La Armada de la India recibe el portaaviones indígena ‘INS Vikrant”.

De acuerdo con la información publicada por el gobierno indio el 29 de julio de 2022, la Armada india ha creado historia marítima al recibir el prestigioso Portaaviones Indígena (IAC) Vikrant de su constructor Cochin Shipyard Limited (CSL), Kochi.

Diseñado por la Dirección de Diseño Naval (DND) de la Armada india y construido por CSL, un astillero del sector público dependiente del Ministerio de Transporte Marítimo, el portaaviones ha sido bautizado con el nombre de su ilustre predecesor, el primer portaaviones de la India que desempeñó un papel vital en la guerra de 1971.

Coincidiendo con las celebraciones para conmemorar el 75º aniversario de la independencia de India “Azadi Ka Amrit Mahotsav”, la reencarnación del Vikrant es un verdadero testimonio del celo y el fervor del país en la búsqueda de la creación de capacidades para mejorar la seguridad marítima.

Foto: Ceremonia de entrega

El portaaviones de 262 metros de eslora tiene un desplazamiento total de cerca de 45.000 toneladas, mucho más grande y avanzado que su predecesor. El buque está propulsado por cuatro turbinas de gas que suman 88 MW de potencia y tiene una velocidad máxima de 28 nudos.

Se espera que lleve un grupo aéreo de hasta treinta aviones, que incluirá hasta 24-26 aviones de combate de ala fija, principalmente el MiG-29K, además de llevar 10 helicópteros Kamov Ka-31 o Westland Sea King. El Ka-31 cumplirá la función de alerta temprana aerotransportada (AEW) y el Sea King proporcionará capacidad de guerra antisubmarina (ASW).

Construido con un coste global cercano a los 20.000 millones de rupias, el proyecto ha avanzado en tres fases del contrato entre el Ministerio de Defensa y el CSL, concluidas en mayo de 2007, diciembre de 2014 y octubre de 2019 respectivamente.

La quilla del buque se colocó en febrero de 2009 y su botadura tuvo lugar en agosto de 2013. Con un contenido indígena global del 76%, el CAI es un ejemplo perfecto de la búsqueda de la nación de “Aatma Nirbhar Bharat” y proporciona un impulso a la iniciativa del Gobierno “Make in India”. Con la entrega del Vikrant, India se ha unido a un selecto grupo de naciones que tienen la capacidad de diseñar y construir un portaaviones de forma autóctona.

El Vikrant ha sido construido con un alto grado de automatización para el funcionamiento de la maquinaria, la navegación del buque y la supervivencia, y ha sido diseñado para albergar una variedad de aviones de ala fija y rotativa.

El buque será capaz de operar un ala aérea compuesta por 30 aeronaves, entre ellas cazas MIG-29K, Kamov-31, helicópteros polivalentes MH-60R, además de helicópteros ligeros avanzados (ALH) y aviones de combate ligeros (LCA) de fabricación nacional.

Utilizando un novedoso modo de operación de aeronaves conocido como STOBAR (Short Take-Off but Arrested Landing), el IAC está equipado con un salto de esquí para el lanzamiento de aeronaves, y un conjunto de “cables de detención” para su recuperación a bordo.

El buque cuenta con un gran número de equipos y maquinaria autóctonos, en los que participan las principales empresas industriales del país, como BEL, BHEL, GRSE, Keltron, Kirloskar, Larsen & Toubro, Wartsila India, etc., así como más de 100 MIPYMES.

Los esfuerzos de indigenización también han conducido al desarrollo de industrias auxiliares, además de la generación de oportunidades de empleo y el refuerzo del efecto de retroalimentación en la economía, tanto a nivel local como en toda la India.

Una de las principales consecuencias es el desarrollo y la producción de acero autóctono para buques de guerra mediante una asociación entre la Armada, la DRDO y la Autoridad del Acero de la India (SAIL), que ha permitido al país ser autosuficiente en materia de acero para buques de guerra. En la actualidad, todos los buques de guerra que se construyen en el país se fabrican con acero autóctono.

