El USS Donald Cook se une al grupo de ataque del portaaviones francés en un ejercicio de la OTAN.

El destructor de misiles guiados de la Armada de Estados Unidos, USS Donald Cook, ha entrado a forma parte de la escolta del portaaviones francés Charles de Gaulle en un ejercicio de la OTAN en el mar Mediterráneo, según informó la Armada de Estados Unidos ayer miércoles.

El portaaviones Charles de Gaulle es una de las unidades principales que participan en los ejercicios Dynamic Manta 2021 de la OTAN, en el ejercicio previsto de dos semanas de duración, frente a la costa de Sicilia.

El miércoles, el Grupo de Ataque del portaaviones tomó el mando táctico del USS Donald Cook como “parte de una integración e interoperabilidad entre la Armada estadounidense y la francesa”, según un comunicado de la Armada estadounidense.

En el ejercicio del grupo de ataque, que comenzó el 22 de febrero, también participan buques de las armadas belga y griega.

“La participación de un buque de escolta estadounidense en el grupo de ataque del portaaviones francés ilustra el excelente nivel de cooperación entre nuestras dos armadas, aliadas desde hace mucho tiempo”, declaró el almirante francés Marc Aussedat, comandante del grupo de ataque del portaaviones Charles de Gaulle.

“Francia y Estados Unidos, las únicas naciones que disponen de portaaviones nucleares con catapulta y recuperación, aprovechan cada intercambio para consolidar su interoperabilidad de alto nivel”, comentó Aussedat.

Los simulacros Dynamic Manta de este año están diseñados para mejorar la interoperabilidad y la competencia en materia de guerra antisubmarina y antisuperficie.

En el ejercicio participan submarinos, buques de superficie, patrulleros marítimos y buques de apoyo de Bélgica, Francia, Grecia, Italia, España, Turquía y Estados Unidos.

El USS Donald Cook concluyó en febrero unas maniobras similares, pero de menor tiempo, con socios de la OTAN en el Mar Negro.

Por otra parte, la Sexta Flota de la Armada de Estados Unidos ha realizado esta semana ejercicios cerca de Marruecos con la Armada y las Fuerzas Aéreas marroquíes.

En los ejercicios participaron el Grupo de Ataque del Portaaviones USS Dwight D. Eisenhower, la fragata marroquí Tarnk Beh Ziyad y helicópteros y aviones de combate F-16 y F-5 de la fuerza aérea de Marruecos.

Los ejercicios se concentraron en la guerra de superficie y antisubmarina, la guerra aérea y de ataque y las operaciones de interdicción marítima.

“Ejercicios como el Lighting Handshake mejoran la base de nuestra interoperabilidad y el apoyo continuo a nuestro compromiso a largo plazo con la seguridad en la región”, declaró el contralmirante Scott Robertson, comandante del Carrier Strike Group Two.

Ed Adamczyk

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.