Australia elegirá el diseño del nuevo submarino nuclear a principios de 2023, según su ministro de Defensa.

El gobierno australiano anunciará el diseño de su primer submarino nuclear en el primer trimestre de 2023, dijo el jueves su ministro de Defensa, Richard Marles.

Canberra también está buscando la manera de acelerar el proceso para que el submarino elegido sea construido y desplegado lo antes posible.

“Lo que he buscado es analizar todas las formas en que podemos acelerar esa entrega o el proceso de tener nuestro primer submarino nuclear en el agua.” “Y así no se tratará sólo de anunciar qué submarino es el elegido, sino que hablaremos de cuándo estará ese submarino en el agua”.

Como parte del proceso para decidir el submarino y el calendario, el gobierno australiano también abordará la brecha que potencialmente surgirá en la obtención de la capacidad de la Marina Real Australiana de lo que puede hacer con sus actuales submarinos de clase Collins al submarino elegido, dijo hablando durante una mesa redonda del Grupo de Escritores de Defensa

El grueso de la asociación Australia-Reino Unido-Estados Unidos (AUKUS) se centra en que Australia obtenga un submarino de propulsión nuclear. Sin embargo, también permite otras colaboraciones en materia de tecnología, como la inteligencia artificial.

“Se trata de un asunto realmente importante para Australia”, dijo Marles. “Es la plataforma más significativa que tenemos, que construye nuestro espacio estratégico. Y quiero decir que, en términos de todo, el espacio estratégico en el que operamos en el mundo diplomáticamente, en términos de comercio, esto es una misión nacional fundamentalmente importante.”

Parte de la tarea de cerrar la brecha será mantener la línea actual de submarinos de clase Collins que los australianos utilizan actualmente.

“Ya existe un compromiso para prolongar la vida del Collins”, dijo Marles. “Esa será una parte realmente importante del programa. Pero no creo que sea la totalidad de la respuesta. Y hay una serie de otras opciones que estamos considerando sobre cómo podemos hacer esto. Pero esta es una pieza realmente importante del rompecabezas”.

Mientras los australianos averiguan cómo prolongar la vida de Collins, también hay que abordar el aspecto humano, dijo. El país necesita crecer para tener suficiente gente para mantener su programa de submarinos.

Otro posible obstáculo para el AUKUS son las políticas de exportación de cada país. Para que AUKUS tenga éxito, los tres países deben tener una base industrial sin fisuras, dijo Marles.

“Y sería justo decir que los logros, las aspiraciones de AUKUS van a estar ligados de manera significativa a nuestro éxito o no en ser capaces de romper esas barreras”, dijo. “Y esas barreras, sí, algunas de ellas existen en el sistema de Estados Unidos, pero no es algo exclusivo de este país, ya que nosotros también las tenemos y al igual que el Reino Unido”.

Eso lo entienden los gobiernos tanto de Estados Unidos como de Australia, dijo Marles.

Pero es necesario que se abra paso desde los niveles más altos del gobierno hacia abajo, dijo.

La visita de Marles a Estados Unidos también formó parte de varias reuniones que mantuvo con países que forman parte de la Quad, una asociación flexible de países con ideas afines que apoyan el orden basado en normas vigente desde la Segunda Guerra Mundial en la región del Indo-Pacífico, dijo Marles.

Japón e India son los otros dos miembros de la asociación. Marles ha realizado una visita bilateral a cada uno de los países de la Cuadrilateral.

Esta ha sido la primera visita a Estados Unidos que Marles ha realizado en nombre del nuevo gobierno de Australia.

“Es y ha sido, desde la segunda guerra mundial, la relación bilateral más importante que tenemos”. “La alianza es completamente central para nuestra seguridad nacional y la forma en que vemos el mundo”.

El acuerdo entre Australia, Reino Unido y Estados Unidos se encuentra en plena fase de investigación de 18 meses para crear un barco de ataque de propulsión nuclear para la Royal Australian Navy. La medida anuló un acuerdo con Francia sobre submarinos de propulsión convencional.