La Dirección de Diseño Naval utilizó varias iteraciones de diseño, incluido el uso de modelos de realidad virtual en 3D y software de ingeniería avanzado, para dar forma al diseño del portaaviones. CSL también ha mejorado su infraestructura de construcción naval, así como sus capacidades de productividad durante la construcción del buque.

La entrega del Vikrant estuvo marcada por la firma de los documentos de aceptación en nombre de la Armada india por parte del Oficial comandante Designado del Vikrant, representantes del Cuartel General de la Armada y del Equipo de Supervisión de Buques de Guerra (Kochi), y por el presidente y Director General en nombre de Cochin Shipyard Ltd., en presencia de oficiales superiores de la Armada india y de Cochin Shipyard.

El Vikrant ha sido entregado a la Armada india por CSL después de extensas pruebas de aceptación por parte de los usuarios realizadas entre agosto de 2021 y julio de 2022, durante las cuales el rendimiento del buque, incluyendo el casco, la propulsión principal, el PGD, los equipos auxiliares, las instalaciones de aviación, el armamento y los sensores, así como las capacidades de mantenimiento del mar y de maniobra, resultaron satisfactorios de acuerdo con los protocolos de prueba y los parámetros del sistema.

La entrega del Vikrant hoy es la culminación de una larga fase de diseño, construcción y pruebas, durante la cual tanto la Armada india como el CSL tuvieron que superar una multitud de desafíos técnicos y logísticos sin precedentes, incluyendo la pandemia del COVID-19 y el cambio del escenario geopolítico.

El éxito de la entrega del portaaviones indígena, un hito importante y un acontecimiento histórico, es testimonio de los esfuerzos dedicados de un gran número de partes interesadas de la Armada india, los astilleros, la industria, los OEM y las MIPYME durante más de dos décadas.

El portaaviones autóctono entrará pronto en servicio en la Armada india con el nombre de buque naval indio (INS) Vikrant, lo que reforzará la posición de India en la región del Océano Índico (IOR) y su búsqueda de una Armada de aguas azules.

Alain Henry de Frahan

30 thoughts on “La Armada de la India recibe el portaaviones indígena ‘INS Vikrant”.

  • el 29 julio, 2022 a las 14:24
    Permalink

    30 aviones en este portaaviones? muchos me parecen. Por cierto, que tiene de novedoso el STOBAR?

    Respuesta
    • el 30 julio, 2022 a las 14:44
      Permalink

      Pues que apenas hay países que tienen STOBAR:

      Los rusos tienen uno, que es como no tener nada, especialmente ese.
      Los chinos, uno.
      Los norteamericanos, ninguno. Todo CATOBAR o LHD para Harrier/F35B.
      Franceses, CATOBAR.
      Británicos, LHD para F35B.

      Es decir, lo “novedoso” es que se puede tener un portaaviones sin catapultas, lo cual reduce mucho los costes, y apto para cazas navales convencionales.

      Respuesta
      • el 31 julio, 2022 a las 10:21
        Permalink

        Yo creo que los rusos lo mantienen para el desarrollo y exportación de cazas navales, amén de mantener la capacidad técnica en ala fija embarcada, aunque sea testimonial.

        Respuesta
  • el 30 julio, 2022 a las 00:15
    Permalink

    La mitad del pais no tiene ni un retrete, pero es lo que toca teniendo enemigos armadamos a 2 frentes. Uno potencial en Bangladesh si el gobierno titere apoyado por India cae.

    Respuesta
  • el 30 julio, 2022 a las 02:44
    Permalink

    Wow en vez de primero darle un lavado de cara a gran parte del país que no tiene más mugre por que no le cabe y gastando en portaviones pero….

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2022 a las 19:10
    Permalink

    1- La rampa de lanzamiento (ski-jump) es un invento británico (como casi la totalidad de las innovaciones en materia de portaaviones, además de haberlos concebido y empleado en las etapas finales de la PGM) que utilizaron operativamente, de forma improvisada, en el portaaviones HMS Furious (que carecía de catapultas) en la primavera de 1944, para lanzar Fairey Barracuda sobrecargados en el marco de las operaciones desplegadas para intentar eliminar el acorazado alemán “Tirpitz” que, situado en el fiordo noruego de Spitzbergen, constituía una importante amenaza para los convoyes aliados que navegaban por el mar del Norte y el mar de Barents en dirección al puerto ruso de Murmansk.

