Las decisiones políticas de Alemania están acelerando el declive de la OTAN

Mucho se ha escrito en los últimos dos años sobre cómo el enfoque del Presidente Trump hacia la seguridad global debilita a la Organización del Tratado del Atlántico Norte. La OTAN es la alianza más importante de Estados Unidos, un pacto de seguridad colectiva creado al comienzo de la Guerra Fría para contrarrestar las amenazas rusas contra Europa occidental.

Se dice que el presidente Trump duda del valor de la participación continua en la OTAN, a pesar de que su estrategia de seguridad nacional ha devuelto a Rusia a su estatus anterior como una de las principales preocupaciones de seguridad de los planificadores militares de Estados Unidos. Pero gran parte de la información sobre los puntos de vista de Trump no explican por qué es tan ambivalente respecto a la alianza.

La razón, como él mismo lo ha dicho, es que algunos de los socios extranjeros de Estados Unidos “se han aprovechado” a Estados Unidos tanto en las relaciones comerciales como en las militares. El presidente ha dejado claro que cree que Alemania es uno de los principales infractores en ese sentido.

Alemania es el eje de la OTAN, un país que por su historia, ubicación y fortaleza económica es fundamental para la integridad de la Alianza Atlántica. Pero el presidente tiene buenas razones para preguntarse si a Berlín le importa tanto la seguridad colectiva como a Washington. Aquí hay cinco ejemplos de por qué la Casa Blanca tiene razón al preguntarse.

La ministra de defensa alemana Ursula von der Leyen

No soportando la carga.Con 4 billones de dólares, la economía de Alemania es una quinta parte del tamaño de la de Estados Unidos. Pero el presupuesto militar de Alemania no es una quinta parte del gasto militar de Estados Unidos. Ni siquiera es una décima parte. En los últimos años, Berlín ha gastado el 1.1% de su PIB en defensa, en comparación con más del 3%  de EE. UU. bajo el impulso de Trump, los alemanes han acordado aumentar su presupuesto de defensa en varios miles de millones de dólares este año, hasta el 1.3% del PIB. Pero los miembros de la OTAN se han comprometido supuestamente a alcanzar el 2% para el 2024, y el gobierno alemán dice que no es probable que supere el 1,5% en ese año, aunque la canciller Angela Merkel está de acuerdo en que esto genera dudas sobre la “credibilidad de Alemania”.

No está lista para una guerraBerlín dice que no puede gastar mucho más de lo que ya planea para las fuerzas militares. Pero los medios de comunicación alemanes han documentado repetidamente el estado deprimido de preparación en esas fuerzas. Por ejemplo, Der Spiegel informó el año pasado que solo cuatro de los 128 Eurofighter Typhoons de Alemania estaban listos para el combate. Se supone que el país debe mantener a 82 cazas en un alto grado de preparación para cumplir con los compromisos de la Alianza. Otros informes han señalado que solo uno de los submarinos del país puede desplegarse a corto plazo; que la mayoría de los tanques de Alemania están en un estado de baja disposición; y que apenas una cuarta parte de sus aviones tácticos Tornado con capacidad nuclear están operativos. Obviamente, Berlín no espera una guerra en un futuro cercano.

 

Volviendo a Rusia en busca de energíaAlemania obtiene aproximadamente el 40% del gas natural que consume de Rusia. Un oleoducto báltico llamado Nord Stream 2 duplicará el potencial de las importaciones rusas. Tanto la OTAN como los países de la Unión Europea se han opuesto a la construcción del nuevo gasoducto, pero Berlín se ha mostrado firme en su postura de seguir adelante a pesar de que existen otras fuentes para las necesidades energéticas de Alemania. Las quejas de Washington de que era una mayor dependencia del gas ruso, fortalecerá la mano de Moscú en una futura confrontación este- oeste, que no han sido atendidas. Como observó la publicación británica The Economist en un editorial del 16 de febrero, “el gasoducto Nord Stream 2 es una trampa rusa y Alemania ha caído en ella”.

Volviendo a China en busca de tecnologíaAlemania perdió el barco en internet de alta velocidad, por lo que ahora está tratando de ponerse al día. Pero a pesar de las advertencias de Washington y otras capitales aliadas, Berlín está indicando que permitirá a Huawei, influenciada por el gobierno de China, desempeñar un papel importante en la construcción de la red móvil 5G del país. Las compañías de telecomunicaciones chinas están obligadas por ley a ayudar al estado a alcanzar sus objetivos de seguridad, y la inteligencia de Estados Unidos teme desde hace mucho tiempo que los equipos de Huawei puedan ser utilizados para comprometer la seguridad occidental, por ejemplo, mediante la recopilación de información confidencial. Al adoptar a Huawei, Berlín está legitimando el uso de la tecnología de la compañía sospechosa en otros países europeos, lo que podría ser un gran golpe para la seguridad de la alianza.

