China sigue desarrollando rápidamente nuevas tecnologías para el programa de cazas furtivos.

La Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China (PLAAF) puso en servicio su primer caza de quinta generación en 2017, con el caza furtivo pesado Chengdu J-20, que se convirtió en el primero producido fuera de Estados Unidos.

El J-20, equivalente al F-22 Raptor estadounidense y caza de superioridad aérea en servicio desde 2005, está destinado a cambiar el equilibrio de poder en los cielos del Pacífico de forma significativa a favor de China, al socavar la ventaja de capacidad clave de Estados Unidos. Aunque los militares chinos han mostrado una gran confianza en el nuevo caza, la plataforma ha evolucionado significativamente en el año transcurrido desde su primera inducción.

Aunque los prototipos y los lotes de producción iniciales del J-20 se basaban en variantes avanzadas de los motores soviéticos Saturn AL-31 utilizados en los aviones avanzados de cuarta generación, en enero de 2018 China probó con éxito el Shenyang WS-15. El motor fue desarrollado con asistencia rusa, y tenía capacidades de quinta generación similares a las del F119 estadounidense utilizado en el F-22 Raptor.

Otro avance clave en la mejora del diseño del J-20 fue anunciado en marzo de 2018 por el subdirector de ciencia y tecnología de Aviation Industry Corp of China Yang Wei. El director Wei declaró respecto a la modernización del J-20 en una entrevista exclusiva con el periódico China Daily: “No somos complacientes con lo que hemos logrado.

Desarrollaremos el J-20 hasta convertirlo en una gran familia y seguiremos reforzando sus capacidades de procesamiento de información e inteligentes. Al mismo tiempo, pensaremos en nuestra próxima generación de aviones de combate para satisfacer las necesidades futuras de la nación.” En cuanto a la importancia del J-20 como plataforma que simboliza el avance de la industria de defensa china, Wei declaró “en el pasado, teníamos que seguir el camino de otros cuando se trataba de diseñar aviones militares porque nuestras capacidades de investigación y desarrollo eran primitivas en este sentido, pero ahora hemos llegado a ser capaces de diseñar y fabricar lo que queremos”.

Otras tecnologías que se están desarrollando actualmente para su aplicación en los cazas furtivos de China son los metamateriales, finas superficies diseñadas a nanoescala teóricamente capaces de curvar la radiación infrarroja y, por tanto, de mejorar significativamente las ya formidables capacidades furtivas del J-20.

La investigación china sobre el desarrollo de metamateriales y su posible uso en el J-20 fueron publicados por CCTV y Sina respectivamente. En cuanto al papel del J-20, el director Wei declaró: “Por supuesto, se encargará de penetrar en las redes de defensa aérea, pero esa no será su única misión. Definitivamente tiene múltiples funciones. El uso que le daremos dependerá de su escala de producción y despliegue”.

Las avanzadas capacidades de sigilo del caza, su largo alcance y su pesado armamento de ocho misiles lo hacen ideal para esa función, la misma para la que fue diseñado el F-22 Raptor. Dado que las Fuerzas Aéreas de EE.UU. están notablemente retrasadas en la instalación de mejoras en el F-22 Raptor, los esfuerzos de China por modernizar rápidamente el J-20 podrían llevar a su plataforma furtiva a superar las capacidades de su homólogo estadounidense en el futuro, mientras que el J-20 está destinado a ser desplegado en un número mucho mayor que el F-22 debido a los altísimos costes de adquisición y mantenimiento de este último y el consiguiente cese de la producción por parte del gobierno de EE.UU.

La PLAAF también tiene previsto incorporar el caza furtivo más ligero J-31 en 2020, una plataforma que se espera que tenga un papel análogo al del caza furtivo ligero estadounidense F-35, y estos nuevos cazas también se beneficiarán de la integración de muchas de las tecnologías desarrolladas para el J-20.

Military Watch Magazine

10 thoughts on “China sigue desarrollando rápidamente nuevas tecnologías para el programa de cazas furtivos.

  • el 15 enero, 2022 a las 15:39
    Permalink

    Lo que tiene que desarrollar son buenos motores para esos aviones. Pero es que Rusia ya se ha cansado de que China copie todo lo que ellos producen y les hagan la competencia

    Respuesta
  • el 17 enero, 2022 a las 00:58
    Permalink

    Hombre, los rusos son los que les venden y luego lo copian, como todo. Lo demás o directamente lo roban o lo toman de las miles de fábricas que Occidente amablemente, les ha puesto a su disposición.

