Trump ordena un cambio en el mando militar de Estados Unidos para Oriente Medio e Israel.

A pocos días de dejar la Casa Blanca, Donald Trump ha ordenado al Pentágono que incluya a Israel en la estructura de mando militar de EE.UU. para Oriente Medio, según confirmó ayer el Departamento de Defensa (DOD), un cambio importante que pretende reflejar un relajamiento de las tensiones entre Israel y varios países árabes.

El cambio, que se produce cuando Trump se prepara para dejar la Casa Blanca en los próximos cuatro días, significa que Israel será transferido del Comando Europeo de EE-UU. al Comando Central de Estados Unidos (Centcom), que supervisa la política militar de Estados Unidos que implica a las naciones árabes. Israel durante décadas ha estado agrupado con los países europeos debido a la animosidad entre Israel y algunos países árabes.

“El DOD revisa el [Plan de Comando Unificado] cada dos años y reevalúa todos los límites y relaciones con el entorno operativo. Estructuramos las fronteras para mitigar mejor el riesgo y proteger los intereses y socios de Estados Unidos”, dice el Pentágono en una declaración.

El alivio de las tensiones entre Israel y sus vecinos árabes provocado por los recientes “Acuerdos de Abraham” ha “proporcionado una oportunidad estratégica para que los Estados Unidos alineen a sus principales socios contra las amenazas compartidas en el Oriente Medio” y “abrirá nuevas oportunidades de cooperación con nuestros socios del Comando Central”, añade la declaración.

Asegurar los acuerdos de paz entre Israel y otros países de Oriente Medio y el Norte de África ha sido una prioridad clave de la política exterior de la administración Trump en sus últimos días.

Estados Unidos han ayudado a concertar acuerdos para normalizar los vínculos entre Jerusalén y los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Marruecos y el Sudán en acuerdos que constituyen los primeros acuerdos de ese tipo entre Israel y cualquier país árabe desde el pacto con Jordania en 1994. Los pactos se han denominado los Acuerdos de Abraham, en honor a la figura bíblica que se honra tanto en el judaísmo como en el islam.

Los grupos pro-israelíes han presionado durante mucho tiempo para que Israel entre en la órbita del Centcom para motivar la cooperación entre los países de Oriente Medio contra Irán.

El Instituto Judío de Seguridad Nacional de América en noviembre pidió la reubicación ya que “enviaría un fuerte mensaje disuasorio de unidad y el compromiso continuo de EE.UU. con el liderazgo regional”, así como “allanaría el camino para que el Pentágono utilice más a Israel para las operaciones regionales”.

Queda por ver si el cambio fomentará esa cooperación. Los israelíes todavía tienen una larga disputa sin resolver con los palestinos. Y Jerusalén todavía tiene que normalizar las relaciones con su vecino del sur, Arabia Saudita, la nación árabe más importante de la región.

Ellem Mitchel

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com