Un cañón de largo alcance del ejército consigue un impacto directo en el objetivo a 70 km de distancia.

El sistema de Artillería de Cañón de Rango Extendido del Ejército de Estados Unidos (ERCA) dio en un blanco a 43 millas de distancia – 70 kilómetros – en el Yuma Proving Ground, Arizona, el 21 de diciembre, usando un proyectil de artillería guiada de alcance extendido Excalibur, de acuerdo con el general que está supervisando la modernización de la munición de Precisión de Largo Alcance del servicio.

“No creo que nuestros adversarios tengan la capacidad de dar en el blanco a 43 millas”, dijo el general John Rafferty, que está a cargo del trabajo, a un pequeño grupo de reporteros en una teleconferencia inmediatamente después de la prueba.

El Ejército está avanzando a toda velocidad para extender el alcance de la artillería en el campo de batalla para quitarle ventajas a los adversarios de alto nivel como Rusia. El cañón ERCA, cuando se utiliza en el campo, debería ser capaz de disparar y eliminar objetivos desde una posición fuera del alcance de los sistemas enemigos.

El cañón ERCA utiliza un chasis de obús M109A7 Paladin Integrated Management (PIM) y sustituye el tubo del cañón del calibre 39 por uno del calibre 58, de 30 pies. Combinado con municiones Excalibur fabricadas por Raytheon y un XM1113 que utiliza un propulsor supercargado, el Ejército ha podido aumentar notablemente los alcances de la artillería.

En marzo, el Ejército se acercó al objetivo final de 70 kilómetros cuando hizo dos disparos, ambos alcanzando 65 kilómetros de distancia.

En esta prueba, el Ejército hizo tres disparos. El primer disparo se quedó corto debido a los vientos de cabeza muy fuertes a gran altitud y el segundo disparo tuvo un fallo de hardware, pero el tercer disparo demostró que el servicio está cada vez más cerca de marcar el equilibrio correcto entre el propulsor, el diseño del proyectil y otros factores que juegan en la consecución de mayores distancias dijo Rafferty.

Cada munición disparada durante el evento del lunes tenía ligeras diferencias de diseño para abordar la mejor manera de diseñar y preparar la ronda para absorber la alta presión y la fuerza de ser disparada a 1.000 metros por segundo desde un tubo de cañón del calibre de ERCA.

El primer disparo se quedó corto por unos 100 metros, lo que, según Rafferty, está mucho más cerca si se considera que la munición tiene que viajar 70.000 metros. El Ejército sabía que el primer disparo se quedaría corto debido al viento, pero quería hacerlo de todos modos para aprender de él.

En el segundo disparo, se había modificado la configuración del hardware y experimentó un fallo. Específicamente, el Ejército añadió un aislante para la unidad de medición inercial, que es esencialmente un amortiguador para contrarrestar el pico de presión en la cámara.

“Hoy estamos realmente de cerca después de un año y medio de pruebas y análisis que hemos hecho sobre el proyectil Excalibur en términos de su capacidad para soportar un entorno más duro”. “Así que, a través de una serie de pruebas y análisis, determinamos qué velocidad de boca se requiere, qué presiones de cámara puede soportar el proyectil y todo esto unido en la prueba final de hoy; dio el resultado correcto para lograr el objetivo.”

Además, el Ejército ha demostrado que el Excalibur, tal y como existe en el inventario actual, es capaz de sobrevivir con una mayor velocidad de boca y presiones para llegar a alcances de 70 kilómetros y golpear objetivos directamente, añadió Gibbs.

El Ejército continuará su esfuerzo de diseño centrado en el soldado para incluir la garantía de que las configuraciones para el propulsor y la carga son algo que los soldados pueden manejar y que no afecta a la velocidad de disparo, señala Rafferty. “Obviamente no queremos darles una configuración que les haga disparar más despacio”.

Jen Judson

One thought on “Un cañón de largo alcance del ejército consigue un impacto directo en el objetivo a 70 km de distancia.

  • el 23 diciembre, 2020 a las 19:37
    Permalink

    Hoy en día las municiones guiadas lo son casi todo en la artillería, como la Vulcano, la Excalibur, Assegai, espoletas PGK y SAL, etc.
    Hay compañías españolas como Expal que están intentando estar en la brecha con la munición ER02A1, o EM&E con su espoleta FGK, pero se están quedando muy atrás en alcance respecto a las anteriores de la competencia. Lo triste es que España abandonó el proyecto munición Vulcano que estaban desarrollando junto a Italia, y ahora se quedan atrás y comprándoselas a ellos, todo muy neciamente español.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com