El improbable caza ruso volando a Mach 5 quemaría su cubierta furtiva.

Rusia, EE.UU. y China están trabajando en sus diseños conceptuales para una próxima generación, o sexta generación, del avión de combate. Estados Unidos parece estar a la cabeza de esta carrera. En un principio, China prefiere no compartir la información hasta que llegue una exhibición aérea y revele otra maqueta. Rusia siempre empieza con grandes esperanzas y planes, siempre va por delante y casi siempre fracasa.

Rusia lleva tiempo promocionando el Izdelie-41 como su caza de sexta generación. Desarrollado por el consorcio Mikoyan, se espera que reciba las siglas MiG-41. Actualmente, es más conocido como el Mikoyan PAK DP. Es decir, complejo aéreo de interceptación de largo alcance.

Según las fuentes, el primer vuelo de prueba del MiG-41 podría producirse en 2025. Hoy en día, eso parece más imposible que la guerra en Ucrania se detenga en este momento. Rusia ha estado suspirando desde el comienzo de la guerra. Redirige todas sus finanzas de defensa a reparar, renovar y fabricar artillería pesada. Al mismo tiempo, la invasión de Ucrania el 24 de febrero desató la ira de las principales naciones económicas y tecnológicas del mundo. Las sanciones económicas contra Rusia han bloqueado el acceso de Moscú a las tecnologías avanzadas, especialmente a los semiconductores y microchips. La industria rusa, especialmente en el campo de los microchips, no está tan avanzada como le gustaría al presidente ruso, Vladimir Putin.

Sin embargo, hay detalles interesantes sobre lo que sabemos de Izdelie-41. Una de las características más interesantes pregonadas por Moscú es que el futuro avión de combate viajará a velocidades de Mach 4 a Mach 5. Eso suena muy bien, incluso impresionante, pero hay un problema con esa velocidad.

Diseño especulativo y no confirmado del MiG-41.

En primer lugar, no es seguro que un piloto resista la carga, es decir, la G positiva y la G negativa. Y, en segundo lugar, la fricción del aire. Al moverse a tal velocidad, el objeto crea un enorme calor durante la fricción del aire. Simplemente, el caza furtivo se quedará sin cubierta furtiva. Es decir, la cubierta furtiva se quemará en el aire. Una de ellas es que puede crear un problema con el rendimiento de la propia aeronave, y otra, es que, sin una cubierta furtiva, el diseño del dosel sería difícil en ese entorno.

Es decir, los ingenieros rusos se encargan de idear un revestimiento furtivo de los componentes que pueda soportar el calor desarrollado a Mach 4 o Mach 5. Esto puede llegar a ser posible, nadie sabe lo que traerá el mañana. Pero alcanzar semejante velocidad de vuelo implica también mucho empuje en el propio avión. Muy a menudo somos testigos de que una alta temperatura durante el funcionamiento de una máquina conduce a un sobrecalentamiento y a frecuentes reparaciones. Esto, a su vez, encarece el mantenimiento del avión.

La pregunta sigue siendo: ¿cómo alcanzará el Izdelie-41 esta velocidad? ¿Qué tipo de motores tendrá que desarrollar la industria de defensa rusa para garantizar su presencia hipersónica en parámetros similares en el aire? Tal vez los ingenieros rusos, al menos en esta etapa y con la tecnología actual conocida, utilizarían un motor de chorro lineal o turborreactor. Algunos de estos motores impulsan hoy los misiles hipersónicos de la Federación Rusa.

Lógicamente, el Izdelie-41 se anuncia como un interceptor de misiles hipersónicos. Esto es lo más parecido a lo descrito aquí. Porque si los diseñadores desarrollan un prototipo que funcione, con un motor de calidad que alcance velocidades de Mach 5, y aseguran la refrigeración de los sistemas en el interior de la aeronave, el lanzamiento del misil hipersónico Dagger ya se hace mucho más probable. Por ello, la probabilidad de que este avión intercepte un misil hipersónico es relativamente buena.

