Seis países de la OTAN se asocian para lanzar un nuevo programa de helicópteros.

Francia, Alemania, Grecia, Italia, los Países Bajos y el Reino Unido trabajarán juntos en el concepto, mientras que la industria europea se esforzará por dejar fuera a sus competidores estadounidenses.

El proyecto Next Generation Rotorcraft Capability (NGRC) de la OTAN se puso en marcha oficialmente ayer en Bruselas, con el acuerdo de seis Estados europeos de la OTAN de asignar fondos por valor de 26,7 millones de euros (28,2 millones de dólares) para definir las necesidades de sus ejércitos en relación con un nuevo helicóptero medio polivalente que sustituya a los que actualmente tienen en sus inventarios.

Francia, Alemania, Grecia, Italia y el Reino Unido habían firmado previamente una carta de intenciones (LOI) en noviembre de 2020, pero en la firma de hoy del Memorando de Entendimiento, los Países Bajos se han unido al proyecto. España y EE.UU., que habían manifestado anteriormente su interés, según la OTAN, no se han unido finalmente. El Reino Unido es el país líder del proyecto.

El objetivo es sustituir la actual generación de helicópteros polivalentes de tamaño medio, como el NH90 y el AW101 Merlin, en torno al año 2035, que es cuando muchos de los que operan actualmente llegarán al final de su ciclo de vida. Aunque el acuerdo no obliga a los países a comprar juntos un diseño final, los seis países de la OTAN que operan el mismo sistema tendrían evidentes beneficios de interoperabilidad y, al menos sobre el papel, deberían ayudar a mantener los costes bajos al comprar en cantidad.

La firma del Memorándum de Entendimiento “constituye un claro ejemplo del trabajo conjunto de la OTAN y sus Aliados para aprovechar la tecnología en rápida evolución en beneficio de nuestras capacidades militares. Al invertir nuestros recursos y canalizar nuestro desarrollo a través de un marco multinacional, nos aseguramos de que los Aliados estén equipados con el mejor material disponible”, declaró el Vicesecretario General de la OTAN, Mircea Geoană, en el comunicado.

“En cooperación con la industria, los participantes partirán de una hoja en blanco para explorar cómo adaptar sus necesidades a la última tecnología del mercado, estudiando opciones como la propulsión híbrida y eléctrica, una arquitectura de sistema abierta sistemática y la entrega de características de vuelo radicalmente mejoradas”, reza una declaración conjunta de los socios, que se reunieron al margen de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN de esta semana.

Ese lenguaje, especialmente la mención de una “hoja limpia”, sugiere que las preocupaciones de la industria expresadas tras el Día de la Industria del NGRC celebrado en Luxemburgo el pasado mes de septiembre han sido escuchadas, en particular las sospechas europeas de que el programa se estaba orientando hacia la elección de un sistema estadounidense.

Una persona de la industria que habló bajo condición de anonimato dijo en la feria Eurosatory en París que, durante esa reunión, las empresas esperaban tener discusiones sobre las capacidades que la industria podría proporcionar, sólo para encontrarse con lo que parecía ser una lista fija de requisitos.

“Para nuestra sorpresa, en lugar de eso, nos dijeron cuáles debían ser las características de la nueva máquina. Normalmente, primero se establece para qué se va a utilizar la máquina y luego se habla de sus características”, dijo el informante.

La más importante de estas características era que el helicóptero debía ser muy rápido, con una velocidad máxima de unos 220 nudos (407 km), lo que parece reducir el campo a un rotor basculante, un sistema híbrido o algún otro tipo de diseño de helicóptero no tradicional. Otro requisito para el NGRC era que su autonomía fuera de unas 1.180 millas, el doble que la de los helicópteros actuales. Por último, debía ser barato.

Cabe destacar que los ejércitos estadounidense y británico han acordado llevar a cabo una “Evaluación de la viabilidad del futuro programa de elevación vertical” que proporciona al Ministerio de Defensa del Reino Unido acceso a los documentos de requisitos del ejército estadounidense, que podrían utilizarse para informar sus propios procesos de toma de decisiones. El hecho de que los requisitos de este programa NGRC dirigido por el Reino Unido estuvieran tan alineados con los del Programa de Elevación Vertical Futura del Ejército de Estados Unidos hizo sospechar a la industria europea que los requisitos del NGRC se habían redactado de forma que el ganador del FVL acabaría, por defecto, siendo el ganador del NGRC.

Esto no sentó bien a los representantes de la industria, que, según la información privilegiada de las empresas, consideraron que los requisitos de velocidad y alcance del ejército estadounidense, necesarios para las operaciones en el Pacífico volando entre islas, simplemente no son necesarios en el escenario europeo.