Francia es un aliado importante para Australia, afirmó Marles, aunque dijo que no repetiría la decisión de cancelar el acuerdo y las consecuencias.

“Ha sido muy importante llegar a un acuerdo con Francia, para que podamos poner una línea debajo de ese episodio y seguir adelante. Porque Francia es importante, Francia es importante para Australia”, dijo.

Heather Mongilio

11 thoughts on “Australia elegirá el diseño del nuevo submarino nuclear a principios de 2023, según su ministro de Defensa.

  • el 15 julio, 2022 a las 13:28
    Permalink

    Deben ser conscientes que el nuevo submario no va a estar disponible en mucho tiempo. Si es que alguna vez llega a ver la luz. A no ser que compren submarinos de segunda mano, claro. Renovar los Collins no creo que sea la mejor opcion. es un parche muy cortoplacista. Seria mucho mejor comprar submarinos convencionales nuevos que sustituyan a los Collins y complementen a los submarinos nucleares. Nuestro S80 serian una excelente opcion. Aunque habria que ver como acelerar las entregas, quizas dandoles prioridad frente a nuestros propios submarinos. Es evidente que hay muchos otros competidores. De todos modos, creo que Navantia es la unica empresa que no ha salido escaldada con la transferencia de tecnologia en los ultimos contratos. Los Australianos son un desastre construyendo sistemas de armas.

    Respuesta
    • el 15 julio, 2022 a las 19:27
      Permalink

      Yo no pondría todas las fichas en un submarino que acaba de salir de producción luego de más de una década .. que todavía no se sabe si es 100% confiable .. De momento solo en los papeles es un submarino de temer.

      Respuesta
      • el 16 julio, 2022 a las 18:51
        Permalink

        Tú no lo harías, pero los australianos sí lo han hecho, con el programa “collins” francés… Y ahora van a hacer algo similar con el submarino nuclear… Entonces, ¿por qué no en el caso de España?

        ¿O es que ese submarino nuclear australiano existe ya, navega ya y tiene años de experiencia? Según el titular de la noticia: “Australia elegirá el DISEÑO del nuevo submarino nuclear”. Pues como se pongan a modificar, personalizar, quitar y añadir, al final les sale un engendro no probado.

        Respuesta
    • el 17 julio, 2022 a las 22:28
      Permalink

      Comentario verdaderamente lógico y tremendamente cargado de razón y de conocimiento del problema submarino australiano . Buen análisis , si señor . A lo mejor podría resultarles incluso más atractivo uno evolucionado de este , un S-90 derivado de este mismo diseño ( S-80 Plus ) pero de dimensiones un poco mayores y con modulo VLS de 8 pozos intercalado en su estructura y con avances superlativos de propulsión y de almacenamiento de energía en baterias más eficientes y productivas en las que están dedicando investigaciones numerosas compañías en todo el mundo , incluyendo españolas . Quien sabe lo que aún se podría derivar de todo esto . Ya iremos viendo . Yo personalmente no veo ese submarino nuclear para ellos . En fin ….

      Respuesta
  • el 15 julio, 2022 a las 14:06
    Permalink

    Será interesante ver que eligen. Al menos los australianos empiezan a reconocer que los astilleros australianos no están preparados para algo demasiado ambicioso y que lo que sea probablemente será un Collins evolucionado y nuclear. Quedará saber plazos y dinero. Mientras EE.UU. o Inglaterra podrían ver si es factible alquilar un par de SSN a Australia……. Y cuando hayan resuelto esto a ver cómo resuelven lo de las nuevas fragatas.

    Respuesta
  • el 15 julio, 2022 a las 14:15
    Permalink

    Comprar SSK nuevos le saldría muy caro a Australia. Después de lo del fiasco con Francia creo que nadie con cartera de clientes se fiara mucho EL S80 tiene equipos americanos y necesita un primer cliente. Por qué no (si China lo deja)?? Pero solo lo veo factible si compran SSK nuevos para luego venderlos de segunda mano. Y en ese caso aparte de Taiwán no sé quién puede ser candidato a comprarlos pagando un buen precio que compense a Australia…..por eso eso reacondicionar un SSN que se vaya a retirar y alquilarlo a Australia 5-10 años no es tan mala opción. Refuerza a la US Navy y Australia gana experiencia.