Poner la política por encima de la capacidad.Dado el bajo nivel de gasto militar de Alemania, podría pensarse que el Ministerio de Defensa trabaja duro para gastar cada euro sabiamente. Hace dos meses, Berlín decidió inexplicablemente excluir al caza F-35 de Estados Unidos de la competencia para reemplazar a los antiguos bombarderos Tornado, a pesar de que es el avión más capaz para continuar la misión nuclear de “doble llave” del Tornado, y muchos de los aliados de Alemania han decidido reemplazar sus propios cazas de la Guerra Fría con F-35. La razón aludida es que elegir un avión estadounidense podría socavar los planes franco-alemanes de lanzar un nuevo caza en la década de 2040. Pero sacar a los F-35 de la competencia socavará tanto la postura disuasoria y la interoperabilidad de la OTAN, que es más probable que ocurra una guerra antes de que el futuro avión previsto vuele.

 

Así que el presidente Trump tiene buenas razones para preguntarse si Washington debería seguir contando con la OTAN para asegurar los intereses de Estados Unidos en el extranjero. El miembro europeo más importante de la Alianza a menudo parece estar ausente en la acción. No es difícil entender por qué los alemanes se sienten incómodos con el gasto militar, pero ¿cuántos de ellos entienden que Washington está dispuesto a poner en riesgo la supervivencia de Estados Unidos en apoyo de su libertad en una futura guerra? Gran parte de la planificación y el gasto militar de Estados Unidos gira en torno a la posibilidad de defender las fronteras alemanas en un conflicto este-oeste. Si Berlín no empieza a mostrar más preocupación por los riesgos que sus políticas presentan para los combatientes y no combatientes estadounidenses en un futuro conflicto, es inevitable que las críticas del presidente Trump ganen una audiencia cada vez mayor a este lado del océano.

Loren Thompson

4 comentarios sobre “Las decisiones políticas de Alemania están acelerando el declive de la OTAN

  • el 11 marzo, 2019 a las 13:23
    Permalink

    No sé de que se extrañan los yanquis, Alemania, como otros países europeos, están apostando decididamente por la PESCO y la ADE, o sea, por la defensa europea autónoma. Europa ha visto que está en un fuego cruzado y quiere ser potencia militar para no dejarse intimidar por las otras tres megapotencias. Se acabó el Tío Sam en Europa, salvo en su colonia inglesa que está fuera de la UE, además Rusia no quiere expandirse sobre Europa, la quiere de aliada tecnológica y comercial, así como Europa también necesita de Rusia y sus ingentes recursos naturales para poder afrontar sin problemas el futuro a medio plazo. Los EEUU ya no pintan nada en Europa, esa es la verdad, se acabó su influencia y proteccionismo paternal interesado.

    Respuesta
    • el 6 abril, 2019 a las 04:14
      Permalink

      Desde cuando le ha interesado España al eje Franco- aleman (igual por cierto a los british) ?.. desde la optica europea-caucasica: España es el norte del Africa?..USA claro! debe dejar que Europa invierta en su defensa, asi se acabara la epoca de confort alemana que es una de las mayores deudoras del planeta.. USA no necesita de Europa occidental, se valen muy bien sin ellos (quiza solo con los british) son recibidos como libertadores en la Europa Oriental, pues que sigan armando y comprometiendose, donde son bien recibidos! que copen de misiles nucleares, y tiendan su escudos antimisiles, en frente de la frontera rusa, Ya es bien sabido que Rusia terminara peor que la URSS, un pais que es un gasolinera rodeada de bombas atomicas, no produce nada mas que armas y trigo! asi que tontin ve a cantarle coplas a Maduro o eres un troll mas de los que paga la propaganda neo-sovietica? XD

