¿Aviones F-16 para Argentina?

40 años después de la Guerra de las Malvinas en 1982, el conflicto sigue sin cerrarse. El contencioso no se libra contra otro oponente, sino entre potencias extranjeras que ofrecen varios aviones nuevos a la Fuerza Aérea Argentina.

El concurso se inició tras la retirada del caza Mirage, de fabricación francesa, en 2015, debido a las restricciones presupuestarias. En los siguientes 7 años desde entonces, Argentina ha estado a la búsqueda de un sucesor, con varias naciones ofreciendo cazas de segunda mano como Jordania y España ofreciendo Mirage F1 o la oferta de Israel de Kfirs modernizados. Y en otros casos se ofrecieron cazas nuevos, como el Saab Gripen de Suecia, y el más famoso, el KAI FA-50 de Corea del Sur.

Sin embargo, todos esos aviones no pudieron ser seleccionados debido a un factor común: La influencia británica.

Después de la Guerra de las Malvinas, el Reino Unido impuso un embargo total a todo el material militar que llegara a Argentina. Durante el resto del siglo XX, el embargo tuvo poco o ningún efecto sobre las Fuerzas Armadas argentinas, pero cuando las naciones comenzaron a rearmarse en el siglo XXI, Argentina se encontró con opciones limitadas en cuanto a la modernización de su Fuerza Aérea. La Fuerza Aérea se vio obligada a depender de los cazas Mirage y de los antiguos aviones de ataque A-4, ambos veteranos de la Guerra de las Malvinas.

Estados Unidos incluso mantuvo un embargo de armas sobre Argentina desde los años 70 hasta principios de los 90 en que fue levantado debido a la ayuda argentina durante la Operación Escudo del Desierto de 1991, en la que aportaron un destructor, dos corbetas y un buque de aprovisionamiento.

Más tarde, en 1998, Argentina sería declarada “Aliado principal no perteneciente a la OTAN”, la sexta nación del mundo en recibir este título después de Australia, Egipto, Israel, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda. Durante este período, Estados Unidos hizo una oferta para vender 36+6 F-16A/B, pero desafortunadamente, debido a la inseguridad financiera, los argentinos rechazaron la oferta.

Avancemos en el tiempo hasta 2021. Después de que el Reino Unido rechazara que Argentina pudiera acceder a docenas de aeronaves debido a sus asientos eyectables Martin-Baker de fabricación británica, sólo quedaban un puñado de opciones para Argentina. Entre ellas, el competidor chino del F-16, el JF-17 Block III. El JF-17 es una empresa conjunta chino-paquistaní diseñada para sustituir a los cazas más antiguos de la Fuerza Aérea de Pakistán, así como para intentar competir con el F-16 en el mercado de la exportación.

Para los argentinos, el JF-17 parece prometedor, ya que con su precio barato en comparación con el MiG-35 (que los rusos estaban ofreciendo actualmente), parecía la mejor opción. Por aquel entonces, Estados Unidos había nombrado a una nueva comandante del SOUTHCOM, la general Laura J. Richardson.

Durante el testimonio de la general Richardson ante el Congreso de los Estados Unidos, hizo una petición explícita a los representantes del Comité de Servicios Armados de que Estados Unidos deberían comercializar activamente el F-16 a Argentina para frenar la influencia china en el “patio trasero de Estados Unidos”, e incluso afirmó que Estados Unidos debería apelar al Reino Unido para que rebajara el embargo con el fin de impedir que la influencia china se extendiera.

Aquí es donde nos encontramos con la actualidad. Estados Unidos está apelando al Reino Unido para que le permita exportar F-16 a Argentina. La mayoría de los británicos rechazarían inmediatamente la oferta, dicho esto, aquí es donde el argumento contra Argentina se vuelve miope. Argentina, en un momento u otro, seguirá adelante con la recuperación de sus fuerzas armadas, e incluso hoy en día tiene en marcha varios programas de adquisición para restaurar las capacidades perdidas. La posición que consideran varios analistas es que los británicos deberían levantar, o al menos reducir la severidad del embargo de armas. Si los británicos no levantan el embargo, Sudamérica caerá cada vez más en la influencia china y rusa.