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2022 a las 19:13
    Permalink

    (Sigue): El concepto físico que sustenta este artilugio es que una rampa inclinada permite a un avión mejorar la “tasa de ascenso” (ROC) que es la relación que existe entre la velocidad necesaria para lograr la mayor altitud en la menor distancia horizontal posible y la velocidad que otorga la mejor ganancia de altitud en el menor tiempo posible. Una rampa colocada al final de la cubierta de un portaaviones (la del “Kuznetsov” es de 14,3 grados), permite a un avión de peso medio (MiG-29KR) depegar a plena potencia en una distancia de 95 a 105 mts y a una velocidad de unos 70 nudos (130 km/h); cazas pesados como el Su-33 o el J-15 necesitan unos 110-130 mts. A inicios de la década del ’50 ante el incremento constante del peso de los aviones embarcados, un estudio de la NACA (antecesor de la NASA) propuso utilizar rampas al final de las catapultas como ayuda adicional al despegue. A inicios de la década del ’70 un comandante de la RN propuso la utilización de rampas para ayudar al despegue de los nuevos aviones V/STOL H.S. Harrier, por lo que se instaló una rampa en tierra en RAE Bedford para probar su viabilidad.

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2022 a las 19:16
    Permalink

    (Sigue): Los resultados positivos, convencieron a las autoridades a instalarlas en la nueva clase de portaaeronaves ASW clase HMS Invincible que, además de helicópteros Sea King, llevarían un pequeño número de Sea Harrier (la versión navalizada polivalente del Harrier), ampliable según las necesidades. De más está aclarar el excelente resultado que la combinación buque/avión demostró durante la guerra por las Malvinas/Falklands (1982), convenciendo a numerosas marinas, como la italiana y la india, además de las española y el USMC (que fueron los pioneros en la utilización de Harrier abordo de buques, aunque EEUU nunca utilizó rampas) a adquirir portaaviones ligeros V/STOL. Pero la rampa no solo se utilizó -y utiliza actualmente- en portaaviones V/STOL (o STOVL), sino en una combinación denominada STOBAR, en la que la rampa ski- jump se combina con un sistema de recuperación por cables como en los portaaviones equipados con catapultas (CATOBAR). Esta combinación permite utilizar aviones convencionales en lugar de los muy especiales V/STOL, como el Harrier británico o el Yak-38 Forger ruso, o el actual F-35B STOVL.

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2022 a las 19:21
    Permalink

    (Sigue): La primera utilización práctica de este tipo de buques la hicieron los rusos con su conocida clase “Kuznetsov”. Estos grandes buques (Project 1143.5, clase “Riga”) fueron concebidos como reemplazo convencional de los súper portaaviones nucleares Project 1153 (a su vez una versión reducida del Project 1160), que aunque proyectados a mediados de los años ’70, nunca fueron autorizados. Diseñado a finales de los años ’70, el “Kuznetsov” inicialmente debía llevar catapultas, pero éstas no estaban disponibles en 1981, cuando el buque fue autorizado. Por ello, el proyecto fue modificado para ser equipado con un sistema de lanzamiento ski-jump de 14,3 grados. Nació así el primer buque STOBAR, que fue entregado a la marina soviética en enero de 1991, en los albores de la disolución de la URSS, pero que por distintas razones no recibió su primer grupo aéreo hasta 1993 y solo estuvo completamente operativo en 1995. Durante 20 años fue el único buque portaaviones STOBAR en servicio, hasta la entrada en servicio del “Liaoning” (16) chino.