Airbus Helicopters, por ejemplo, ha calculado recientemente que para cumplir los requisitos de velocidad el helicóptero tendría que ser un 30% más grande que la generación actual utilizada en Europa, con un peso máximo de despegue de hasta 17 toneladas “y eso trae consigo una serie de problemas, como el de no poder aterrizar en un barco”, dijo la fuente industrial. Añadió que durante una conferencia celebrada ayer durante Eurosatory sobre el NGRC “dijimos a los ejércitos y a los ministerios de defensa que, si querían velocidad, eso tendría un coste financiero y logístico y que, por tanto, sólo podrían permitirse un número menor de aeronaves”.

Un portavoz de Airbus Helicopters acogió con satisfacción la mención de una “hoja limpia” en el comunicado. La empresa, junto con la italiana Leonardo Helicopters, presentó en 2021 una propuesta para una subvención de 40 millones de euros (42,2 millones de dólares) del Fondo Europeo de Defensa para el proyecto Next Generation Rotorcraft Technologies (NGRT).

El portavoz dijo que este proyecto permitiría a las empresas trabajar en tecnologías clave como el sigilo y estudiar el trabajo en equipo hombre/sin tripulación, entre otras cosas, tecnología que parece vital para el esfuerzo de la NGRC.

“Tiene que haber una propuesta europea” para sustituir la actual generación de helicópteros medios de fabricación europea, dijo el portavoz.

Las empresas estadounidenses, por supuesto, seguirán de cerca el programa, incluso sin la participación oficial del gobierno estadounidense, y entendiendo que la producción nacional será necesaria en alguna medida.

“Hemos estado siguiendo esa oportunidad, y obviamente uno de los aspectos clave de esa oportunidad va a ser la fabricación europea”, dijo Mike Spencer, director senior de Ventas Verticales y Desarrollo de Negocios de Boeing.

“Así que tiene que haber algún tipo de estrategia de asociación con uno o varios de los fabricantes europeos para avanzar en eso. No son tan agresivos como los requisitos del Ejército en cuanto a la elevación vertical del futuro, pero amplían el alcance y buscan velocidad adicional. buscan asientos adicionales. Así que hay algunas opciones de diseño que exploraremos con nuestros socios en Europa”.

Christina Mackenzie

14 thoughts on “Seis países de la OTAN se asocian para lanzar un nuevo programa de helicópteros.

  • el 17 junio, 2022 a las 12:59
    Permalink

    Aún no han entregado los NH90 y ya los quieren sustituir. Lo mismo con el tigre, aún no habían acabo de entregar el último al ejército de Tierra, y ya había que actualizarlos a precio de unos nuevos.

    Respuesta
    • el 17 junio, 2022 a las 15:36
      Permalink

      Si te fijas en el artículo, no será un helicóptero que sustituya el NH90. Como bien indica el artículo (o al menos la fuente entrevistada), ese helicóptero no podría operar desde los buques. Se refiere, obviamente, a las fragatas y corbetas, pues en un LHD los Osprey sí que pueden operar.

      Fíjate que la fuente entrevistada indica que ese helicóptero acabaría teniendo un MTOW 17 t. El Osprey pesa en vacío unas 15 t, tiene un peso de despegue de 21 t, estirándolo hasta un MTOW de 27 t. En comparación, el NH90 tiene un peso en vacío de unas 10 t y un MTOW de 11 t. Parece claro que lo que se pretende es un helicóptero más grande que el NH90 -que no operaría desde fragatas, al igual que el Osprey tampoco lo hace-, aunque más ligero que el Osprey.

      Así pues, de sustituir a los NH90, nada de nada, al menos no, según el entrevistado, en la parte naval.

      Respuesta
    • el 17 junio, 2022 a las 22:46
      Permalink

      Yo solo soy un aficionado al mundo de la defensa y temas militares, pero me parece que es algo totalmente ilógico que una actualización de un helicóptero cueste casi igual que un modelo nuevo, vamos a no ser de que usen un motor nuevo y tal l…. Algo casi igual pasa con el dron europeo euromale, ya saben ese de 2 motores y que cada uno cuesta 200illones de dólares, ah y como olvidar el coste total del programa que parece que es de cerca de 5mil millones de dólares……

      Respuesta
      • el 18 junio, 2022 a las 13:45
        Permalink

        Te refieres al Tigre. No te quito la razón, pero en un intento de darte una explicación: Depende del número de unidades. Las empresas tienen unos enormes costes de desarrollo. Añade a esos costes además que cada país incorpora sus personalizaciones. Y ahora divide esto entre el número de unidades.

        Si en vez de, por ejemplo, 50 unidades a actualizar fuesen 100, los costes unitarios de desarrollo de la actualización se reducirían a la mitad. Ese es el problema de las tiradas bajas que, además, como he dicho, se ven agravadas por las malditas personalizaciones de cada país (por ejemplo Alemania, que tiene un Tigre muy diferente al de los franceses y españoles, con su domo de sensores encima del mástil (que les ha dado problemas, como era previsible) y sus ametralladoras bajo las aletas, en vez de bajo el morro).