    Respuesta
  • el 17 enero, 2022 a las 04:09
    Permalink

    Ni copiando ni robando llegara a igualar.. es la experiencia en guerra.. en la segunda guerra mundial Alemania tenía mejores armas y perdieron la segunda guerra mundial

    Respuesta
    • el 17 enero, 2022 a las 16:21
      Permalink

      Eso es discutible. Para mí sin duda tenían la mejor tecnología, pero si no puedes equipar a todas tus fuerzas con un sistema, da igual que tenga más capacidad, para el objetivo de ganar la guerra es peor, pese a esa ventaja.

      Les pasó con los carros de combate. Al principio los Panzer se comieron Europa. Luego el modelo Soviétivo planteó la necesidad de un cambio y fallaron en adaptarse, por mucho que los modelos resultantes sean extraordinarios.

      Lo mismo con los megabuques.

      Claro que no se aplica a todo el equipamiento, particularmente el ligero. Por ejemplo la MP40 es un buen ejemplo. No es un arma de gran calidad, pero la facilidad de producción y procuramiento la sitúan entre las mejores si no la mejor, creo.

      Respuesta
    • el 19 enero, 2022 a las 10:39
      Permalink

      No se cuando ocurrio eso porque paradojicamente cuando Alemania tenia peores armas que sus enemigo iba ganando la guerra y cuando tuvo armas superiores la perdio. En el comienzo de la WWII Alemania tenia peores armas y en menor cantidad que sus enemigos, pero sabian como usarlas de mejor manera o de una manera distinta al resto.
      Lo que pasa con el trascurso de la guerra es que los aliados y la URSS cominezan a ver como contrarestar las nuevas tacticas ya poner las misma ellos en practica y con un numero enorme de medios muy superiores a los de Alemania la superan. En lo unico que Alemania fue superior practicamente desde el primer dia de campaña hasta el ultimo, es en la calidad de los medios humanos, la flexibilidad del soldado aleman y sus cadenas de mando los hacian muy eficientes tanto en el ataque como en la defensa.

      Respuesta
  • el 17 enero, 2022 a las 04:27
    Permalink

    Eso de que el J-20 es equivalente al F-22 me ha hecho reír un buen rato, gracias.

    Respuesta
  • el 17 enero, 2022 a las 12:59
    Permalink

    ¿En qué guerra o acción han entrado las armas chinas para decir que son muy buenas o avanzadas?.

    Respuesta
  • el 17 enero, 2022 a las 21:21
    Permalink

    Hablar de las armas chinas en general y determinar una condición a partir de supuestos puede conducir a errores graves. Hay que considerar cada sistema en particular, ya que existen importantes asimetrías, producto de la afluencia de numerosas tecnologías que no provienen de desarrollos propios. Es por ello que el J-20, que fue una sorpresa en los medios especializados occidentales e incluso entró en servicio operacional (limitado) antes que el Su-57, hay que considerarlo individualmente. Los primeros prototipos sorprendieron por la exactitud de sus terminaciones y la calidad general de su célula, demostrando un gran avance en los procedimientos fabriles con materiales compuestos. Se desconocen la mayoría de sus sistemas -aunque ha podido deducirse algunos optrónicos muy similares a los del F-35- y características dinámicas, ya que no han sido anunciadas. Su capacidad furtiva es materia de especulación, pero algunas características físicas, que en inicio eran cuestionadas, se ha demostrado que no ofrecen incremento de RCS. Tampoco se conocen los materiales del recubrimiento RAM, pero su aplicación pareciera tener muy alta precisión.

    Respuesta
  • el 18 enero, 2022 a las 00:03
    Permalink

    La importancia del J-20 para China reside en que es su principal programa de aviones de combate, que está en plena capacidad operativa y en constante desarrollo, con nuevas versiones (como la biplaza) y posibilidades operativas más allá de la de interceptor y caza de superioridad aérea puro. A pesar de que China utiliza muy probablemente tecnologías extrapoladas en este avión, tiene una importante capacidad de I+D autóctona, entre ellas el estudio de los nano materiales, ya que este apartado tecnológico presenta un enorme potencial para ser aplicado en furtividad pasiva -en forma de recubrimientos RAM-. Muchos materiales cambian rotundamente sus propiedades -especialmente electrónicas- a nivel de nanoescala y tiene una enorme posibilidad de utilización en la industria aeroespacial, como la nanoporosidad uniforme, la pulvimetalurgia y varias más. Estos materiales están siendo investigados intensamente no solo en China, sino en especial en EEUU y muy probablemente sus tecnologías asociadas empiecen a ser aplicadas en los aviones de nueva generación. La producción actual del J-20, estimada en 12-18 aviones anuales desde 2018, alcanzará en pocos años la del F-22.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.