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2022 a las 21:34
    Permalink

    Para los interesados en estos temas, en el artículo de este mismo foro del 20 de junio de 2022 “El único portaaviones de Rusia no regresará al mar hasta 2024…” hemos realizado un extenso comentario acerca de este portaaviones.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 18:13
    Permalink

    Podo disculpas a los foristas por la incontinuidad de mis exposiciones por falta de tiempo. Intentaré terminar los conceptos iniciados en los anteriores comentarios.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 18:16
    Permalink

    (Sigue): El “Varyag”, buque gemelo del “Kuznetsov” estaba aún en construcción en Ucrania cuando se disolvió la URSS y permaneció largos años en el dique, incompleto (en un 70 %), porque la nueva nación no tenía el dinero para terminarlo e incorporarlo a su marina y los intentos de venderlo a Rusia e India fracasaron. En 1998 fue comprado por una compañía china con el pretexto de convertirlo en un salón de juegos flotante, pero en realidad era una arducia de la marina china, que pretendía convertirlo en su primer portaaviones operativo. Luego de grandes contratiempos, el buque pudo ser remolcado hasta el puerto de Dalian en marzo de 2002, donde fue completado y remodelado por otros diez años (como Tipo 001), entrando en servicio con la marina China en noviembre de 2012 con el nombre de “Liaoning”. Un buque gemelo, bautizado “Shandong” (Tipo 002) fue construido en China copiando el casco del buque soviético y realizando las mejoras consideradas necesarias, entrando en servicio en septiembre de 2019.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 18:18
    Permalink

    (Sigue): China no necesitaba adquirir el “Varyag” para desarrollar su programa de portaaviones, ya era una decisión tomada desde los ’70 y estaba encaminada a lograrlo, pero aceleró el proceso. Por ello, el uso de STOBAR por la marina china es una cuestión de oportunidad histórica aprovechada, no una elección consciente de sus virtudes, ni tampoco un escalón evolutivo. El “Liaoning” chino motivó la aparición de otro buque STOBAR: el INS “Vikramaditya” de la marina india, ex “Almirante Gorshkov” de la marina rusa (antes “Bakú”, Project 1143.4), el último integrante de la clase de portaaeronaves clase “Kiev”, que había tenido una corta vida en servicio y había sido dado de baja en 1996. Los servicios de información indios habían seguido con gran interés la adquisición del “Varyag” por parte de China y estaban en conocimiento que lo iban a transformar en un portaaviones operativo. Por su parte, debían reemplazar su envejecido INS “Viraat” (ex HMS “Hermes” R12, adquirido en 1986), que necesitaba frecuentes reparaciones y modernizaciones y un muy alto costo operativo. El “Viraat” operaba un grupo de BAe Sea Harrier V/STOL y helicópteros.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 18:55
    Permalink

    (Sigue): India compró el buque ruso en 2004 y luego de extensas modificaciones (y largas y complejas negociaciones con el astillero ruso Sevmash y un enorme incremento de costos), en especial la construcción de una cubierta corrida con rampa, un sistema de recuperación y nuevas calderas diésel, entró nuevamente en servicio en noviembre de 2013 con un grupo aeronáutico compuesto por cazas MiG-29K y helicópteros en configuración STOBAR, como el portaaviones chino. El “Viraat” fue desactivado en julio de 2016 y dado de baja en marzo de 2017. Asimismo, fue desactivado el Sea Harrier en la marina India, luego de 32 años de servicio. El INS “Vikrant” (IAC-1) es el quinto buque STOBAR y el segundo de la marina india, que de esta manera podrá contar con un portaaviones para cada una de las grandes zonas de aguas que caen bajo su influencia: el mar Arábigo y el Golfo de Bengala. La intención a largo plazo es poseer tres portaaviones, para tener dos en servicio permanente y uno en mantenimiento, remozado o reparación.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 19:02
    Permalink

