La US Air Force está recortando su fuerza de cazas. Estos son los 4 aviones que quiere para las futuras guerras.

En septiembre, dos de los oficiales de más alto rango de la Fuerza Aérea advirtieron que el servicio se estaba quedando sin tiempo para desarrollar los nuevos activos y capacidades que necesita para adelantarse a las amenazas emergentes.

El general Charles Brown, jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, pidió que el servicio “se mueva con un sentido de urgencia” en respuesta a la competencia estratégica con China, que calificó como “uno de los mayores desafíos de nuestra nación”.

“No podemos esperar a que una crisis catastrófica, ya sea repentina o insidiosa, impulse el cambio para la Fuerza Aérea y la Fuerza Conjunta. Si lo hacemos, será demasiado tarde”, afirmó Brown en la conferencia sobre Aire, Espacio y Cibernética de la Asociación de Fuerzas Aéreas.

El teniente general Clinton Hinote, jefe adjunto del Estado Mayor para la estrategia, la integración y los requisitos, se hizo eco de esa preocupación, diciendo en la conferencia que estaba “muy preocupado por la dirección de nuestra fuerza”.

“Me preocupa que los aviadores del mañana no tengan lo que necesitan para defender la nación en su momento si no cambiamos ahora”, dijo Hinote. “Estamos fuera de tiempo”.

La Fuerza Aérea debe implementar cambios para mantener el dominio que ha disfrutado en todo el mundo durante décadas, dijeron los funcionarios. Uno de esos cambios será la reestructuración de la flota de cazas del servicio.

La necesidad de cambiar

Un avión de combate J-16 de la fuerza aérea china actuando en la provincia de Jilin.

Al igual que el resto de las fuerzas armadas estadounidenses, la Fuerza Aérea está pasando de las operaciones de contrainsurgencia de las últimas dos décadas a la competencia con otros ejércitos similares.

Los funcionarios estadounidenses mencionan a menudo a Rusia, pero no hubo duda de quién se considera la mayor amenaza.

“China es el desafío que nos marca el paso, y están trabajando activamente para erosionar nuestras ventajas competitivas”, dijo Brown, señalando la rápida expansión y desarrollo del ejército chino, que ahora cuenta con la mayor fuerza de aviación de la región Indo-Pacífica y tiene la mayor marina del mundo.

Con su poderío militar y económico, China desafiará a EE.UU. “de una manera que no hemos visto desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo Brown, haciéndose eco de comentarios anteriores sobre la futura guerra aérea.

Las Fuerzas Aéreas están llevando a cabo una serie de mejoras y modificaciones para hacer frente a esos nuevos retos. La racionalización y actualización de la flota de cazas ha sido un punto de atención especial.

“Vamos a tener que salir del negocio de mantener siete flotas de cazas en juego todo el tiempo”. dijo Hinote a los periodistas durante la conferencia. “Eso es demasiado caro. Son demasiadas flotas”.

La Fuerza Aérea quiere retirar sus modelos F-15C y D, que han superado su vida útil. “Cada vez son más inviables”, dijo Hinote. “Eso significa que muchos de los que [enviamos al] depósito acabamos teniendo que dejarlos en tierra”.

La Fuerza Aérea también espera retirar el venerable avión de ataque terrestre A-10 para 2030. Los cuatro modelos que quedarán en servicio serán el F-22, el F-35, el F-15E y EX, y el F-16.

“Vamos a pasar de siete a cuatro”, dijo Hinote. “Pasaremos a una fuerza de combate moderna con cuatro plataformas distintas”.

F-22, NGAD y F-35

El F-22 y el F-35 son los dos cazas de quinta generación de Estados Unidos, los más avanzados de la flota. El F-22 se presentó en 2005 y el F-35 en 2016.

Originalmente, estaban destinados a trabajar en tándem: el F-22, un excelente caza de superioridad aérea, centrado en el combate aéreo, y el F-35 como caza polivalente con capacidad para conectar activos en todo el campo de batalla.

Los F-35 se siguen construyendo, pero la producción del F-22 cesó en 2011, en gran parte debido a las restricciones presupuestarias y a la falta de amenazas aéreas sofisticadas a las que pudiera enfrentarse.