Países como Perú y Venezuela ya utilizan aviones de combate de fabricación rusa, al igual que Uruguay y Bolivia, que están considerando la posibilidad de adquirir cazas ligeros rusos o chinos para sustituir sus sistemas más antiguos. Al negar a Argentina su última oportunidad de adquirir cazas construidos en Occidente, el Reino Unido ha empujado esencialmente a Argentina al punto de tener que adquirir equipos de China.

Los argentinos han resistido durante décadas su intento de seguir comprando a Occidente, pero se verán obligados a dar la espalda si el Reino Unido continúa con su duro embargo.

Aquí es donde el Reino Unido tiene una oportunidad: Permitir que Estados Unidos exporte el F-16 a Argentina. Permitir a Argentina el acceso al F-16 detiene la influencia militar china directamente en su camino.

El F-16 es un caza bien conocido en el Ministerio de Defensa británico, por lo que ninguna de sus capacidades será una sorpresa para la Real Fuerza Aérea, lo que no puede decirse del JF-17, cuyas capacidades son desconocidas por las fuerzas aéreas occidentales. El F-16 también ayudaría a reforzar los lazos entre el Reino Unido y Argentina, ya que el pueblo argentino podría ver al Reino Unido con más “aceptación”.

No obstante, los políticos británicos tienen la última palabra, y se presume que algunos pueden considerar que la actual amenaza de expansión de la influencia militar china a América Latina es una amenaza común mucho mayor que los desacuerdos del pasado.

UK Defence Journal

24 thoughts on “¿Aviones F-16 para Argentina?

  • el 3 octubre, 2022 a las 12:23
    Permalink

    El unico problema es que Argentina no tiene dinero para pagar los aviones. Asi que la unica opcion son los Chinos. No solo son mas baratos. Al igual que han hecho en otros sitos, los Chinos estn dispuestos a dar un credito sin pedir explicaciones. Luego cuando el pais no puede pagar, se queda con alguno de sus valiosos recursos naturales. Asi, poco a poco, China va arrebatando la soberania a los paises incautos que hacen tratos con ellos.

    Respuesta
    • el 3 octubre, 2022 a las 19:08
      Permalink

      EEUU podria rebajar el precio, despues de todo son los modelos mas primitivos de F16. Podrian cobrarlos como si fueran JF-17.

      Respuesta
    • el 4 octubre, 2022 a las 16:55
      Permalink

      La situación económica de Argentina es crítica , en especial por su inflación galopante ( 7% mensual), el avance de la pobreza y de la indigencia. Los gobiernos tanto de derecha como de izquierda han sido muy ineficaces , las Fuerzas Armadas están desarmadas por obsolescencia y por desinterés de los gobiernos. Ese factor ha pesado mucho más que el embargo británico.

      Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 18:53
    Permalink

    Al final los F-16 serán más baratos que otras opciones. El Tejas y el JF-17 tienen muchos gastos ocultos. Ecuador ya picó con helicópteros hindúes y algún otro país con equipos chinos.

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 19:22
    Permalink

    Mejor no se puede explicar, ya he dicho otras veces que lanzar a Argentina en brazos de China o Rusia es una solemne estupidez y un caso de miopia grave

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 20:10
    Permalink

    Argentina tiene una partida extrapresupuestaria para comprar aviones de combate, cual es el problema? que Estados Unidos quiere venderles (junto con Dinamarca claro), parte de los F-16 A/B MLU daneses, son aviones viejos y no creo que valga la pena que Argentina los compren, les han pedido ofertas por F-16 mas modernos y al parecer por el asunto del embargo de los inlgeses no han accedido, por eso es que estan estudiando la oferta de los chinos

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 20:25
    Permalink

    Los f-16 Que ofrece USA son aviones usados por la Dinamarca, que no estarán disponibles antes de 2 años y que en promedio tienen entre 1.000 a 1.200 hrs. de vuelo remanentes…no es la mejor opción del mundo que digamos, más aún que solo vendrían desarmados y sin soporte ni instrucción.

