Un general estadounidense dice que los aviones no tripulados necesitan demasiada gente.

El Mando de Operaciones Especiales (SOCOM) de EE.UU. quiere que los aviones Overwatch armados apoyen a las fuerzas en tierra. Los drones podrían hacer el trabajo, si se resuelven los problemas de la mano de obra.

Los Operadores Especiales utilizan aviones turbohélice ligeros que operan desde aeródromos austeros para proporcionar apoyo de inteligencia y reconocimiento en regiones remotas. La versión actual es el U-28A, un avión comercial Pilatus PC-12 equipado con sensores avanzados y comunicaciones de nivel militar. Armed Overwatch adquiriría unos 75 nuevos aviones que no se limitarían a ser ojos en el cielo, sino que podrían intervenir con bombas y misiles en apoyo cercano de las fuerzas terrestres, o llevar a cabo ataques de precisión en caso necesario.

La adquisición prevista el año pasado se ha retrasado, en gran parte debido a la pandemia. Los anteriores favoritos eran el Beechcraft AT-6 Wolverine, una versión armada del exitoso entrenador T-6 Texan II, y el Sierra Nevada/Embraer A-29, una versión fabricada en Estados Unidos del Embraer EMB 314 Super Tucano que ya se suministra a la Fuerza Aérea Afgana en virtud de un contrato estadounidense. Ahora ha surgido un nuevo competidor: el dron MQ-9 Reaper.

Pilatus PC-12 o U-28A

El SOCOM ya vuela con los Reaper, incluida una versión especialmente modificada conocida como MALET para atacar objetivos en movimiento, pero la misión de Vigilancia Armada los llevaría a nuevas áreas.

El teniente general Mark Kelly, jefe adjunto de personal de operaciones de la USAF, declaró a los periodistas el 4 de marzo que la extrema resistencia del Reaper en comparación con otros aviones (32 horas para la versión básica) lo convertía en una opción atractiva en teatros de operaciones como el de África, donde las aeronaves deben cubrir largas distancias.

“Hay muy pocas plataformas en el planeta que sean mejores que un MQ-9 en términos de duración”, dijo Kelly.

Otra gran ventaja es que, en caso de que se pierda una aeronave, no es necesaria una misión de rescate para el piloto. Este tipo de misiones son lo suficientemente complicadas cuando hay mucho apoyo cerca, como la recuperación del piloto del F-16 Scott O’Grady desde detrás de las líneas enemigas en Bosnia en 1995. En el este de África, una operación de este tipo sería aún más difícil, y el riesgo podría significar que no se realizara el apoyo aéreo. Mientras que incluso un caro dron es lo suficientemente prescindible como para ser enviado al peligro.

Sin embargo, el Reaper podría tener otro problema: a diferencia de los robustos Wolverine y A29, requiere considerable cuidado y atención en tierra. El 26 de febrero, el teniente general James C. “Jim” Slife, del Mando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea, sugirió a los periodistas que los requisitos de mano de obra podrían ser demasiado grandes para que los Reaper sean viables en la función de vigilancia armada en zonas remotas.

Aunque el Reaper puede ser pilotado vía satélite desde la Base Aérea de Creech, en Nevada, el despegue y el aterrizaje son llevados a cabo por una tripulación en tierra en el teatro de operaciones. Esto significa que no sólo necesita el piloto y el operador del sensor, sino también una estación de control en tierra completa con sus técnicos asociados.

El Reaper tiene otras necesidades especiales. Los componentes electrónicos del compartimento de aviónica son propensos a sobrecalentarse y las cámaras y el radar pueden dejar de funcionar, o las baterías pueden no recargarse y provocar un fallo durante una misión. Una unidad especial de refrigeración externa montada en un remolque y alimentada por su propio generador mantiene fría la electrónica vital del Reaper en la pista, lo que aumenta la necesidad de personal de tierra.

A más largo plazo, hay planes más grandes para los drones capaces de llevar a cabo operaciones desde bases completamente automatizadas o naves sin tripulación, mientras operadores comerciales como Amazon y Google impulsan planes de logística con drones sin participación humana. Por el momento, las grandes aeronaves no tripuladas como el Reaper siguen requiriendo una cantidad considerable de mano de obra, y eso puede considerarse un punto débil que hay que solucionar.

David Hambling

6 thoughts on “Un general estadounidense dice que los aviones no tripulados necesitan demasiada gente.

  • el 8 marzo, 2021 a las 10:11
    Permalink

    ¿Unidad de refrigeración externa mientras está en pista? ¡Menuda cagada! ¿El Reaper no es el que hemos comprado nosotros en España?

    Un dron debe ser económico de adquirir y económico y simple de operar o no tiene sentido. ¿Tan difícil es diseñar un dron con esos parámetros?

    Respuesta
    • el 9 marzo, 2021 a las 01:00
      Permalink

      Un articulo hecho a la medida para el sincerebro victor XD

      Respuesta
  • el 8 marzo, 2021 a las 12:08
    Permalink

    Pues vaya patata hemos comprado, y lo malo es que no pagamos nuestra aportación en el Euromale, así que terminarán echándonos del programa o retrasando nuestras entregas década y media por lo menos. Al final, el mejor dron para España será el Tecnam P2006 T-MRI de Indra.

    Respuesta
    • el 8 marzo, 2021 a las 12:49
      Permalink

      Pero si es que los USA utilizaron los MQ-9 para la frontera de Mexico y tambien una cessna con camaras IR y pillaba tantos o más la cesnna y a un precio de risa por detención el MQ-9 salia a 7.054 la detención y la cessna a 270 dolares.
      Si no los vas a armar ni a soltar en territorio enemigo un dron de ese tamaño es tirar pasta con dirigibles o avionestas con sistemas de vigilancia te sale más barato y da mejor resultado. Otra cosa son drones más pequeños para dar más alcance en vigilancia los buques de la armada o sobre el terreno en zona de combate. Y el Euromale por la pasta que sale mejor un satelite, pero que lo aseguren esta vez.

      Respuesta
      • el 8 marzo, 2021 a las 16:41
        Permalink

        Lo de los dirigibles no es tontería. No conozco ninguna solución industrial cien por cien disponible ni ningún país que los utilice, pero me parecen idóneos para la vigilancia marítima en el mar. Un dirigible no consume energía para mantenerse flotando y la energía para propulsarse la podría hasta obtener del Sol (hay un avión experimental que ha conseguido dar la vuelta al mundo o algo así solo con energía solar). Evidentemente, en tiempos de guerra son fáciles de destruir, pero para los tiempos de paz me parecen idóneos.

        Sí, yo tampoco entiendo por qué nos hemos gastado ese pastizal en unos drones no armados, cuando podríamos y deberíamos fomentar el desarrollo local. ¡Que un dron no es tan complicado! Supongo que las unidades compradas son para ganar experiencia en este tipo de arma, pero insisto, podrían y deberían haber apostado por algún desarrollo local.

        Respuesta
  • el 9 marzo, 2021 a las 18:05
    Permalink

    Los drones militares son complejos, si. Y los marítimos más todavía.
    Las causas son faciles de entender. Sus sitemas de inteligencia, de armas, su combustible, su capacidad de resistencia y supervivencia.
    Lo que tenemos que pensar es que hasta que llegue el dia en que todo esto sea sencillo, facil y barato hay mucho trabajo y desarrollo. y nos vamos a comer todas las evoluciones de la industria.

    Pero bueno, esto pasa con todo

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com