    (Sigue): Para India son muy importantes los portaaviones en su estrategia defensiva y de proyección de poder; aún permanece en la memoria viva de la armada el importante papel que jugó el primer INS “Vikrant” (R11) (ex HMS “Hércules” R49, clase “Majestic”) en la guerra de 1971 contra Paquistán. Como vemos, actualmente existen 5 portaaviones STOBAR, 4 de ellos en servicio (2 chinos y 2 indios) y 1 en modernización (ruso), que se espera vuelva a entrar en servicio en 2024. Pero el STOBAR es un sistema que irá disminuyendo con el tiempo. En efecto, si bien tiene la gran virtud que un portaaviones con ski-jump no necesita sistemas complejos de lanzamiento, también tiene grandes desventajas. En realidad, los STOBAR son buques con muy escasa eficacia comparada con los CATOBAR. Son eficaces, ya que proporcionan capacidad aeronáutica a un bajo costo de adquisición y mantenimiento.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 19:07
    Permalink

    (Sigue): Por el contrario, se estima que un sistema EMALS con 4 catapultas + AAG tiene un costo de entre U$S 670 y 750 M para la USN. En diciembre de 2021 Francia ha firmado un contrato para la adquisición de un sistema completo a General Atomics (2 catapultas y 1 AAG) a través del FMS, para su futuro PA-NG, que será entregado entre 2033 y 2038, por U$S 1231 M. El contrato incluye pruebas en tierra, instalación en el buque, configuración, formación, pruebas de todos los equipos, certificación, repuestos, mantenimiento, certificación y documentación tecnica. Actualmente los unicos países que ha desarrollado catapultas -incluyendo las de vapor- son EEUU (que ha invertido U$S 1000 M en su desarrollo) y China. UK y Francia han abandonado su desarrollo hace décadas, aunque disponen, junto a Rusia y Alemania, la tecnología necesaria y suficiente para obtenerlas. Otra ventaja intrínseca de las rampas es que no obliga al país poseedor del buque alinearse políticamente con un proveedor muy exclusivo y exigente, como sería uno de los dos mencionados.

    Respuesta
  • el 7 agosto, 2022 a las 19:09
    Permalink

    (Sigue): Pero tiene graves inconvenientes operativos. Por empezar requiere una gran longitud de pista para el despegue de los aviones: de 95 a 130 mts limpios, según el modelo, y eso para solo dos aviones por tanda, si se suman un tercero y un cuarto requiere mayor longitud aún. Esto significa que mientras se están lanzando aviones, no se puede aterrizar simultáneamente, dificultando enormemente las operaciones. Por otro lado, el tiempo necesario para lanzamiento es demasiado elevado, ya que los aviones deben despegar de a uno por vez cada dos minutos, promedio; por seguridad un avión no puede acelerar hasta que el anterior no haya abandonado la pista. Por contra, los portaaviones CATOBAR de EEUU equipados con catapultas a vapor pueden lanzar un avión cada minuto, y las EMALS han reducido el tiempo a 45 seg. Es decir que una rampa necesita unos 6 minutos para lanzar 3 aviones, mientras que en ese tiempo un CATOBAR podría lanzar unos 30 aviones, dependiendo del entrenamiento de la tripulación. Otra desventaja es que las rampas no habilitan a despegar aviones con hélices, por lo que las tareas AEW las deben asumir helicópteros, con notable pérdida de eficacia.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 03:00
    Permalink

    (Sigue): Quizá su mayor desventaja resida en que las rampas impiden que un avión despegue con su peso bruto máximo, por lo que puede transportar armas o combustible a tope, pero no ambos simultáneamente, inhibiendo la plenitud de sus capacidades. El nuevo “Vikrant” indio, por consiguiente, no es un buque comparable con los súper portaaviones norteamericanos, pero para su entorno operativo es eficaz, ya que Pakistán no posee portaaviones y sus únicos enemigos potenciales actuales serían los buques similares chinos, de capacidades bélicas comparables y que actuarían muy alejados de sus bases de apoyo logístico. Pero como dijimos, los STOBAR son portaaviones condenado a la desaparición, al menos por sus usuarios actuales. Empezando por Rusia, una vez vuelto al servicio el “Kuznetsov” en 2024, está programado que permanezca en servicio otros 10 años, aunque probablemente lo esté otros 15 o 20 años.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 03:04
    Permalink