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 21:13
    Permalink

    El artículo es muy “raro”, por el supuesto autor de el. Para la información del panel se recuerda que Argentina, a pesar de ser “aliado extra otán” de USA, ya ha recibido donaciones gratuitas de material militar chino, las que han sido aceptadas y utilizadas. En Argentina a pesar que desde el gobierno de Menem (década del 90), existe una base de la NSA, para espiar las comunicaciones de América del sur y también de Argentina (se entrega la información a la AFI, argentina), existe una base de apoyo y rastreo espacial china, que es una instalación militar extranjera, ya que todo el programa espacial chino está bajo control y mando militar. Además se recuerda que China, está construyendo un nuevo reactor nuclear para producir electricidad. Por todo lo anterior es incorrecto señalar que Argentina pudiese pasar a la influencia China por comprar los JF-17.

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 22:21
    Permalink

    Me recuerda al “error” Wilson con España a finales de los sesenta que le costó al Reino Unido mucho dinero e influencia. No creo que hayan aprendido. Sin contar la falta de pasta Argentina.

    Respuesta
  • el 4 octubre, 2022 a las 23:32
    Permalink

    Lo primero, es que no importa el tipo de avión que compren. Será el que más beneficio económico les traiga a los involucrados en la compra. ¿ Dudan…?

    Respuesta
  • el 5 octubre, 2022 a las 01:39
    Permalink

    No es realista que Argentina tenga aviones que no podrá mantener y darles un funcionamiento horas piloto. Hoy no puede con los costos. Y ademas hay un inmenso deficit diplomático muy compmejo con Gran Bretaña lo que involucra hoy a países alineados viviendo un presente internacional muy delicado. Y siendo Argentina abiertamente proclive a Venezuela, Rusia, Irán, China. Es mejor ser honesto y ver la realidad antes de armar castillos de naipes.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:11
    Permalink

    Hemos opinado y fundamentado en otros posts que la conducta de UK para con Argentina no está guiada por el temor a que este pueda “armarse” sino que refleja prepotencia diplomática, para dejar bien claro quién es el más fuerte, una suerte de conducta humillante. Los viejos aviones que Argentina intentaba adquirir hace unos años no representaban amenaza alguna para los británicos, menos aún los entrenadores musculados surcoreanos, aunque más modernos. Muchas de las conductas diplomáticas británicas aún están conducidas por fuerzas que trascienden lo pragmático y pertenecen al terreno de los impulsos psicológicos y tradiciones. Durante décadas, EEUU actuó de modo similar, respondiendo a una rivalidad diplomática feroz, nacida en los congresos Panamericanos de los años ’30, cuando la nación del Plata era la principal socia comercial de UK en Sudamérica y EEUU aún no era la superpotencia en que se convirtió luego de la SGM. Argentina entonces, gracias a una fortísima relación bilateral con el que aún era el gran león imperial -aunque feneciente- podía encontrar refugio frente al acérrimo creador y defensor de la Doctrina Monroe en América.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:14
    Permalink

    (Cont.): La rivalidad entre ambos países fue llevada a veces a extremos casi irracionales por parte del Foreign Office, aunque buscara objetivos eficientes y sus causas fuesen racionales. La historia es apasionante pero escapa a nuestro objeto. Solo vale decir que hoy, en pleno S. XXI los papeles se han invertido respecto al siglo pasado y es Washington quien debe enfrentar a Londres para rebajar las tensiones. Respecto de lo dicho, hay que resaltar algunos aspectos. En primer lugar Argentina es un país endeudado y que está absolutamente comprometido con el FMI en un enorme préstamo, con el que ha debido renegociar sus condiciones de pago para no entrar en default. Es decir, no tiene dinero para asumir un “rearme” en las cantidades que pudiere alarmar a Londres y mucho menos para mantener una estructura bélica importante. En segundo lugar, Buenos Aires ha declarado y es política de estado desde hace 40 años que el reclamo sobre la soberanía de las islas Malvinas (Falklands) e islas del Atlántico Sur (Georgias y Sándwich) se hará por medios diplomáticos, sin límites de tiempo.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:35
    Permalink

