¿Cómo es realmente el helicóptero “cazador nocturno” de Rusia?

En un reciente artículo del periódico ruso Izvestia, se afirma que al nuevo helicóptero de ataque Mil MI-28NM se le ha incorporado una nueva tecnología de vanguardia, hasta el punto de que sus armas, la conectividad de los drones, la red de comunicaciones, los sensores y los objetivos de largo alcance le permiten atacar con éxito desde “fuera de las defensas aéreas efectivas del enemigo”.

El nuevo Mi-28NM, denominado “Cazador Nocturno”, está construido con motores modernizados, un nuevo fuselaje y una central eléctrica auxiliar capaz de soportar sistemas de red y guerra electrónica de última generación a bordo.

El Mi-28NM es una aeronave destinada totalmente al ataque, sin capacidad secundaria para transporte de tropas, mejor optimizado que el Mil Mi-24 para misiones antitanque.

“El armamento de a bordo del Mi-28NM le permite detectar y destruir objetivos enemigos las 24 horas del día y en cualquier condición meteorológica, operando fuera de las defensas aéreas efectivas del enemigo”, afirmó a TASS Vitaly Shcherbina, Diseñador Jefe del Programa de Helicópteros de Combate de Rostec.

Shcherbina también explicó que la disposición del fuselaje del helicóptero se ha configurado de nuevo para integrar nuevos visores de puntería. El informe también hace declaraciones no especificadas sobre el conjunto de ayudas defensivas de la aeronave, afirmando que puede derrotar a los “sistemas de defensa aérea terrestre y aerotransportada” del enemigo. No parece en absoluto claro lo que esto podría significar, ya que parece extremadamente improbable que incluso un helicóptero extremadamente avanzado con una nueva generación de sensores y contramedidas sea capaz de todas las defensas aéreas, dado que los helicópteros vuelan a altitudes más bajas y tienen limitaciones estructurales en cuanto a su sigilo.

Además, lo más importante es que el artículo ruso también hace vagas referencias a los sistemas de comunicaciones del helicóptero y a sus capacidades “centradas en la red”, así como a su capacidad para permitir que las aeronaves “interactúen en grupo”.

Mil Mi-28NM

Aunque el informe apenas ofrece tecnologías o aplicaciones armamentísticas reales de forma discernible o clara, sí hace referencia a la esfera de los conceptos de red, a menudo resaltada. “Los métodos centrados en la red para el control de las armas en el campo de batalla”, afirma el artículo, pueden reducir la demora, agilizar la selección de objetivos y “obtener información sobre el enemigo y las fuerzas amigas en un modo seguro y resistente a las interferencias”.

Hay varios aspectos interesantes en esto, incluyendo el uso de drones para la creación de redes entre hombres y máquinas y, de una manera bastante similar al pensamiento conceptual de Estados Unidos sobre las redes, reducir masivamente el tiempo entre el sensor y el tirador.  Esta referencia a la creación de redes y al intercambio de información en grupo o “en malla” a través de múltiples “nodos” de combate en tiempo real, se asemeja mucho al pensamiento de vanguardia de Estados Unidos sobre la guerra moderna, circunstancia que nos lleva a preguntarnos si los innovadores rusos están realmente ganando terreno con las nuevas y seguras tecnologías de red o simplemente copiando la estrategia actual estadounidense.

La respuesta a esto puede residir en una serie de incógnitas, como los detalles reales de las nuevas armas, contramedidas y sensores en red incorporados al nuevo helicóptero. Tal vez Rusia esté emulando o tratando de replicar el pensamiento estratégico y táctico de Estados Unidos. Pero ¿existe realmente la tecnología necesaria para ponerla en práctica antes que Estados Unidos?

Kris Osborn

One thought on “¿Cómo es realmente el helicóptero “cazador nocturno” de Rusia?

  • el 24 mayo, 2021 a las 10:57
    Permalink

    Es normal que exageren capacidades, después se venden mejor.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.