La Fuerza Aérea no puede reiniciar el programa F-22, por lo que planea actualizar y mantener sus aproximadamente 180 F-22 en servicio hasta aproximadamente 2030, cuando los reemplazará con un caza del programa Next Generation Air Dominance (NGAD).

Hinote describió el NGAD como “no sólo una plataforma, sino un conjunto de capacidades y programas que nos ayudarán a garantizar la superioridad aérea”.

La Fuerza Aérea ya ha construido y volado un demostrador de vuelo de NGAD a escala real. El teniente general Duke Richardson, máximo responsable de adquisiciones de la Fuerza Aérea, dijo en la conferencia que el programa “avanza según lo previsto”.

El F-35, por su parte, “tiene que ser la piedra angular de nuestra fuerza de combate”, señaló Hinote. “Será la parte de la fuerza de combate que tenga más plataformas asociadas”.

F-15 y F-16

Un F-16, delantero y un F-35.

La familia de aviones F-15 sigue siendo una de las más capaces y exitosas del mundo. Estados Unidos ha retirado sus modelos F-15A y B, y los envejecidos F-15C y D les seguirán pronto. Las Fuerzas Aéreas tienen la intención de mantener en el cielo sus modelos F-15E y F-15EX, sustancialmente mejorados.

El F-15E es un caza aire-aire y aire-tierra muy capaz. El F-15EX recientemente adquirido, conocido oficialmente como Eagle II, ha sido fuertemente actualizado y cuenta con un moderno conjunto de componentes electrónicos, incluyendo un nuevo radar, ordenador de misión, pantallas de cabina y el sistema de supervivencia y alerta pasiva/activa Eagle.

La Fuerza Aérea tiene previsto comprar al menos 144 F-15EX. Junto con los F-15E en servicio, añadirán músculo y número a la flota sin sacrificar la calidad, dicen los oficiales de la Fuerza Aérea.

Con el F-15EX, “estamos aprovechando una línea abierta para producir cazas buenos y capaces a un ritmo rápido para recapitalizar esa flota de F-15C y D”, dijo Hinote, comparando al F-15EX con “un caza de 4,5 o 4,6 generaciones”.

Un F-15EX en la Base de la Fuerza Aérea Eglin en Florida, el 11 de marzo de 2021.

El F-16, uno de los favoritos de la Fuerza Aérea desde hace mucho tiempo, seguirá en servicio, pero enfocado a un papel diferente. Los F-16 mejorados y remodelados añadirán capacidad a la flota para misiones como la defensa nacional, en la que “no necesitamos necesariamente una alta capacidad de supervivencia, pero sí un caza bueno, capaz y fiable”, explicó Hinote.

La flota de cazas podría sufrir otros cambios, pero los cazas no son la única prioridad de la Fuerza Aérea. Quiere reemplazar el envejecido ICBM Minuteman III, mejorar y ampliar su flota de reabastecimiento aéreo e invertir en inteligencia artificial. También espera adquirir modernos misiles aire-aire de largo alcance.

Para avanzar en estos esfuerzos y seguir el ritmo de las nuevas amenazas, la Fuerza Aérea tendrá que mejorar su propia cultura y trabajar mejor con sus socios, incluidos los de la industria que construyen sus nuevos activos.

“Si no conseguimos que nuestra relación con la industria sea correcta, acabaremos con cazas de quinta generación disparando armas de cuarta generación contra una amenaza de sexta generación”, decía Brown en septiembre.

Benjamin Brimelow

2 thoughts on “La US Air Force está recortando su fuerza de cazas. Estos son los 4 aviones que quiere para las futuras guerras.

  • el 3 noviembre, 2021 a las 22:11
    Permalink

    Porquè en vez de mantener a polìticos, presidentes y miembros de las Fuerzas Armadas en retiro con “comisiones” multibillonarias, no se preocupan de hacer algo por la paz. Son, guardando las proporciones, junto con Inglaterra los màs “warmongering” paìses sobre la tierra! Nada los va a detener salvo el sentido comùn, el que es muy esvaso en esa parte del mundo.
    Què van a hacer contra dos mil quinientos miles de millones de habitantes que no los admiran nada y que son potencias nucleares mayores que Uds.; vivan y dejen vivir en paz!

    Respuesta
  • el 3 noviembre, 2021 a las 22:17
    Permalink

    Estar al día de los avances tecnológicos

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.