    (Sigue): El mayor hándicap de Rusia en el rubro aeronavalves la falta de desarrollo de aviones modernos, ya que su material actual (MiG-29 KR), si bien deriva del MiG-35 -a su vez una versión modernizada del MiG-29M2- no brilla por su adaptación a las operaciones embarcadas, como bien atestigua su utilización la marina india. A pesar de ser un avión relativamente moderno, quedará irremediablemente obsoleto en la década venidera. No existen por ahora en Rusia estímulos para el desarrollo de aviones navales avanzados, por falta de fondos y un real interés de las autoridades actuales por estos buques, muy costosos y que no aportarían demasiado a la estructura militar rusa. No lo ha hecho el “Kuznetsov” a lo largo de sus casi 30 años de servicio, más allá de mostrar pabellón. Su actuación militar contra el Daesh en su despliegue de 2016-17 en Siria fue importante para la marcha de las operaciones, pero el mal estado del buque, sumado a la falta de entrenamiento general de su tripulación y pilotos le restó eficacia, perdiéndose dos aviones por impericia, no por efectos del enemigo.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 03:07
    Permalink

    (Sigue): Tampoco existe un mercado externo ávido de aviones embarcados que justifique su desarrollo. Su principal caliente, India, ha optado por el desarrollo nacional (TEDBF), mientras que China, ha pasado a convertirse de potencial cliente, a un poderoso generador de tecnología aeronaval: partiendo de buques de la misma clase y aviones que Rusia, ha evolucionado hacia grandes CV/CVN y desarrollado aviones avanzados (J-35). Hacia 2018 -momento en que el “Kuznetsov” entraba en dique seco para su modernización- altas autoridades de la armada rusa dejaban entrever que existía la posibilidad que empezaría el desarrollo de un avión de combate STOVL, muy probablemente basado en los estudios de los Yak-41M/43 de Yakovlev de la era soviética.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 03:32
    Permalink

    (Sigue): Por la misma época, el jefe de EM de la armada rusa también declaraba que los portaaviones ligeros no ofrecían interés, prefiriendo buques superiores a 70000 t, apareciendo diseños de aparatosos y carísimos proyectos que incluían la propulsión nuclear, como el Project 23000E Shtorm o el Project 11430E Lamantin, gigantescos CVN de 80 a 100.000 t de desplazamiento, 320 a 330 mts de eslora, 30 n de velocidad y una capacidad de 80 a 90 aeronaves (y que combinaban EMALS con rampas), muy del gusto de las autoridades navales, pero muy alejados de las reales posibilidades financieras y técnicas rusas, ya que no existen en el país más extenso del mundo astilleros adecuados para construir buques de tal tamaño (recordemos que todos los grandes buques portaaeronaves rusos se han construido en Ucrania, a orillas del mar Negro, en los astilleros de Nikolaiev).

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 03:54
    Permalink

    (Sigue): En años recientes, el principal centro de diseño naval de Rusia (PKB) Nevskoye (parte de la Corporación Constructora de Buques Unida de Rusia), ha presentado un desarrollo virtual de lo que sería un buque portaaviones de características revolucionarias, denominado UMK Varan. De construcción modular, con una eslora de 250 mts y un desplazamiento de 45.000 t, alcanzaría 26 n de velocidad con un motor convencional (TG). Transportaría 24 cazas, 6 helicópteros y 20 drones, que serían lanzados por 2 catapultas EM. Lo interesante del proyecto es que su tamaño contenido no requiere adaptaciones especiales de ningún astillero ruso y que su diseño básico puede adaptarse a otras funciones de buques grandes, como asalto anfibio, apoyo ártico, logísticos, sanitarios, etc. Por supuesto, su escasa eslora lo inhibe para adoptar rampas. Según los diseñadores adoptaría inicialmente los MiG-29KR y luego los Su-57N y/o Su-75N si fuesen desarrollados. Probablemente despierte interés en algunas marinas que no deseen entrar en la órbita STOVL/F-35B, aunque las catapultas EM no han sido desarrolladas aún en Rusia. Pero quizá su escaso tamaño no interse a la propia armada rusa.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:06
    Permalink