Infografía ilustrativa

Pero todo esto plantea muchos interrogantes a los ingenieros rusos, y ni siquiera tienen respuestas que se puedan contar con los dedos de una mano. La situación actual tiende más bien a suspender este proyecto. Es decir, puede que algún día veamos este superinterceptor, pero la probabilidad de que llegue a producirse disminuye cada día. Porque hoy, Rusia debe desarrollar primero esos componentes, que hasta hace un año compraba a Occidente. Y sí, incluso si la guerra con Ucrania se detiene, seguirá sin haber avances en el Izdelie-41 en los próximos años.

Boyko Nokolov

14 thoughts on “El improbable caza ruso volando a Mach 5 quemaría su cubierta furtiva.

  • el 15 noviembre, 2022 a las 15:14
    Permalink

    La propaganda rusa cada vez da mas pena / risa. Si no son capaces de desarrollar un motor decente para su supuesto avion de quinta generacion, como van a desarrollar un motor para match 5?

    Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 15:52
    Permalink

    Primero tienen que ver con que material se construye ese proyecto (titanio?, algún material compuesto?, cerámico?).
    Después tendrán que aplicar los revestimientos furtivos a ese material.
    Acto seguido proteger lo resultante del calor extremo por la fricción.
    Si consiguen todo esto (un logro), a rellenar el aparato de sofisticados sistemas electrónicos y de armamento.
    Claro está, el avión resultante únicamente podrá volar en línea recta, sin casi girar, para no deshacer la estructura del avión.
    Además, el consumo de combustible debe ser tremendo (el avión deberá tener un tamaño generoso) .
    Me alegro que Rusia despilfarre así recursos, aunque bien mirado, con semejante tamaño y fronteras es posible que ese avión sea una necesidad, pues necesitan llegar a lugares lejanos en poco espacio de tiempo. Un B-21 reportado en vuelo puede ingresar en Rusia por el norte de Norilsk (por ejemplo).
    Sin embargo no se me escapa que para que sea efectivo de verdad ese avión (un interceptador), deben tener cubierta toda la nación de los más sofisticados sistemas de radares, algo que (ahora mismo) veo casi imposible. No se puede interceptar lo que no se puede ver.

    Respuesta
    • el 15 noviembre, 2022 a las 21:23
      Permalink

      Tal y como les va la guerra, necesitan algo que de ilusión al país, aunque dentro de unos años se demuestre que nunca pasó de un par de bocetos y quizás una maqueta.

      Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 17:01
    Permalink

    Ademas de que nada volando a mach 3 o mas puede ser furtivo, debido al calor generado y/o el plasma asociado (festival de ondas electromagneticas en todas las frecuencias).
    La ventaja es la velocidad.

    Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 17:17
    Permalink

    Se supone justamente que el plasma no rebota las ondas de radar del artefacto que lo genera.
    Pero el calor y la emision EM producidos contrarrestan esa ventaja.
    Sobre el motor, no hay tanto misterio, se conoce desde los 60s. Seria un turbofan mas un estatorreactor, o una combinacion de ambos cuya ingenieria, hoy por hoy, es bastante voluminosa y no entraria en el Izdelie-41.

    Respuesta
    • el 15 noviembre, 2022 a las 23:46
      Permalink

      Los alemanes, durante la IIGM, también perdían el tiempo y recursos que no tenían en idear armas fantásticas…incluso algunas como las V1 y V2 llegaron al mundo real; los rusos deberían de tomarse más en serio la guerra en la que están y no distraerse con Armatas, SU-57 y demás juguetes para desfiles…Aunque bueno, si los malos se distraen de lo importante, pues mejor.

      Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 18:01
    Permalink

    Tanto el A-12 y el SR71, a partir de Mach 3, la temperatura de las superficies expuestas a la fricción del aire, batían la marca de los 200 grados centígrados.