    (Cont.): Es Londres quien se niega a sentarse a discutir cualquier asunto relativo y quien siente que cualquier intento de adquirir capacidades de defensa por parte de Argentina está relacionado con el deseo de recuperación armada y por ende reacciona oponiéndose para prevenirse. Aún continúa vigente la Zona de Exclusión (aérea y marítima) alrededor de las islas, creada durante el conflicto y que permite a Londres “prevenir” cualquier intrusión argentina. Esta conducta es simplemente una percepción enteléquica, no fundamentada por argumentos pragmáticos actuales, porque mantiene estáticos elementos de criterio que son absolutamente dinámicos. Por empezar, la invasión de 1982 lo realizó un gobierno de facto, no de derecho. En aquel entonces el reclamo armado tuvo amplio apoyo popular porque fue presentado como una gesta patriótica, pero hoy todos sabemos en Argentina que los militares solo deseaban perpetuarse en el poder.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:38
    Permalink

    (Cont.): Aún quedan rezagos de sentimientos anti británicos entre la población y los militares argentinos, pero nadie apoyaría abiertamente un nuevo intento de recuperación armada, por más que exista en general el concepto de propiedad sobre las islas y aún cuando cada gobernante argentino sostenga la obligación de intentar “recuperar” una parte de territorio insular en el que debería flamear la bandera celeste y blanca. Desde el fin de la guerra el país elige sus gobernantes democráticamente, y hoy no existiría ninguna clase de sustento social para repetirlo y tampoco un partido político (o líder) capaz de arrastrar masas y voluntades de la oposición a un conflicto armado por las islas, aún teniendo el suficiente poder militar. Esta base de análisis lo hace cualquier estudiante de política internacional, por lo que queda claro que Londres no busca protegerse de alguien que lo podría atacar, sino que actúa conforme a otros factores.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:42
    Permalink

    (Cont.): EEUU ha ofrecido en distintas oportunidades F-16 a Argentina (y también F/A-18 C/D Legacy ex Kuwaitíes). A mediados de 2021 la Tta. Grala. L. Richardson (jefa del Comando Sur de EEUU) ofreció al mindef un total de 44 F-16, 26 de ellos block 40 (20 monoplazas y 6 biplazas, fabricados entre 1988 y 1991) en distintos estados de conservación en depósitos AMARC, con la intención de modernizarlos al nivel block 50. Los trabajos se realizarían en Argentina bajo supervisión estadounidense y el software informático tendría arquitectura abierta y aunque no haya trascendido tipo y cantidad, habría ofrecido armas AA (no especificaba si incluía misiles infrarrojos o radáricos BVR) y A/S (sin detalles). Además, la oferta incluía la donación de 18 F-16 A/B que están almacenados en el desierto de Mojave desde 1998, pero cuyas células tienen muy poco uso (10 años declarados). A simple vista esta parecería una oferta indeclinable, pero si la miramos en detalle veremos por qué fue rechazada. No fue por falta de dinero (nunca se llegó a un acuerdo económico), ni por falta de capacidades técnicas y humanas en la FAA, como se ha insinuado en algunos comentarios.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:50
    Permalink

    (Cont.): Sin negar la debilidad económica, en realidad era una oferta cuyos aviones ofrecidos tenían edades, estados y estructuras muy diferentes. Solo 10 de los block 40 monoplazas tenían 5 años de almacenamiento, habiendo servido en la USAF y en AFRC, cuyo último mantenimiento había sido en 2014. El resto estaban almacenados hace 20 años. Los F-16 A/B más antiguos, tenían 24 años de almacenamiento y no podían ser modernizados, ya que su software era muy anticuado y sus células no aceptaban transformaciones, si bien según Richardson tenian un amplio remanente de horas de uso. En realidad, adaptar las máquinas block 40 al estándar block 50 no hubiera sido parejo ni conveniente para todas las 26 unidades, y los 18 F-16 A/B (block 5-10), no hubieran podidos ser mantenidos sin un costo enorme por falta de repuestos (solo AMARC) y tampoco hubieran servido como canibalización para las versiones más nuevas. En definitiva, era una oferta que si bien parecía atractiva a primera vista, en realidad hubiera significado una pesadilla logística a mediano plazo.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:55
    Permalink

