Turquía concluye la versión ‘más grande’ del ejercicio naval Denizkurdu 2021.

La Marina turca ha completado la “mayor” versión del ejercicio Denizkurdu, en el que han participado 132 buques de superficie, 10 submarinos, 43 aviones, 28 helicópteros y 14 drones.

El Denizkurdu es un ejercicio a gran escala que realizan las fuerzas navales del país cada dos años. La última vez se celebró del 25 de mayo al 6 de junio en los mares Egeo y Mediterráneo. Todas las unidades de la Marina participan en el entrenamiento, cuyo objetivo es demostrar la preparación operativa del servicio, evaluar los procesos de toma de decisiones en un entorno de amenazas múltiples, probar los métodos de interoperabilidad y las capacidades de apoyo mutuo, y permitir que el personal se entrene con los activos navales.

Denizkurdu-2021 se llevó a cabo en tres fases. En la primera fase, las unidades participantes realizaron ejercicios de preparación operativa. La segunda consistió en un entrenamiento de fuerza basado en un escenario de crisis de cuatro días. En la tercera fase, los buques participantes realizaron visitas a los puertos de las costas del Egeo y del Mediterráneo de Turquía.

Al término de las visitas a los puertos, la flota organizó un “Día de los Visitantes Distinguidos” en el que se reunieron funcionarios del Ministerio de Defensa y del mando militar de Turquía, así como agregados militares de 25 países. La asistencia de los agregados fue una “primicia” para la serie Denizkurdu, según los funcionarios.

El avión teledirigido TB2 Bayraktar de la Armada alcanzó por primera vez un objetivo en el mar con la munición guiada MAM-L, impactando en un barco auxiliar desguazado que flotaba en el mar en el Día de los Visitantes Distinguidos.

El Ministerio de Defensa no pudo conceder una entrevista a Defense News al cierre de esta edición. Sin embargo, el ejército turco tiende a mantener las lecciones aprendidas de los simulacros como confidenciales.

En un comunicado publicado en la cuenta oficial de Twitter del Ministerio se decía que la versión de este año se diferenciaba de las anteriores por la participación de organizaciones no gubernamentales como Kızılay (o Media Luna Roja). Como novedad este año, el Mando del Centro de Guerra Naval gestionó el ejercicio. Se encargó de actuar como centro de control del ejercicio, establecido de acuerdo con los procesos de planificación de ejercicios de la OTAN adoptados por la Marina turca.

El primer buque de combate de superficie no tripulado de Turquía, denominado ULAQ, realizó su primera prueba de fuego real durante el ejercicio, aunque el acto no formaba parte del entrenamiento propiamente dicho. Desarrollado por las empresas turcas de defensa Ares Shipyard y Meteksan Defence, el ULAQ fue botado en enero y completó las pruebas de mar en abril. Durante las pruebas de fuego real, realizadas como última fase de las pruebas de aceptación para la Marina, lanzó dos veces un misil Cirit guiado por láser -en la primera se utilizó la telemetría, y en la segunda una ojiva real- que alcanzó su objetivo en el Mediterráneo oriental. El ULAQ fue controlado desde una estación de control costera móvil e iluminó el objetivo con un designador láser antes de disparar.

El máximo responsable de adquisiciones de defensa de Turquía, Ismail Demir, dijo en un discurso tras el disparo: “Hemos alcanzado una tasa de autenticidad de hasta el 70% en nuestros proyectos, y la aumentaremos aún más. Han llegado los días en que empezamos a ver productos similares a los vehículos aéreos no tripulados que cambian el juego: ahora vehículos terrestres, buques de superficie y formas submarinas. Somos conscientes de que nos esperan entornos de combate con sistemas no tripulados integrados, y por eso seguimos trabajando en consecuencia.”

Tayfun Ozberk

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com