    (Sigue): El mencionado desarrollo de un avión STOVL por parte de Rusia no ha empezado aún (2022) y quizá no lo haga nunca, ya que gran parte de las capacidades -humanas y técnicas- que se poseía de los desarrollos de Yak se han perdido definitivamente, como los motores y sus toberas 3D con PC. Además, Rusia no cuenta actualmente con las cantidades de dinero que necesitaría para I+D+i, excepto que se recurra a un inversor externo (más aún con las finanzas comprometidas en una guerra “caliente” y costosísima); pero Rusia es un partnership muy difícil, como ha demostrado la asociación con India para el desarrollo del FG-FA (basado en el Su-57), del que la nación asiática se retiró en 2018 por desacuerdos múltiples, entre ellos la transferencia de tecnología y participación de las patentes industriales, además desacreditado internacionalmente por la misma guerra. Muy pocas naciones estarían hoy dispuestas a cooperar militarmente con la Rusia del régimen personalista actual. Por lo dicho, el futuro de los portaaviones en Rusia es sombrío. Quizá el “Kuznetsov” sea el primer y último ortaaviones STOBAR de Rusia, pero pasará a la historia como el primero de todos.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:12
    Permalink

    (Sigue): Respecto de China, queda claro que la utilización de portaaviones STOBAR es absolutamente transitoria y se optó por este sistema para evitar demoras en la introducción de estos buques en la Marina Popular. Cuando se adquirió el “Varyag”, el casco y superestructura estaban completos, incluyendo la isla y la cubierta de vuelo, por lo tanto el sistema de lanzamiento por rampa ya estaba definido. China ya tenía experiencias con catapultas a vapor desde finales de la década de los ’80, ya que poseía las que habían sido retiradas del portaaviones australiano HMAS “Melbourne” (R21) (junto con sus sistemas de recuperación por cables y aterrizaje por luces), desguazado en el puerto de Dalian desde 1985. Las catapultas fueron reproducidas mediante ingeniería inversa e instaladas en un establecimiento de prueba terrestre, una copia china de la estación sovietico-rusa de NITKA en Crimea, en la que se realizaron lanzamientos -y apontajes en una pista gemela del “Melbourne” que incluía la isla completa, retirada del buque- con un Shenyang J-8-IIG especialmente modificado.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:15
    Permalink

    (Sigue): De todas maneras, instalarlas en el “Liaoning” hubiera implicado una modificación demasiado compleja y correr riesgos técnicos innecesarios para los objetivos de China, que era terminar la transformación del “Varyag” para crear su primer portaaviones operativo. El “Shandong” conservó el sistema STOBAR porque lo que se pretendía era adquirir experiencia técnica en buques de tal tamaño (315 m de eslora y 76 m de ancho en cubierta), y plasmar algunos conceptos como fabricación en bloques y ensamblado en dique seco. Este buque es, que se sepa, el más grande que se haya construido hasta la actualidad mediante la copia a partir de un buque físico, sin planos. Pero para China, estos buques no son más que el inicio de su verdadero plan de portaaviones, los cuales, a partir del “Fujian” recientemente botado, serán del tipo CATOBAR, incorporando tres catapultas EM, cambiando la idea original de equiparlo con catapultas a vapor y migrando hacia las nuevas tecnologías. Hoy China es, junto a EEUU el único país que ha desarrollado este sistema de lanzamiento de aeronaves, abandonando definitivamente el sistema de rampa ski-jump.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:19
    Permalink

    (Sigue): Según fuentes chinas, la Armada Popular tiene planificada la construcción de dos portaaviones para cada una de sus tres flotas, más un séptimo para operar en el océano Índico, conjunto que debería completarse a mediados o finales de la década del 2030. Para entonces el venerable “Liaoning” habrá sido dado de baja (o vendido ¿a Pakistán?) y el “Shandong” lo reemplazará en sus tareas actuales de entrenamiento e instrucción. El Tipo 003 estará equipado con un sistema propulsivo IFEP de centrales eléctricas, pero los siguentes, de los cuales el Tipo 004 ya está siendo construido, se espera que cuenten con propulsión nuclear, para alcanzar un nivel de paridad técnica con la USN, aunque esta última conservará su ventaja tecnológica, de entrenamiento y tácticas navales.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:25
    Permalink

