

Volvió a instar al mundo a enviar más armas y a aplicar sanciones más duras contra Moscú.

Malyar, viceministro de Defensa ucraniano, dijo que los rusos estaban golpeando Mariupol con ataques aéreos y podrían estar preparando un desembarco anfibio para reforzar sus tropas terrestres.

La inminente ofensiva en el este, si tiene éxito, daría al presidente ruso Vladimir Putin una victoria muy necesaria para vender al pueblo ruso en medio de las crecientes bajas de la guerra y las dificultades económicas causadas por las sanciones occidentales.

El canciller austriaco Karl Nehammer, que se reunió con Putin en Moscú la semana pasada -el primer líder europeo que lo hace desde la invasión del 24 de febrero-, dijo que el presidente ruso está “en su propia lógica de guerra” contra Ucrania. En una entrevista en el programa “Meet the Press” de la NBC, Nehammer dijo que cree que Putin cree que está ganando la guerra, y “tenemos que mirarle a los ojos y enfrentarnos a él con eso, lo que vemos en Ucrania”.

Zelensky también celebró la Pascua el domingo, diciendo en Twitter: “La Resurrección del Señor es un testimonio de la victoria de la vida sobre la muerte, del bien sobre el mal”.

Arab News

4 thoughts on “Seis muertos y 11 heridos por misiles rusos en Lviv, al oeste de Ucrania

  • el 18 abril, 2022 a las 15:53
    Permalink

    Los rusos siguen con su actividad de matar civiles indefensos y demoler edificios.
    Los ucranianos siguen con su actividad de matar rusos.
    Son asuntos independientes, no compiten entre si y a cada uno le va bien en lo suyo.

    Respuesta
  • el 18 abril, 2022 a las 22:40
    Permalink

    ¿ Los rusos matan civiles?, es sencillo evitarlo, no los utilices como escudos y carne de cañon, que es lo que estan haciendo las tropas ucranianas. Pelea como debe hacerlo un ejercito, no te escondas en tus ciudades, no montes depositos de municion y armas en tus ciudades, no utilices tus ciudades para lanzar ataques. Sal y pelea.

    Respuesta
    • el 19 abril, 2022 a las 14:35
      Permalink

      …más fácil sería que Putin dejase de agredir a Ucrania, no cree?

      Respuesta
  • el 19 abril, 2022 a las 15:14
    Permalink

    Es tan grande la desproporción de fuerzas que la única oportunidad que tienen los ucranianos es como están luchando rehuír combates directos y realizar emboscadas allí donde puedan , lo otro sería un suicidio y tú lo sabes supongo que estarás feliz de celebrar el 9 de mayo, no?

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.