        Ese es el problema de Europa. Cada uno quiere una cosa diferente y ve más valor en las diferencias que en la homogenización. Y suma a eso que cada uno quiere dar de comer a sus empresas locales, por lo que empieza la fiesta de las personalizaciones.

        Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 15:43
    Permalink

    Esta noticia alegrará a Juan López, fan acérrimo (y con razón) del V22 Osprey.

    Falta por ver si eso se traduce en un convertiplano como el Osprey y si, en tal caso, se opta también por una compleja transmisión mecánica. O si, a cambio, se propone un híbrido, con rotor horizontal como un helicóptero, pero con rotor vertical para la propulsión horizontal, además de pequeñas alas para mejorar la sustentación a la velocidad de crucero, al estilo del Airbus Racer.

    A lo mejor nos sorprenden con algo nuevo. Como entusiasta de la tecnología, me encanta el anuncio. Y como también creo que algo como el Osprey, con el alcance que tiene, nos vendría bien para nuestra Armada, lo celebro. La pena es que España no forme parte del listado de países que lo desarrollaran. ¡Por favor, si hasta está Grecia, que no necesita esos alcances para sus islitas! ¿Llegamos tarde? ¿Nos hacen el vacío? Tampoco estamos en el “A200M” (o como se vaya a llamar finalmente el hermano menor del A400M).

    Respuesta
    • el 18 junio, 2022 a las 14:33
      Permalink

      Pues SI ,Victor . Mira que lo llevo apuntando desde hace tiempo . Un Osprey a la europea . Anda que no !!! . Pero nadie me hacia caso . Pues nada ahí va eso . Un convertiplano multiusos y polivalente . Podría tener varias versiones modulares y sorprendernos con versiones pesadas y otras de combate más ligeras . Quien sabe . Y si , ya te co firmo yo lo que acabas de apuntar : ES UN CONVERTIPLANO .

      Respuesta
    • el 18 junio, 2022 a las 14:44
      Permalink

      No te preocupes. España estará . No lo dudes . Y otro detalle : las diferencias con el Osprey serán mínimas por minimos detalles y su volumen y pesos serán muy , pero que muy parecidos . Y si no , al tiempo . Los motores serán seguramente una joint venture de Rolls-Roice con Safran y el diseño estructural correrá a cargo de Leonardo , Westland Agusta y de Airbus Military .

      Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 15:46
    Permalink

    “Esto no sentó bien a los representantes de la industria, que, según la información privilegiada de las empresas, consideraron que los requisitos de velocidad y alcance del ejército estadounidense, necesarios para las operaciones en el Pacífico volando entre islas, simplemente no son necesarios en el escenario europeo.”

    Lo que me hace gracia es que la industria se enfade porque el cliente le diga lo que necesitan y que la industria se permita el lujo de valorar si el cliente necesita esa capacidad o no. Me parece inaudito.

    Respuesta
    • el 18 junio, 2022 a las 14:52
      Permalink

      Por cierto . Off topic : aparicion en escena del culmen de la MODULARIDAD , BOXER DE CADENAS . Ea !! Ahi es nada . Pa que vayan tomando nota …..Ya sabéis de sobra a que me refiero …. Y con un cañón de 120 mm. Ja. No sigo que me cabreo .

      Respuesta
    • el 18 junio, 2022 a las 17:07
      Permalink

      Si seguimos el ejemplo del Tigre, una chapuza en toda regla, preguntad a los australianos, o del dron europeo que duerme el sueño de los justos o de nuestro futuro avion de 4.5 generacion, ya me diras.

      Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 19:24
    Permalink

    Con los ritmos actuales de desarrollo, es como hay que hacerlo, el reemplazo de un modelo tiene que estar ya en marcha al entrar en servicio el actual.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2022 a las 22:51
    Permalink

    Un proyecto así dura no menos de 20 años. No van sobrados de tiempo.

    Respuesta
  • el 20 junio, 2022 a las 12:03
    Permalink

    Como dicen algunos comentarios hay 12 países metidos y no está España. Luego se nos llenan la boca con la inversión en I+D pero estamos fuera de este proyecto, del proyecto del A200M, del proyecto del tanque europeo, etc… Igual alguien debería explicar que uno de los sectores que más mueve en I+D y es más rentable es la defensa y si quieres cambiar el modelo productivo del pais y dejar de ser sol y playa solo pues habra que invertir en esto nos guste o no.

    Respuesta
    • el 20 junio, 2022 a las 18:05
      Permalink

      100% de acuerdo contigo , Frank . Como bien dice un refrán : No hay más cera que la que arde ni cirio que la sostenga . La inversión en Defensa es inversión en Industria ( I+D+i ) , empleo y seguridad disuasiva . Es justo lo que necesitamos .

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.