      Respuesta
  • el 20 marzo, 2019 a las 01:04
    Permalink

    Comparto muchas opiniones tuyas David. Habrá que verificar más adelante algunos puntos, pero es totalmente realista el hecho que Europa se encuentra en un proceso si no de separación de la política de EE.UU, si de diferenciación. Es que EE.UU (su presidente actual y su grupo de “Halcones”) ha tomado la actitud de obligar en lugar de persuadir a Europa a actuar según su criterio y conveniencia. Es una actitud absolutamente contraria a la que había adoptado la anterior administración, con la que EE.UU buscaba el consenso internacional en la toma de decisiones globales, y las opiniones y necesidades de sus socios transatlánticos eran tomadas muy en consideración a la hora de establecer decisiones políticas comunes. Éste gobierno, por el contrario, utiliza toda su parafernalia legal internacional para establecer todo tipo de sanciones económicas y limitaciones comerciales a todo aquel que deje de actuar según el propio parecer y conveniencia de EE.UU. Es que Alemania (así como Francia) no es cualquier país en el concierto europeo. Es (son) la voz de Europa. EE.UU se toma la atribución de someter a la Alianza a presiones financieras importantísimas bajo la argumentación que el incremento del poderío ruso debe ser enfrentado por igual, que Europa se aprovecha del incremento en las asignaciones presupuestarias para defensa norteamericanas y los países europeos no actúan de forma similar. Es que quizá Europa tenga una visión difrente de la “amenaza rusa”. Quizá Europa haya empezado a mirar a Rusia como un socio comercial y no como un posible invasor. Se dan cuenta que los años de guerra fría han terminado y que el mundo se ha transformado sustantivamente; que es más productivo invertir en desarrollo comercial que en defensa. Sin embargo, EE.UU obliga a Europa a incrementar su porcentaje de asignación para defensa y adquirir el F-35, que es un excelente devorador de recursos, tanto que Francia ni lo ha tenido en cuenta y Alemania ha vetado su compra pues significa una amenaza para el desarrollo tecnológico europeo; incluso Italia, país que lo fábrica, está reconsiderando su adquisición. Así pues, Francia y Alemania, en el marco de la PESCO han concertado el desarrollo del FCAS, desean un “ejército de intervención europeo”, y proponen la creación de un portaaviones que sea proyectado, construido, equipado y operado multinacionalmente por europeos. Son actitudes que evidencian un cambio profundo de comportamiento para con su “socio” y “protector” transatlántico. Es que EE.UU toma decisiones unilaterales que afectan a Europa. El tan luchado y trabajado plan de paz con Irán de la anterior gestión ejecutiva norteamericana, en la que todos sus suscriptores (entre ellos la UE) se aseguraban un marco legal de comercio y se establecían controles para limitar el plan nuclear iraní a usos pacíficos, fue denunciado por EE.UU a principios de 2018 y estableció penalidades para todos aquellos (entre ellos la UE) que no apoyaran la decisión norteamericana y decidieran seguir manteniendo relaciones comerciales con Irán. Para la UE (que no estaba de acuerdo con interrumpir las relaciones con Irán, aduciendo que los controles de su plan nuclear eran adecuados y no arrojaban señales de alarma) fue un duro golpe, pues las grandes empresas europeas, que tienen vínculos comerciales muy fuertes con EE.UU, debían someterse a las sanciones, en el marco de una conducta unilateral desde todo punto de vista prejuiciosa y que sólo contemplaba la opinión norteamericana. Una cosa es que el congreso norteamericano no apruebe la venta de F-35 a Turquía por la compra de dicho país de misiles antiaéreos rusos, que aunque constituya una intromisión a la autodeterminación turca de adquirir medios defensivos que considere aptos y del proveedor que sea, lo hace amparado en el marco de un tratado o alianza defensiva, del cual Turquía es miembro fundador (OTAN); y otra bien distinta es decirle a Alemania (y a Europa) a quién debe comprarle gas y con quienes puede o no puede comerciar. Por supuesto que éstas actitudes norteamericanas (en el marco de la OTAN y por fuera del mismo) están produciendo una reacción europea y un resquebrajamiento de las relaciones entre ambos “socios”. Europa se ha dado cuenta que el peligro ruso no es tanto, que el verdadero enemigo es mucho más sutil y que se encuentra al doblar la esquina de cualquier ciudad europea. Que cuando Europa debe ir a las fuentes de sus enemigos, no hacen falta Eurofighter o F-35, y que si éstos son necesarios aún, deben responder a necesidades operativas europeas, resultado del desarrollo tecnológico europeo y construidos con mano de obra europea en Europa, para el mundo y con el mundo (FCAS). La UE empieza a cobrar sentido de sí misma, envuelta en medio de una lucha de gigantes que se disputan el mundo. Europa debe elegir si observar esta lucha desde una posición de pasividad, siendo un apéndice norteamericano, o convertirse en un jugador más. Todas las señales indican que Europa está despertando para volver a luchar.

    Respuesta
  • el 17 abril, 2019 a las 11:39
    Permalink

    No soy europeo ni estadounidense, pero me doy cuenta perfectamente la debilidad que tienen. Siguan ambos hipocritamente creyendo coperarse pero saben que solo buscan el bien para sus intereses. El enemigo tambien es inteligente y sabe lo de ustedes. Rusia tambien asi es.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.