    Así que, las altas temperatura no solo es un problema para una piel absorbente al radar, también para toda la estructura de la aeronave, la cual se dilata considerablemente, provocando daños estructurales. Además, otro problema son los tanques de combustible, estos pueden sobrecalentarse, sufrir grietas y sin malla de aluminio milimétrica dentro de los tanques, los gases pueden llegar a explotar.

    Son muchos los problemas de la velocidad hipersónica, la cual condena, a partir del Mach 4 y 5, a vuelos con alturas superiores a los 110 mil pies y de 140 mil pies respectivamente.

    Respuesta
    • el 15 noviembre, 2022 a las 23:03
      Permalink

      Para un misil no hay problema porque su destino es morir, pero para una aeronave que debe cumplir miles de horas…

      Respuesta
      • el 16 noviembre, 2022 a las 05:01
        Permalink

        Juan. Además, un misil tiene una estructura cilíndrica y alcanza trayectorias sub orbitales de 328.084 pies, una altura que jamás consiguen aviones con turborreactores y scramjets. La estructura de un misil de alcance medio o intercontinental es mucho más reducida que la estructura alada de una aeronave, esta última, está mucho más expuesta a la fricción de la atmosfera en un techo de vuelo que no supera los 115 mil pies de altura.

        Una cabeza planeadora hipersónica, con velocidades de mach 8 a 15, rebotan sobre las capas más densas de la atmosfera a una altura mínima de 310 mil pies, pero para dar contra un blanco, reduce su velocidad entre mach 3 o 5 como máximo y pese a que son difíciles de detectar por el radar, durante su maniobra de ataque, su firma térmica les delata.

        Respuesta
    • el 16 noviembre, 2022 a las 09:44
      Permalink

      Efectivamente. Y por eso el RS-71 (así se llamaba al principio, hasta que, en la presentación, el presidente se equivocó y lo llamó SR-71, por lo que, para no poner al presidente en evidente, lo rebautizaron sin hacer ruido) tenía juntas de dilatación por las que se derramaba el combustible, mientras estaba en tierra. Tuvieron que desarrollar un combustible especial, no inflamable, para evitar el riesgo que eso suponía. Luego ya una vez en el aire, volando a alta velocidad, la dilatación por el calor hacía que esas juntas se sellasen.

      El SR-71, por cierto, estaba construido en titanio, el único material que aguantaba esas temperaturas. Eso, en su momento, fue todo un reto, pues la manipulación del titanio no estaba aún desarrollada. Curioso que el titanio se lo tuvieron que comprar a la URSS, sin decirles, claro, el destino de ese material.

      Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 21:34
    Permalink

    Con todos los cazas modernos equipandose con equipos de cámaras infrarrojos ( los que no tenían) para detectar objetivos a más de 100 kilómetros la idea de un avión a mach 5 e indetectable no se sostiene. Puede confiar en que la velocidad le ayude, pero esto suena un poco a MiG-25/31. Por no hablar de la carga útil….

    Respuesta
  • el 15 noviembre, 2022 a las 21:49
    Permalink

    Supongo que las velocidades de hasta mach 5 para ser alcanzadas tendrán que ser en altas capas de la atmosfera, donde la atmosfera es mucho menos densa. Lo cual pudiera tener lógica ya que se trataría de un cazador de misiles hipersonicos, los cuales vuelan a alturas de entre 40 y 100 kilometros de altura.

    Respuesta
  • el 16 noviembre, 2022 a las 09:47
    Permalink

    Bueno, a los rusos se les quemaría la pintura antiradar a Mach 5. Mientras, el F35B y el F35C tienen ese mismo problema a Mach 1.

    (Entiéndase el tono humorístico y acéptese que no es el mismo problema).

    Respuesta
  • el 16 noviembre, 2022 a las 22:58
    Permalink

    Los rusos mucho avión super moderno y…robando lavadoras y consolas en Ucrania para fabricar misiles…es que ya no cuela

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.