Suspendida la misión militar alemana en Malí.

La ministra de Defensa, Christine Lambrecht, ha anunciado que la misión militar alemana en la República de Malí se suspende hasta nuevo aviso. Francia ya se encuentra retirando gran parte de su fuerza del país debido a que la junta militar que gobierna desde Bamako ha contratado a los mercenarios rusos del grupo Wagner para su seguridad.

El gobierno alemán ha anunciado este viernes la suspensión de su participación en la misión militar de la ONU en Malí hasta nuevo aviso, después de que las autoridades malienses no permitieran el acceso de un avión militar alemán a su espacio aéreo.

“Nuevamente los gobernantes de Malí no han permitido el acceso de la misión MINUSMA de la ONU a su espacio aéreo. Por lo tanto, no es posible una rotación de personal prevista. Esto tiene efectos en nuestro compromiso, dado que la seguridad de nuestros soldados tiene la máxima prioridad”, ha dicho el Ministerio de Defensa en Twitter.

La ministra de Defensa, Christine Lambrecht, ha criticado a su homólogo en el gobierno militar de Malí, el coronel Sadio Cámara, en su declaración adjunta.

“Las acciones de Cámara hablan un lenguaje diferente al de sus palabras. Por lo tanto, debemos tomar medidas y detendremos las operaciones de nuestras fuerzas de reconocimiento y de los vuelos de transporte CH-53 [un tipo de helicóptero militar de carga] hasta nuevo aviso”, afirma Lambrecht.

Los militares de la Bundeswehr retiraron a unos 60 soldados del país el mes pasado en medio de una disputa similar, cuando Bamako impidió a las fuerzas armadas alemanas embarcar en un vuelo civil en un acto que Berlín calificó entonces de “acoso”.

Lazos desgastados desde el golpe de Estado de mayo de 2021

El ejército de Malí derrocó a un gobierno civil hace ahora casi 15 meses, uno de los tres golpes de Estado desde 2012. En ese momento, prometió elecciones rápidas. En la actualidad, afirma estar planeando organizar una votación en febrero de 2024.

Las fuerzas occidentales, en particular las de la antigua potencia colonial Francia, han estado presentes en número comparativo en el conflictivo país durante años. Sin embargo, las relaciones con la junta se volvieron cada vez más tensas, sobre todo tras la decisión de Malí de traer mercenarios rusos del polémico Grupo Wagner a finales del año pasado.

Malí calificó a los rusos de “asesores”, pero en febrero, el presidente Emmanuel Macron anunció una importante reorganización de las operaciones militares en el Sahel. Las tropas francesas habían estado actuando en lugar de las fuerzas malienses en algunas batallas con los insurgentes. Aunque no se retirarán todos los soldados franceses, ya que se espera que se vaya más de la mitad de un máximo de 5.100, las fuerzas francesas que se queden pasarán a desempeñar un papel más de apoyo, dejando que los militares de Malí tomen el liderazgo.

Las fuerzas alemanas en Malí son un gran contingente de la misión de mantenimiento de la paz MINUSMA de la ONU.

Berlín había ampliado el despliegue de la Bundeswehr en Malí a principios de este año, tras una visita de la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, a la nación de África Occidental. El Parlamento también aprobó un aumento del límite máximo de personal que podía enviarse a Malí: de 1.100 a 1.400.

Pero a principios del mes pasado, el gobierno de Malí pidió al portavoz de la misión de paz de la ONU, la MINUSMA, que abandonara el país.

Deutsche Welle

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.