    (Cont.): A inicios de 2022, EEUU ha realizado otra oferta a Argentina, concretamente 12 F-16 A/B MLU ex daneses, ya que el país nórdico los reemplazará por F-35 (la oferta incluye un KC-135). Los aviones se ofrecen a un costo unitario de US$ 15M con un promedio de 1000/1200 hs de uso remanente e incluye entrenamiento del personal y un stock mínimo de repuestos, pero no incluye utillajes para el mantenimiento, GSE (Equipo de Apoyo en Tierra) ni tampoco armamento, solo aviones “ad hoc”. Si bien la RDAF entrega un detallado informe individual documentado de las modernizaciones -MLU-, todas las inspecciones y reparaciones y en general son máquinas muy bien mantenidas y en excelentes condiciones, no dejan de ser aviones antiguos, construidos hace 40 años. Un avión de esta antiguedad tiene un costo de hora de vuelo superior en un 60-80 % a un F-16 de reciente construcción (block 50/52 en adelante). Los costos operativos podrían ser aún mayores respecto de un avión nuevo.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 03:58
    Permalink

    (Cont.): Estos F-16 MLU requieren procesos de mantenimiento e inspección más intensos, ya que son propensos a presentar frecuentes fallos repentinos y en general son más costosos, necesitando reparaciones mayores. Más allá de que sean aviones mantenidos metódicamente, los más de 40 años de uso intensivo producen fatiga estructural, por más horas remanentes que les queden a las células. El tiempo inexorablemente convierte a estos aviones en máquinas costosas y peligrosas. Lo mismo ocurre con su planta motriz, que está obsoleta. En líneas generales el costo de la hora de vuelo de un F-16 MLU como estos daneses está más cerca de la de un caza bimotor como el MiG-35 nuevo, que de un F-16 block 40/50 con los paquetes completos de modernización (CCIP) como los de la FACH. La misma FACH es ejemplo de las dificultades -y peligros- que implica operar MLU. Además, tratándose de aviones antiguos, 12 células es un número muy escaso para tener una mínima disponibilidad operativa constante.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 04:15
    Permalink

    (Cont.): Por parte de EEUU, su capacidad de intermediación está motivada por la necesidad de beneficiar a sus empresas proveedoras de armamentos y negar la incorporación de otras de origen ruso o chino en Argentina. Pero su accionar está condicionado por el alto nivel de compromisos asociados a su principal aliado internacional y no desea contrariarlo. Es por ello, que la actual propuesta por 12 cazas F-16 A/B MLU, sin armas, GSE o sistemas de mantenimiento -que deberían ser adquiridos en otra transacción en EEUU-, disponibles a partir de 2027, es la única opción que ofrece actualmente. Además, el apoyo logístico de esta pequeña flota dependería de las existencias del AMARG (canibalización) ya que: 1- BAES (BAE Systems) es un proveedor constante de sistemas electrónicos para la flota de F-16 de la USAF y aliados. 2- Posee un gigantesco contrato a largo plazo con el gobierno estadounidense del tipo ID/IQ (entrega y cantidad indefinidos) para apoyar la flota mundial de F-16. 3- BAES tiene mayor participación aún, tanto en equipos como sistemas, para los nuevos block 70 (Viper), como para los anteriores block 40/50 sometidos a SLEP (Service Life Extension Program).

