El portaaviones HMS Queen Elizabeth regresa a puerto por filtración de agua en el interior del casco.

El portaaviones más nuevo de la Marina Real del Reino Unido, el HMS Queen Elizabeth (R08), se ha visto obligado a regresar a Portsmouth después de que se descubriera la presencia de agua en el interior del casco.

El HMS Queen Elizabeth salió de su base de Portsmouth en junio para realizar pruebas de mar durante cinco semanas y estaba planeado inicialmente que debería regresar a Portsmouth la próxima semana para un mantenimiento planificado. El buque, líder de la clase Queen Elizabeth, estaba realizando pruebas de fuego real con sus sistemas de armas de corto alcance de General Dynamics Phalanx.

El portaaviones de 3.100 millones de libras esterlinas y con capacidad operativa prevista para 2020, no ha sufrido ningún daño, pero se ha descubierto abundante agua en su interior dentro de un compartimiento junto al casco que tuvo que ser bombeada.

Un portavoz de MOD dijo que: “tras un pequeño problema con el sistema interno del HMS Queen Elizabeth, se necesitó los servicios del buque para que retirara un pequeño volumen de agua. Una investigación sobre la causa de esta filtración de agua de mar está en marcha”.

El barco estaba listo para dirigirse a los Estados Unidos después de las pruebas en el mar para continuar su entrenamiento. La Marina Real aún no ha confirmado si este entrenamiento seguirá adelante después del problema encontrado.

El barco se puso en servicio en 2017 y ha tenido que hacer frente a una serie de problemas durante las pruebas, entre los que se incluyen una fuga en el cierre del eje de las hélices, fallos en los aspersores y el despido de su capitán por uso indebido de un automóvil oficial del Ministerio de Defensa. La fuga anterior provocó que se filtrara al interior del barco alrededor de 200 litros de agua por hora.

El HMS Queen Elizabeth tiene una eslora de 200 metros de largo con un desplazamiento (peso) de 65.000 toneladas y una capacidad para albergar 60 aviones. El buque transportará la nueva flota conjunta F-35 de la Royal Navy y la Royal Air Force una vez que entre en servicio.

Una vez que esté a pleno funcionamiento, el HMS Queen Elizabeth llevará personal naval superior y trabajará como centro de mando para toda la flota del Reino Unido. Una vez en servicio activo, el HMS Queen Elizabeth reemplazará al HMS Albion como buque insignia de la Marina Real.

Naval Technology

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com