    Respuesta
    • el 17 julio, 2022 a las 21:00
      Permalink

      El mayor problema que tiene la marina australiana para éste proyecto es la falta de tripulaciones para los SSN, a la falta de una doctrina para su empleo hay que sumar la falta crónica de los australianos en tripulaciones adiestradas que ni los 6 Collins pueden operar a pena capacidad

      Respuesta
  • el 16 julio, 2022 a las 12:39
    Permalink

    Somos autodestructivos por naturaleza…En el caso de Australia son una chapuza tras otra, tirando literalmente miles de millones de sus dólares…No quiero ni pensar lo que se diría aquí en el tema de los los submarinos que les debían construir los franceses, y ése ces sólo un caso, la gestión en defensa de Australia es digna de estudio, para saber QUE NO SE DEBE HACER…

    Respuesta
  • el 18 julio, 2022 a las 16:44
    Permalink

    Aún en el supuesto caso que todos los inconvenientes políticos internos estuvieran en orden, no alcanzamos a comprender cómo Australia podría tener “un submarino en el agua” en el menor plazo posible, siendo éste construido en Australia. ¿A qué plazo se está refiriendo? Aparentemente las instalaciones en las que se construyeron los “Collins” sería donde se construirían los futuros SSN, pero necesitarán profundas modificaciones para adaptarse a los buques y los métodos productivos. El personal técnico original no podría aprovecharse, porque por un lado hace ya mucho tiempo que se ha construido la serie (el primero empezó a fabricarse en 1990 y el último se entregó en 2003); en segundo lugar a pesar de ser buques submarinos, los SSN difieren sustancialmente de los SSK en que los conocimientos técnicos para instalar reactores nucleares son muy amplios. Probablemente éstos sean provistos por EEUU y/o UK y los australianos vayan adaptándose paulatinamente a medida que la serie vaya avanzando. Inicialmente los técnicos y especialistas deberán ser provistos por sus aliados de AUKUS.

    Respuesta
    • el 18 julio, 2022 a las 17:57
      Permalink

      Por otro lado queda la cuestión del nivel de integración local. Naval Group estaba teniendo problemas para certificar la cadena de proveedores locales, siendo éste uno de los motivos de los retrasos y el incremento de costos del proyecto Shortfin Barracuda. Probablemente este problema vuelva a repetirse, habrá que revisar cuál es el nivel de integración que pretende Australia y cuál es el que puede lograr. Determinarlo llevará tiempo. Luego queda el tema del mantenimiento, que en los SSN es muy específico y requiere proveedores especializados, aún cuando fuese un trabajo de la propia RAN. Finalmente el problema de las/las bases desde donde operarán los nuevos buques. Los habitantes podrían rechazar la tenencia de buques con peligro de accidente nuclear potencial y oponerse. Cuentan con medios legales y organizaciones políticas y ciudadanas muy fuertes y organizadas. Consideramos que este tema tendrá mucha importancia cuando esté definido el proyecto.

      Respuesta
  • el 19 julio, 2022 a las 02:20
    Permalink

    El asunto más complejo es el del tiempo de ejecución del programa. Australia no tiene una cadena productiva adecuada ni cadena de proveedores organizada para construir submarinos nucleares, incluso sin tener en cuenta las enormes dificultades que tuvo el astillero australiano para poner a punto la cadena productiva (desde material hasta humana) y luego durante el proceso de puesta a punto y posterior a las entregas. Este proceso de adaptar la industria local podría demorar alrededor de 10 a15 años si todo marcha adecuadamente, por lo que el primer buque estaría listo hacia finales de la década de 2030. Evidentemente quedará un vacío operacional hasta la entreda en servicio de los SSN que los “Collins” no podrían llenar, aunque fuesen modernizados. Una alternativa que maneja el gobierno australiano es el alquiler (o préstamo) de uno o dos SSN clase USS “Los Ángeles”, tal como ha hecho India con Rusia antes de poner en servicio sus mini SSBN clase “Arihant”.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.