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 04:18
    Permalink

    (Cont.): Esto significa básicamente que EEUU está dispuesto a entregar F-16 a Argentina, pero se trataría de aviones desarmados, con escasa vida operativa futura y con nulo apoyo de mantenimiento del proveedor ya que , justamente, este sensible e imprescindible factor en cualquier aeronave y que en las militares alcanza niveles superlativos, está en manos de la principal empresa aeroespacial británica. Este punto adquiere mayor importancia en aviones antiguos, con muchas horas en sus estructuras y altísimo costo operativo. A la hora de adquirir armamentos (exclusivamente en EEUU), los británicos impedirán la venta de cualquier arma sofisticada o de largo alcance, que garantice un mínimo de capacidad ofensiva y defensiva a la FAA. Además, a pesar de las carencias económicas, la FAA busca adquirir un sistema de 4ta gen con equipamiento (sistemas, sensores y armas) de 5ta gen, es decir un vehículo 4,5 gen, con una vida de servicio útil por los próximos 40 años. Ademas, debe ser sostenible durante todo su ciclo de servicio, tener soporte logístico asegurado y un costo operativo razonable, por lo que es de preferencia un avión monomotor.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 04:35
    Permalink

    (Cont.): Con todo lo expuesto, el F-16 es un avión que la FAA NO DEBERÍA ADQUIRIR, en especial los MLU, pues sería un avión de combate muy propenso a sufrir interrupciones operativas por dificultades de mantenimiento y muy mal armado. Las nuevas versiones -las únicas realmente capaces- ni siquiera podrían ser ofrecidas por EEUU. Según ciertos círculos militares (no la totalidad), UK es el único posible adversario (y el Atlántico Sur el único escenario de conflicto potencial) y por ello debería adquirirse material de combate que fuese excento de embargos y/o sanciones controlables por el eje Londres-Washington, por lo que los únicos proveedores posibles serían Rusia y China, además de Francia, aunque el primero está muy limitado por la ley CAATSA estadounidense y la guerra de desgaste que está llevando a cabo en Ucrania y que afectará seguramente a Moscú como proveedor. Este fue uno de los factores, además del costo de compra y operativo, por el que fue rechazado el MiG-35.

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 04:56
    Permalink

    (Cont.): Francia solo tiene el Rafale para ofrecer, aunque está absolutamente fuera de presupuesto para la FAA. También se hablaba de Mirage 2000 reciclados y modernizados como otra opción, pero se trataría asimismo de aviones muy afectados por limitaciones logísticas, como los F-16 MLU, además que su costo operativo es muy alto, tal como quedó demostrado en su breve servicio en la FABr. Por ello, solo queda China como candidato realmente posible. Adquirir aviones en China no sería descabellado en este momento, ya que además de las dificultades presentadas por los británicos, el nivel de intercambios bilateral ha crecido en la última década, siendo el país de Confucio destino de un porcentaje creciente de las exportaciones argentinas, y también ha crecido el nivel de las inversiones chinas en el país del tango. Además de menores costos totales y probablemente buenas facilidades financieras, los aviones no sufrirían restricciones de ninguna clase, incluyendo armamento avanzado. Incluso se ha mencionado la posibilidad de fabricación local con ToT, así como crear infraestructura para apoyo regional de futuras ventas a terceros (similar a lo que ofrecía Rusia con el MiG-35).

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2022 a las 05:07
    Permalink

    (Cont.): De todas maneras la decisión no caerá en manos de los militares sino de los políticos, que deberán evaluar todas las condiciones económicas y políticas, actuales y futuras, respecto del material que decida adquirirse. Los aviones chinos (JF-17 block III o J-10C) son una incógnita y se desconoce el verdadero potencial de ambos cazas, en especial el Thunder. Respecto de este último, cabe mencionar que su motor RD-93M de origen ruso podría ser víctima de sanciones o limitaciones productivas por parte Rusia en la actual situación de guerra. China ha experimentado en este avión el motor autóctono WS-13, pero desconocemos si podría alcanzar estatus operativo con este motor. En nuestra opinión el único caza chino aceptable es el J-10, aunque quizá su costo quede también fuera del presupuesto de Buenos Aires.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.