    (Sigue): India puso enormes expectativas en su proyecto IAC-1 (actual INS “Vikrant”). Éste comenzó en 1999 e inicialmente existían intenciones de retomar las operaciones catapultables (como el primer “Vikrant”), pero la llegada del “Varyag” a China en 2002 y el comienzo de los trabajos para convertir el pecio en un buque operativo, obligó a India a tener en cuenta el sistema STOBAR. Por entonces India operaba aviones V/STOL Sea Harrier en su portaaviones INS “Viraat” (R22), aunque necesitaba reemplazarlo a largo plazo. Mientras tanto, como dijimos, la marina India había comprado el TAKR “Almirante Gorshkov” a Rusia en enero de 2004, para modificarlo en forma similar al “Kuznetsov”, con un sistema STOBAR y equiparlo con cazas MiG-29K navalizados, de nueva fabricación. No sorprende que imultáneamente el IAC-1 fuese modificado conceptualmente para adoptar la misma configuración. Cuando empezó su construcción en 2009 era definitivamente un buque STOBAR y operaría los mismos aviones que el “Vikramaditya” (R33), que entró en servicio en noviembre de 2013.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:33
    Permalink

    (Sigue): Por un breve lapso de dos años y medio, India operó dos portaaviones con rampas con distintos sistemas: el novísimo INS “Vikramaditya” (R33) STOBAR con MiG-29K y el antiguo INS “Viraat” (R22) V/STOL con Sea Harrier. Pero en 2016 ambos, buque y avión fueron desafectados y dados de baja definitivamente en 2017. Desde entonces la armada opera solamente portaaviones STOBAR y MiG-29K. India tiene en desarrollo un nuevo portaaviones (IAC-2) bautizado INS “Vishal”, que ya ha sido aprobado, cuyos trabajos preliminares de diseño empezaron en 2012 y se asignaron fondos en 2015. Este buque, que será más grande que el IAC-1 (de unas 65000 t ), empezará su construccion en 2030 aproximadamente y tendrá configuración CATOBAR, pues además de aviones de combate (TEDBF nacionales), desplegará UCAVs de combate/reabastecimiento, aviones ASW y AEW. Empleará EMALS provistas por General Atomics, que el gobierno norteamericano habría aceptado vender. Por lo tanto, India también abandonará su uso.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:38
    Permalink

    (Sigue): Como decíamos inicialmente, definitivamente STOBAR es un sistema condenado a la desaparición, al menos por sus usuarios actuales. Resulta curioso como un sistema alternativo de funcionamiento en portaaviones nacido en Rusia por la falta de desarrollo atemporal de catapultas a vapor, combinada con la elección a futuro de aviones de combate STOVL (Yak-41M) produjo este sistema híbrido, que combinaba la rampa ski-jump que por entonces empezaban a utilizar los portaaviones ligeros V/STOL, con el sistema de recuperación por cables de los portaaviones clásicos CATOBAR. Por cuestiones del devenir histórico China, que estaba en proceso de desarrollar su propio programa de portaaviones, aprovechó la desintegración de la URSS y adquirió el casco completo de un buque con estas características y lo reprodujo en otro, mejorado en algunos aspectos. La posesión por parte de China de un buque de esta clase motivó la adquisición de India de otro portaaeronaves en Rusia, modificado para operar con el mismo sistema, y la modificación del proyecto del portaaviones que estaba por construirse localmente, para adoptarlo a STOBAR.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2022 a las 04:42
    Permalink

    (Sigue): Son cinco buques que muy probablemente constituyan los únicos ejemplos de este sistema híbrido, que tiene sus virtudes y también enormes desventajas. Por ahora STOBAR sigue constituyendo una alternativa viable para marinas de menores recursos a los sistemas STOVL. Quizá la multiplicación de proveedores de catapultas EM (si sucediera), implicaría la desaparición definitiva de STOBAR.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.